Análisis HardwareHardware

Analizamos el Razer Huntsman V2 Analog

Un teclado para conquistarlos a todos

Nuestra mesa de análisis de hardware vuelve a recibir un periférico de Razer, a la que como siempre agradecemos la cesión de sus dispositivos para someterlos a review. En esta ocasión estamos ante uno de los pesos pesados de la marca y de la escena gaming, el teclado Razer Huntsman V2 Analog. Un producto de gama alta preparado para saciar a los usuarios más exigentes.

Como aperitivo comentar que Razer ha dejado claro cuál es su objetivo con el Huntsman más avanzado: prestaciones profesionales y un diseño radiante para conquistar el segmento gamer. Si estás pensando en comprar un teclado top, este análisis te interesará.

Tratándose de Razer, y de uno de sus productos estrella, es fácil predecir con el nivel del formato que nos vamos a encontrar. El Huntsman V2 Analog viene en la habitual caja marca de la casa, compuesta por cartón de gran calidad y superficie plástica, cuyo diseño frontal combina fondo negro, con bordes verdes y la imagen del teclado. Resaltan en esta cara sus switches, el sistema de pulsación y el reposamanos de piel con ajuste imantado.

En la parte posterior encontramos otro perfil del teclado, con información más extendida sobre los citados switches ópticos, en la que muestran el funcionamiento de la pulsación en dos niveles dependiendo de la fuerza que ejerzamos. Razer deja claro que el arma principal del Huntsman V2 Analog es su mecanismo, y más adelante comprobaremos que no se equivocan. También aparecen otras características importantes como la iluminación Chroma, el USB 3.0 o las teclas de acceso multimedia.

Una vez abierta la caja, nos encontramos con una presentación de gran calidad y medida al milímetro. El teclado viene protegido por una carcasa de plástico, que además aloja el adaptador USB en su esquina superior derecha. Está ajustado sobre una plataforma de gomaespuma dura y de tacto suave,  que incorpora por debajo el hueco para el reposamanos. En la parte superior, se encuentra el cable de conexión separado por un cartón para evitar desplazamientos.

La presentación la completa un sobre con las instrucciones, folleto de garantía y pegatinas con las que siempre nos encontramos en los periféricos de la marca. Un conjunto sobrio y que transmite mimo y buen hacer desde el primer instante.

A continuación os muestro el conjunto de especificaciones técnicas publicadas por Razer en la ficha oficial del teclado.

Destacan los ya mencionados switches ópticos y las teclas PBT de doble inyección, con propiedades como el anti-ghosting, una tasa de sondeo de 1000 Hz y una vida útil estimada en 100 millones de pulsaciones. Otras características que se mencionan en la en la propia caja son el USB-C, la iluminación Chroma y el reposamuñecas de piel sintética, y junto a ellas algunas de importancia como el cable de fibra trenzada, las macros programables o el dial digital multifunción.

Unas características acordes a un producto de precio elevado, que compite en la gama más alta y cuyo target son los jugadores que buscan apurar al máximo el rendimiento.

El Razer Huntsman V2 Analog es un teclado con formato estándar, que incluye teclado numérico y controles multimedia específicos. Sus dimensiones son 45 x 14 x 4.5 cm, a lo que habría que añadir la extensión del reposamuñecas en caso de utilizarlo. Posee una estructura de aluminio y una construcción solida, con un peso de 1.2 Kg que le otorga bastante aplomo. Esto, sumado a los apoyos de goma, consigue una perfecta estabilidad en cualquier situación.

Para mejorar su ergonomía contamos con dos elementos fundamentales. Por un lado los soportes plegables que permiten una regulación en dos ángulos, y por otro el ya comentado reposamuñecas, que está recubierto de polipiel acolchada, con un tacto realmente agradable, y que se conecta mediante un sistema imantado que agiliza el proceso y facilita su acople e higiene. Aunque su valoración entraría en la experiencia de uso, aprovecho para decir que aporta un gran nivel de confort, adaptándose a la perfección a cualquier postura de manos. Y respecto al posible deterioro de la piel sintética con el paso del tiempo, el uso y factores como el sudor, el tiempo de prueba no me ha permitido indagar, pero tras muchas horas continuadas no he visto el más mínimo signo de desgaste.

Por su parte las están fabricadas con PBT de doble inyección, que nos garantiza un mejor tacto y resistencia al desgaste por uso intensivo. Todas pueden ser extraídas con un sencillo movimiento, lo que nos permitirá realizar limpiezas periódicas o sustituir alguna en caso de ser necesario.

La conexión es uno de los principales factores a tener en el cuenta en el diseño de este Huntsman V2. Está basado en un cable mallado, de aparente calidad y resistencia, que incluye conexión doble. Uno de los extremos se encarga propiamente de la conexión al PC y alimentación del sistema Chroma, mediante un conector USB-C al que se puede añadir un adaptador USB-A que se incluye en el conjunto. El otro extremo sirve para alimentar la salida USB 3.0 que se encuentra en el lateral izquierdo del teclado, y que nos permitirá conectar un ratón o cualquier otro dispositivo que situemos sobre el escritorio.

Entramos de lleno en la experiencia del día a día con el Razer Huntsman V2 Analog. Para evaluar sus capacidades he llevado a cabo todo tipo de tareas, centrándome principalmente en los videojuegos. Entre otros Counter-Strike: Global Offensive, Battlefield V, Rust, Star Wars: Battlefront II o GTA V, principalmente shooters que requieren de diferentes grados de precisión y control de las pulsaciones.

