AnálisisPS4Sin categoría

Smelter – Análisis PS4

Cuando la receta lleva picante

A estas alturas, pocas personas desconocen esa frase que parece que muchos han decidido colocar en el altar de la actualidad, y no es otra que la que afirma que absolutamente todo está inventado. Bien es cierto que el debate puede llegar a ser bastante interesante si tenemos en cuenta los impulsos de aquellos artistas que amamos e incluso odiamos, pero lo que no se puede negar es que este mundo, aun siendo más pequeño de lo que parece, es un flujo constante de ideas que a veces sobresalen más que otras por alguna u otra razón.

Este es el caso de un juego como Smelter, un título que se atreve a meter en un mismo saco dos géneros aparentemente incompatibles como lo son las plataformas y la estrategia en tiempo real. ¿Estará el resultado final a la altura de su prometedora premisa? No te pierdas este análisis si quieres saber mi respuesta.

El mapa de Smelter
Tus tropas no vivirán para siempre, gestiona bien tus recursos

Para comprender la unión de dos esquemas jugables completamente diferentes entre sí, será necesario conocer las aspiraciones principales de la historia del propio título, pues esta es, sin duda alguna, el principal nexo de unión entre los dos conceptos; es la razón por la que un proyecto de estas características puede llegar a funcionar.

Nuestro deber será ponernos en el papel de Eva, la cual se verá obligada a sobrevivir y avanzar dentro de un mundo lleno de hostilidad para poder alcanzar a su amado Adán tras haber perdido su jardín del edén. En una de sus desventuras, ella se encuentra con Smelter, una extraña criatura de las Tierras Retumbantes capaz de fusionarse y otorgar poderes al alcance de pocos cuyo objetivo es expandir su imperio y fortalecer su ejército. Es aquí donde nos damos cuenta de que esta mezcla de propuestas surge de la relación entre estos personajes, ambos con objetivos claros pero que nada tienen en común.

Escena de Smelter
El estilo artístico de Smelter refleja con solvencia las dos caras de un universo en el que no falta la diversión

Aunque no estemos ante uno de los argumentos más brillantes de los últimos años, es difícil no sentirse dentro de un universo plagado de muchos personajes excéntricos e impredecibles a los que probablemente no te podrás resistir dada su naturaleza tan enérgica e hilarante, pues la trama de Smelter resulta mayoritariamente agradable gracias a su gran sentido del humor, un recurso que en ningún momento se siente forzado o fuera de lugar.

En definitiva, que estamos ante una historia de cooperación, de pura aventura, donde el jugador irá notando poco a poco cómo las horas pasan a la velocidad de una locomotora y cómo un argumento que no busca ser transgresor de ninguna manera le mantendrá enganchado durante un buen rato.

Es en la jugabilidad donde están prácticamente todas las miradas del público, donde realmente se decide si las intenciones de Smelter terminan dando frutos, y debo decir que el resultado es realmente positivo teniendo en cuenta la respetable dificultad que posee ofrecer la fusión de dos géneros y que el experimento no falle, pues en ambos campos podemos encontrar ciertas mecánicas que captarán la atención tanto de los fans plataformeros como aquellos que prefieren optar por situaciones más estratégicas.

Por una parte, donde controlamos a Eva, nos encontramos con un sistema de niveles que recuerda a clásicos inolvidables como Megaman, un estupendo cóctel de acción clásica casi nostálgica que conserva un control bastante sencillo a los mandos pero con ciertos elementos a tener en cuenta como la posibilidad de desbloquear nuevas habilidades en combate, manejar los elementos para adaptarte a la estructura de las fases y encontrar el mejor camino posible o el famoso poder de smeltear, que servirá para poder manipular varios objetos o enemigos rodeados por una luz de color verde, lo que nos otorgará más puntos de vida. Unos sorprendentes poderes que podremos poner a prueba en ciertas salas secretas en las que tu principal misión será superar la prueba cumpliendo algún requisito en especial, como no ser visto o pasar sin recibir daño.

Smelter
No son pocos los peligros a los que tendremos que hacer frente en esta franja plataformera

Sin mostrar nada demasiado novedoso en este campo, no se puede negar que Smelter es una propuesta equilibrada con ciertos matices que cumple con creces el objetivo de entretener de un modo muy eficaz a todos aquellos usuarios que sufran de la ya asentada fiebre de las plataformas, un término perfectamente aplicable a aquellos que buscan retos no demasiado fáciles y dispongan de un valioso tiempo para entrenar su habilidad. No estamos hablando de una dificultad al nivel del mismísimo infierno, pero sus combates contra jefes y ciertos momentos en los que necesitaremos algo de precisión son suficiente material para morir alguna que otra vez.

Por otra parte, donde controlamos a Smelter nos presentan la ya mencionada propuesta de estrategia en tiempo real, una modalidad que consiste en crear un reinado cada vez más grande y resistente gracias a la posibilidad de colocar y mejorar estructuras, además de aumentar el número de tus tropas para que tus defensas sean efectivas ante las oleadas enemigas. Podemos construir casas para los Zirms, nuestros soldados, santuarios generadores de manzanas que servirán para controlar el hambre de nuestros aliados o cuarteles generales resistentes, entre otras cosas.

Al igual que pasa con las mecánicas mencionadas anteriormente, no vemos nada especialmente rompedor que cambie por completo el futuro de los juegos estratégicos, y en este caso el gameplay no se siente tan frenético como los niveles de acción en dos dimensiones, pero no se necesita mucho más para demostrar que Smelter propone una sugerente combinación que, a pesar de no exprimir lo mejor de ambos géneros, logra crear un híbrido extremadamente divertido y accesible para todos a pesar de sus desafíos.

Su apartado artístico apegado a los 16 bits es una opción muy competente para amantes de la estética retro gracias a su limpio y colorido pixel art, el cual resulta admirable hasta cierto punto cuando descubrimos que ha sido hecho a mano, como en los tiempos más ajetreados de la profesión.

Igual de funcional resulta su apartado técnico, que ofrece una experiencia satisfactoria en general acompañada de una notable banda sonora que capta al vuelo la esencia de un trabajo que, con un poco más de ambición, quizá podría haber saltado directamente junto a los más grandes indies de la industria.

He de admitir que no termino de entender del todo las aspiraciones de un título como Smelter, pues optar por fusionar dos géneros que en un principio no deberían pegar ni con cola se podría considerar un completo acto de valentía.

Sin embargo, no he visto demasiadas ganas de ir más allá, de sacar a relucir una actitud más ambiciosa que en una hipotética realidad podría haber generado una oportunidad de estar a la altura de las ideas más brillantes. En lugar de eso, me he encontrado con un juego con un pixel art muy resultón que parece enfocarse principalmente en ofrecer una experiencia amena y adictiva, tarea que cumple sin duda alguna terminando en un resultado notable.

Smelter

Puntuación final - 8

8

Recomendado

Smelter es una muy llevadera propuesta cargada de un buen sentido del humor que consigue mezclar dos géneros muy distintos pero sin exprimir lo mejor de cada uno. A pesar de ello, la diversión está asegurada.

User Rating: Be the first one !

Antonio Marchena

Jugando a videojuegos desde que tengo uso de memoria. Un fontanero y un marsupial me enseñaron el camino a seguir.
Apoya el contenido de NaviGames con tus compras en Amazon
Botón volver arriba
X