Hardware

Razer Wolverine Ultimate – Análisis

El mejor arma para los jugadores profesionales

Cuando uno sale del ámbito hogareño y se lanza al juego competitivo, la mayor herramienta de trabajo es el mando. Cómo responde, sus comodidades, o incluso las opciones que brindan al jugador son esenciales, y Razer lo sabe perfectamente, por eso lanzó su control más profesional, el Razer Wolverine Ultimate, enfocado al juego más competitivo.

Hoy os traemos el análisis de uno de los mandos más completos para Xbox One y PC, un lujo de herramienta que todos aquellos jugadores más exigentes necesitarán en sus competiciones.

A continuación os dejamos los detalles facilitados por el fabricante, donde podemos ver la ya mencionaba compatibilidad con Xbox One y PC, y detalles como la cantidad de botones adicionales que posee, además del contenido que encontraremos en la caja, como los sticks y crucetas intercambiables o una funda de transporte, la cual os aseguramos que tiene una gran calidad.

Dicha funda, perfecta para que podamos transportar el mando a cualquier tipo de viaje y competición, ya que insistimos, es un mando con un claro enfoque competitivo, trae además pequeños soportes para los diferentes sticks y cruceta intercambiables con agarre magnético, el cual resulta comodísimo y más seguro de lo que cabría esperar, por lo que no hay peligro alguno de que se desprendan de forma inintencionada.

El mando trae los sticks clásicos, cóncavos para que el dedo pueda agarrarse y el movimiento sea más certero, pero hay otras posibilidades. Tenemos un stick de punta convexa, el cual tiene un enfoque hacia los juegos de lucha por su facilidad para realizar movimientos más ligeros y un stick cóncavo de mayor altura para dotarnos de un mayor recorrido, muy conveniente para shooters o juegos donde la precisión sea esencial.

La principal pega de esto es que solo encontramos uno de cada tipo, por lo que debemos elegir si lo deseamos para el movimiento del personaje o la cámara. No es, en principio, un gran fallo, pero sí que hubiese estado bien contar con un par de cada uno. Además, tenemos dos crucetas, la clásica que forma una pieza completa, y una optativa la cual se divide en cuatro botones de dirección individuales, más precisa en mi opinión.

La funda de viaje es de una calidad excepcional, para que nuestro periférico viaje en las mejores condiciones.

También podemos encontrar un cable de fibra trenzada de una longitud de 3 metros con una calidad excepcional y una conexión Mini USB, esencial para hacer uso del mando ya que no ha posibilidad de que se use de manera inalámbrica. A pesar de que esto pueda parecer algo negativo, hay que recordar que es un mando profesional, y por lo tanto, debe ser tan preciso como sea posible. El cable, de una longitud más que aceptable, reduce la latencia que podría producir cualquier otra conexión. Es por ello que creemos que es la mejor opción, a pesar de que no sea la más cómoda para todos los jugadores.

Una de las grandes contras de este cable es que el encabezado del conector presenta unas muecas que encajan a la perfección en la conexión del mando, lo cual imposibilita que en caso de pérdida o rotura pueda ser sustituido por cualquier Mini USB. Un error que, por desgracia, conserva desde su última versión.

Entrando en los detalles que rodean al mando, nos encontramos en un primer vistazo un diseño bastante común, con algunos añadidos. En su parte frontal es casi idéntico a un mundo de Xbox One de color negro, aunque adornado con el logo de Razer entre los botones centrales que pasa bastante desapercibido, aunque tiene un efecto cromado que brilla a contraluz.

El mando, que posee la licencia oficial de Microsoft, tiene una banda de color que perfila la chapa donde se encuentra el botón Xbox. Hace uso de la tecnología Razer Chroma, que posee algunos efectos predefinidos: Reactivo, Rotación de espectro, Estático y Onda, como también la posibilidad de crear nuestra propia paleta con la sorprendente cantidad de 18,6 millones de colores. Casi nada.

Como comentamos antes, los sticks y la cruceta poseen un enganche imantado que hace sencillísimo intercambiarlos para adaptarnos a esta situación. Solo tenemos que tirar suavemente y saldrá sin una gran resistencia. Pero tranquilos, que no salten las alarmas, ya que quedan perfectamente ajustados y no existe peligro alguno de que caigan. En todas las horas de juego que hemos podido dedicar, en ningún momento ha existido problema alguno en este sentido, ni en los juegos más pausados, ni en otros que requieren movimientos más violentos de los sticks.