La principal virtud del teclado radica sin duda en sus switches ópticos analógicos, que como ya he comentado anteriormente incorporan un mecanismo de pulsación en dos niveles. Con ello obtenemos un efecto progresivo del movimiento, al más puro estilo del eje de un joystick. ¿Y esto para qué nos sirve? Pues para realizar desplazamientos más precisos y movimientos lentos, sin necesidad de repetir pulsaciones cortas que a veces nos llevan a errores de medición.

Esto supone una importante ventaja respecto al sistema tradicional, en el que cualquier nivel de accionamiento registra una única pulsación. Y cuando se trata de juegos en los que hay que moverse con cautela, el sistema que ofrece Razer se convierte en un valioso aliado al permitirnos alternar entre caminar o correr dependiendo de la intensidad de la pulsación. Mismo ejemplo tendríamos con los giros en situaciones de conducción, permitiendo un control mucho más preciso de los vehículos.

Y si estáis pensando que esto podría suponer un lastre cuando buscamos la mayor velocidad posible en las pulsaciones, olvidáos. A través del software Synapse podremos configurar el comportamiento de las teclas que deseemos para un funcionamiento analógico y progresivo, con niveles diferenciados entre los 1,5 y los 3,6 mm de profundidad en la pulsación.

A todo ello, le tenemos que añadir la tecnología que ya hemos visto en otros teclados de la marca y en el segmento de gama alta, como el anti-ghosting y el ultrapolling, que nos permitirá realizar pulsaciones múltiples sin perder ningún registro, y con un input-lag inferior a 1 ms.

Si salimos del campo de los videojuegos, el Razer Huntsman V2 Analog mantiene el tipo ante cualquier cometido. He pasado largas horas tecleando, escribiendo en foros o redactando este y otros artículos, y su comodidad y calidad de pulsaciones amenizan cualquier tarea repetitiva. Como buen teclado mecánico mantiene intacta su sonoridad «clicky», aunque el característico ruido se ha suavizado respecto a otros modelos. Algo que personalmente agradezco a la hora de realizar captación de audio en streamings o grabación de gameplays.

Puedo decir que decir que el funcionamiento de los nuevos switches de Razer me ha entusiasmado. Inicialmente puede requerir dedicarle tiempo para encontrar una regulación que se adapte bien a lo que necesitamos. Pero una vez que encontramos el punto exacto, no querremos volver a un sistema estándar.

Razer tiene en Synapse al mejor aliado de todos sus dispositivos, y en el caso del Huntsman v2 Analog, cobra especial relevancia. Desde el software podremos configurar el comportamiento analógico de cada tecla, asignando funciones indiviuales cual gamepad, y creando macros para acciones compuestas. Todo ello con un soporte de hasta 5 perfiles diferentes, que podremos alternar dependiendo del juego o la tarea que estemos llevando a cabo.

 

De igual manera y como es habitual, desde Synapse controlaremos también todas las opciones de iluminación. El sistema Razer Chroma es seña de identidad de la marca, y nos permitirá desde crear un espectáculo de colores para los momentos más movidos, hasta adaptar los tonos y el nivel a situaciones más relajadas. Tal y como he comentado respecto a las pulsaciones, podremos configurar la iluminación y sus efectos de manera individual, tecla a tecla, para crear patrones a nuestro gusto.

Si sois de las personas que se vuelven locas personalizando configuraciones, y adaptando los periféricos a vuestra propia personalidad, con Razer Synapse disfrutaréis como niños chicos. Por supuesto todos los perfiles y configuraciones estarán almacenados en la nube, y en caso de que conectemos nuestro teclado en otro PC, podremos acceder a nuestro setup haciendo login con nuestra la de Razer.

No me cabe duda que el Razer Huntsman V2 Analog es el mejor teclado que ha pasado por mis manos hasta la fecha. Y después de varios años analizando hardware, y toda una vida jugando en PC, os garantizo que he probado muchos. Su mecanismo de pulsaciones, el tacto, la comodidad y la precisión que nos ofrece, lo convierten en un producto exquisito.

Todo ello rematado con una construcción sólida y de calidad, con unas líneas y una iluminación que encaja en cualquier perfil de setup. No puedo citar quejas porque francamente la experiencia ha sido redonda, pero entiendo que para muchos usuarios el precio podría suponer un inconveniente. Con un coste oficial de 269.99 euros, no es un producto al alcance de todos los bolsillos. Pero su tecnología es innovadora, y marca un antes y un después en la interacción y el control. Si tu presupuesto lo permite, difícilmente vas a encontrar una alternativa mejor.

Por todo ello, desde la mesa de análisis de hardware de NaviGames, otorgamos al Razer Huntsman V2 Analog los siguientes sellos de producto recomendado:

Sello Rendimiento
Sello Calidad-Precio
Sello Diseño

Y por haber alcanzado un nivel sobresaliente, tenemos el honor de otorgarle nuestro sello más exclusivo a la excelencia:

Sello Excelencia

GranKhan

Apasionado del mundo de los vídeojuegos, y en general de todo lo que lo rodea. Jugador desde que pude sostener un mando. Colaborador del NaviPodcast. Hago streamings en el canal de Twitch /GranKhan, y dirijo el canal de YouTube "DominiosDeGranKhan".
Apoya el contenido de NaviGames con tus compras en Amazon
Botón volver arriba
X