Avances

Primeras impresiones de Captain of Industry

Gestión, automatización y mucho, pero que mucho más

Probablemente fué el mítico y aclamado Factorio el título que dió el pistoletazo de salida a los juegos de automatización, un género en el que, normalmente, tenemos que construir un enorme complejo industrial capaz de producir todo tipo de materiales de manera óptima y totalmente automática.

Y de hecho, este Factorio, junto con Satisfactory, son actualmente los reyes indiscutibles del género, siendo perseguidos por otros grandes como Dyson Sphere Program. Pero ahora les ha salido un duro competidor, un juego que, de terminar el early-access que aquí comentaremos en condiciones, es perfectamente capaz de llegar al top 3 y eclipsar a un montón de juegos pertenecientes a un género que, de por sí, está plagado de juegazos. Estamos hablando de Captain of Industry, desarrollado por el pequeño estudio MaFi Games.

Comenzaremos siendo el capitán de un barco que llega a una isla, y vamos bien cargados de tripulación dispuesta a ponerse a currar en lo que será nuestro imperio industrial. Nuestra tarea será colonizar el lugar y construir una cadena de montaje brutal capaz de abastecer todas nuestras necesidades.

Tardaremos poco en darnos cuenta de la cantidad de cosas a las que hay que hacer frente. En primer lugar tenemos que gestionar nuestra población de trabajadores, suministrandoles agua, alimentos, recogida de basuras y mucho más. A mejores condiciones más trabajadores tendremos, y más rápido avanzará nuestra industria.

Despues está como no, la parte industral, hay que construir un enorme complejo de maquinas en la isla y el espacio no es precisamente grande. Así que optimizar el espacio, así como demoler y volver a construir con más cabeza va a ser tarea fundamental en el juego.

Y también tenemos un componente de exploración, ya que será fundamental descubrir nuevos asentamientos para comerciar con ellos los recursos que nos falten, ya que de hecho, las materias primas de nuestra primera isla no son infinitas. Y esto tampoco será una tarea fácil, ya que de camino podemos hasta encontrarnos con barcos pirata enemigos dispuestos a dar guerra.

Los cultivos ocupan muchísimo espacio, pero serán fundamentales para que nuestros trabajadores sobrevivan. Colócalos con sabiduría o pagarás las consecuencias.

En Captain of Industry hay de todo. Tenemos combate, gestión, construcción, automatización y estrategia, podríamos decir eso de «El que mucho abarca, poco aprieta», pero no es para nada el caso de este juego.

Captain of Industry, al menos por ahora, ofrece pequeñas dosis de cada cosa en su justa medida, sin hacerse pesado y sin quedarse corto en todas sus mecánicas. Quizás la parte de la exploración con nuestro barco, y combate es la que he visto más floja, y es que por ahora parece tratarse de batallas navales donde se tiende a ganar por ir mejor equipado, quedando la estratégia en un segundo plano. Detalle que sin duda corregirán en futuras versiones.

La exploración que por otro lado, es la que nos lleva a ese combate, consiste en mandar el barco a diferentes puntos del mapa, esperando encontrar algo útil. ¿Vamos mal de combustible? Bueno, pues igual damos con una estación petrolífera abandonada que podemos reparar, y utilizar sus recursos tanto para nuestra base como para comerciar con el excedente.

El mapa del mundo… Si exploramos una «?» nos llevará a otras «?» y así sucesivamente. Posiblemente encontraremos enemigos de camino.

De todas formas, como eje central del juego tenemos la gestión de los trabajadores, sencilla, pero fundamental, y en niveles de dificultad altos supondrá un problema ya que perderlos a todos significa perder la partida, y tener que empezar de cero o retomar a los miles de puntos de guardado anteriores.

En esencia, tendremos que hacernos cargo de proporcionarles todo lo necesario para vivir y tenerlos contentos. No solo de darles comida y agua va la cosa, ya que también se largarán si, por ejemplo, están muy afectados por la contaminación (algo que en una isla plagada de máquinas industriales es lo más normal). Con lo que no nos podemos permitir el lujo de colocar las viviendas donde nos de la gana, hay que pensar y planificar las cosas con cuidado.

Aquí también entra en juego la industria. Algunas de las máquinas necesitarán colocarse en lugares específicos para obtener materias primas, y despues deben engancharse a otras máquinas mediante tuberías, conductos o cintas transportadoras. Y aquí el problema logístico es doble, primero lidiar con el spaguetti de tuberias, cintas y demás que se va a formar, y segundo (pero mucho peor) es que tambien podemos cortarle el paso a nuestros camiones y excavadoras.

Poniendo el barco a punto para hacer frente a los piratas. El juego permite un nivel de personalización básico, pero efectivo, de cara al combate.

Estos vehículos son los que transportan materiales de un sitio a otro, y también será fundamental gestionar su producción, mantenimiento y combustible. Además nos proporcionan uno de los puntos clave del juego: La terraformación.

Tendremos la posibilidad de establecer zonas de minería y extraer minerales para dárselos de comer a nuestras máquinas, abrir un hueco entre una montaña que nos estorba para poder pasar o incluso deforestar zonas enteras de árboles. Todas estas acciones modifican el terreno (de una forma muy vistosa, por cierto) y nos abren nuevas posibilidades, como por ejemplo, utlizar una mina vacía como vertedero.

Hasta aquí estareis pensando ¡Menudo follón de juego! Bueno, y eso sin tener en cuenta la brutalidad de tecnologías que podemos investigar o los cientos de miles de materiales que se pueden fabricar, pero Captain of Industry, más que ser un follón es un juego exigente.

Se trata de un título que requiere mucha práctica y conocimiento para sacarle todo el jugo. Hay que estar muchas horas frente a la pantalla para aprender todos los conceptos y mecánicas así como la mejor forma de colocar las cosas o modificar el terreno.

Algunas de estas tareas se dificultan algo más debido a una interfaz de usuario algo confusa y unos tutoriales que no especifican todo al completo. De hecho, estos tutoriales nos vienen en forma de «correos» dentro de la partida, y no de una campaña de tutorial en si misma, cosa que le hace bastante falta. De todas formas, los desarrolladores han pensado en el público ajeno a este tipo de juegos, y han implementado una gran cantidad de opciones para adaptar la dificultad a todos los jugadores.

Las excavadoras se praparan para reventar todo el mineral de hierro que encuentren a su paso. He encontrado la gestión de la minería como uno de los principales puntos a mejorar.

Captain of Industry ofrece muchísimo ya en un estado de early-access, y es imposible imaginar a lo que podrá llegar este juego cuando esté terminado.  Además es un título que, en Steam, tiene la puerta abierta a una posible integración con Steam Work Shop y así aumentar mucho más su contenido y posiblidades.

Está aún verde en algunos aspectos, si. Por ejemplo, gestionar las zonas de minería es un dolor de cabeza hasta cogerle bien el truco, o la interfaz de usuario, que tanto su visualización como los mensajes que proporciona, son en ocasiones bastante confusos.

Creo que es un juego recomendable sobre todo a expertos del género, pero que también servirá como entrada a los nuevos si configuran adecuadamente la dificultad.

En conclusión: ¡Un juegazo! Y desde aquí seguiremos atentos a su evolución hasta la versión 1.0.

Nukem

Ingeniero informático, en el mundo de los videojuegos desde que cogí la escopeta de doble cañón en DooM 2 y muy fan de los First Person Shooter clásicos. System Shock 2 es el mejor juego de la historia.
Apoya el contenido de NaviGames con tus compras en Amazon
Botón volver arriba
X