También destacamos la sensación que producen los botones mecánicos ABXY con tecnología hyperesponse, con ese placentero «click» que produce al pulsarlo, una auténtica maravilla y un acabado fantástico. A esto también se une el pad inferior que encontramos entre las sujeciones, destinado a la comunicación con el equipo, y además, al cambio de perfiles, en el cual entraremos más adelante.

Posee un total de cuatro botones, dos de ellos destinados a la redistribución de los botones opcionales y cambio entre perfiles, y otros dos para mutear nuestro micrófono o altavoz. Además, cuenta con una conexión de audio de 3.5 mm.

En la parte inferior nos encontramos los agarres texturizados que impiden el deslizamiento, afianzando un agarrado firme. Además, encontraremos los 6 botones multifunciones, cuatro en el dorso, a modo de gatillos, y dos en la parte superior, entre los botones RB y LB, los cuales son perfectamente alcanzables para hacer uso de macros o acciones que nos faciliten las combinaciones en cualquier tipo de juego. Todos los botones, tanto opcionales, como los oficiales, incluyendo los gatillos, tienen un acabado metálico de gran calidad.

Además, en la parte trasera hay dos pequeñas pestañas que podemos desplazar para poner un tope a los gatillos, reduciendo la pulsación en un 20% para que su respuesta sea mucho más rápida, reduciendo así el tiempo de pulsación para un modo de fuego rápido, un gran compañero en los shooters.

Todo esto hace del Razer Wolverine Ultimate uno de los mejores mandos del mercado, y un producto esencial para cualquier jugador profesional.

Para hacer el máximo uso de nuestro mando profesional, debemos contar con el software gratuito Razer Synapse, que estará disponible tanto para Xbox One, como para PC a través de la store de Microsoft. Desde allí podremos crear diferentes perfiles de juego configurando no solo los botones adicionales, si no eligiendo el patrón de color de la tira luminosa, o la sensibilidad de los sticks.

El software Razer Synapse resulta muy intuitivo, y a través de él podemos realizar las configuraciones necesarias, e incluso guardar diferentes perfiles para adaptarnos a cualquier juego.

Resulta muy cómodo de usar, y no tiene pérdida para ningún tipo de jugador. Pudiendo guardar un número ilimitado de perfiles entre los que podemos cambiar a través de un botón del mando, o incluso realizar nuevas mapeaciones en pleno juego.

Podemos elegir un efecto predefinido, pudiendo cambiar algunos comportamientos de la iluminación, o elegir un nuevo patrón de colores.

Y para aquellos amantes de los colores, podemos elegir diferentes comportamientos del patrón de luces, optando por los predefinidos, donde destacan el de Onda, o el Reactivo, que como su propio nombre indica reacciona al juego.

Allí podemos elegir la intensidad de la luz, o el comportamiento, por ejemplo, en la foto podemos ver cómo podemos seleccionar la dirección de la onda. Cada uno de los efectos tiene su propia configuración, y si ninguno nos convence, podemos crear nuestro propio patrón con la friolera de 18,6 millones de colores.

El Razer Wolverine Ultimate tiene un precio recomendado de 179,99 €, el cual no se adapta a todos los bolsillos, pero tampoco estamos hablando de un mando de uso común. El control está pensado para los profesionales, y por lo tanto, la calidad exige un precio más elevado. Aquellos jugadores de a pie probablemente no terminen de aprovechar todas sus virtudes, pero os aseguramos que para los jugadores profesionales será una herramienta indispensable para los torneos en los que participen.

Con errores muy leves, quizás el más remarcable sea el poseer un cable Mini USB exclusivo, Razer ha lanzado un control que supera al Mando de Élite de Xbox One, volviéndose la mejor optativa de todas. Un mando que se adapta a cualquier competición, y con muchas posibilidades para que ningún género nos frene, con un diseño bastante clásico con unos acabados mecánicos y metálicos que lo hacen una auténtica delicia. El arma que todo jugador profesional debería llevar a la batalla.

Razer Wolverine Ultimate

Diseño
Rendimiento
Calidad/Precio

El mejor mando del mercado para Xbox One y PC, diseñado para un juego más competitivo que se adapta perfectamente a cualquier género. Pensado para jugadores profesionales que saquen su máximo rendimiento.

User Rating: 5 ( 1 votes)

Enrique Gil

Amante de las buenas historias, de aquellas que te despiertan sentimientos que solo un buen videojuego consigue. Un eterno fan de juegos como Dark Souls, la saga The Witcher y de los juegos de TEAM ICO, en especial, Shadow Of The Colossus.
Apoya el contenido de NaviGames con tus compras en Amazon
Botón volver arriba
X