Avances

Los primeros días en Core Keeper

Terraria underground

Por fin ha acabado la oleada de juegos AA y AAA que llevaba saturando el mercado los últimos meses. No me entendáis mal, adoro que haya juegos nuevos, pero también ha sido increíblemente agobiante. Con solo echar un ojo a nuestros últimos resúmenes semanales se ve cuánto trabajo ha habido recientemente. Por suerte después de toda tormenta viene la calma o, en este caso, los indies. Un amigo enseñó hace unos días el trailer de Core Keeper, un simpático juego al estilo Terraria que iba a publicarse en early access, y me pareció la oportunidad perfecta para desconectar un poco del resto de juegos.

Pugstorm es una pequeña desarrolladora de Suecia creada en 2016. Con tan solo cuatro miembros, este joven equipo ya ha creado dos videojuegos, siendo el más reciente Core Keeper. Cuesta creer que una compañía tan reciente y pequeña haya decidido implicarse en hacer un juego que comparta mercado con Terraria, uno de los indie más reconocidos y con una cantidad de contenido increíble. El género del survival/rpg es difícil de hacer bien, aunque Core Keeper apunta a ser uno de los pocos éxitos en los próximos años.

Lo primero será crear un personaje. Además de unas opciones de customización estética, también podremos elegir la profesión inicial de nuestro avatar. Esto implica con que equipamiento inicial aparecerá, además de contar con algunos puntos de habilidad extra en la rama perteneciente al oficio. No llega a ser nada muy rebuscado, pero es lo suficiente para que, cuando juguemos con amigos, cada uno vaya asignándose un rol y contar con que hará falta una vez empecemos a jugar.

La historia dentro de Core Keeper se limita esencialmente a una pequeña cinemática para introducir el contexto del juego. Somos exploradores que, tras encontrar un misterioso artefacto, nos vemos teletransportados a un mundo subterráneo con unas extrañas estructuras sin energía. Nuestro objetivo queda claro: Saber para qué sirven estos monumentos y, ante todo, sobrevivir.

Una vez finalizada esta introducción, toca empezar la recolección de recursos. Esto sigue la rutina de cualquier juego del género: Conseguir madera, construir los elementos básicos como una mesa de crafteo y herramientas de baja calidad y empezar a explorar los alrededores.

Captura Core Keeper edición personaje
El editor de personajes es sencillo, pero eficaz

El mundo de Core Keeper esta dividido en biomas, que normalmente se encuentran separados por un foso o una superficie de agua para indicarnos que más adelante nos espera algo más complicado. Aunque no existe de momento una gran variedad de lugares, si que están lo suficientemente diferenciados para que se tenga que buscar en cada uno de ellos algo en específico, además de contar con diferentes jefes.

Sí, en Core Keeper existen las peleas contra jefes. Es por esto, y por su estética pixel art, que el juego de Pugstorm bebe mucho del concepto de Terraria. Más que estar frente a un juego de supervivencia puro, estamos más ante un híbrido entre eso y un RPG de acción.

El combate toma una relevancia muy importante en nuestra rutina. Las cuevas están infectadas por todos lados de diferentes monstruos: Desde limos y gusanos hasta peligrosos goblins que lanzan fuego. Aunque seguimos hablando de un early access y su variedad no es enorme, sigue siendo un buen desafío que nos hará pensar dos veces si merece explorar ciertas zonas y correr el peligro de que nuestro cadáver decore los estrechos pasillos de la cueva.

Las peleas contra jefes ponen a prueba nuestros reflejos y equipamiento. Cada uno cuenta con una gimmick diferente y con actualmente más de 5 en su disposición, tendremos un desafío al que apuntar tanto a corto plazo como a largo. Además, el uso de diferentes armas, trampas y estrategias hacen que no vayas a estos enfrentamientos de cabeza, sino que sea necesario pensar antes un plan y prepares la zona de alrededor a conciencia.

Captura Core Keeper batalla contra jefes
Los jefes son únicos y cada uno sigue una estrategia y patrón, convirtiéndose en interesantes desafíos

Por último, Core Keeper cuenta con un sistema de equipamientos y accesorios. La armadura y accesorios tienen diferentes conjuntos, que darán beneficios centrados en una clase u otra. Quizás una armadura aumenta nuestra evasión o dos anillos juntos nos proporcionan una mejora a la hora de minar. Aunque las opciones siguen siendo algo limitadas por el estado actual del juego, sigue siendo un sistema con potencial y que da pie a una gran customización.

Si hacéis menoría recordaréis que he mencionado algo relacionado con puntos y habilidades dentro de la jugabilidad de Core Keeper a la hora de hacer un personaje. No es que se me haya olvidado comentarlo más a fondo, sino que soy un maestro del foreshadowing al nivel del mismísimo Oda.

Volviendo al tema, este apartado es uno de los más característicos dentro de las mecánicas del juego. Cada acción esta relacionada con una rama de habilidades, como la minería, la pesca, el combate cuerpo a cuerpo o a distancia, la cocina, la agricultura… Cuando realicemos una de estas acciones, conseguiremos experiencia en este campo. Al subir 5 niveles en una categoría, podremos subir un punto perteneciente a esta rama en un sencillísimo árbol de habilidades.

Core Keeper captura equipamiento
Nuestras herramientas, armadura y accesorios definirán en gran medida nuestras capacidades

Y si, esta función cae un poco en la numeritis y aparenta ser uno de esos árboles de habilidades añadidos sin más. Pero lo que parecía que iba a ser un añadido sin importancia ha sido al final el factor que ha hecho que mis amigos y yo nos coordinemos a la hora de repartir las tareas. Los bonos terminan acumulándose y notándose tanto. Puedes obtener recursos adicionales, minar más rápido, aguantar más peleando, etc. Todo esto ha provocado que al final dejemos que cada uno se ocupara en su especializando para poder maximizar la eficacia de todo.

Quizás el límite de nivel se sienta algo pequeño y que, a partir de cierto punto, se avanza demasiado lento. Aún así, sigue siendo un apartado novedoso dentro del género y que hace sentir una verdadera sensación de progreso a largo plazo.

¿Tiene que ser un juego bonito? Pues a ser posible, sí ¿Tiene que ser un juego en el que se plantea que el jugador pase decenas de horas mirando a unos píxeles bonito y claro de ver? Definitivamente. Y es algo que el equipo de Pugstorm ha tenido en cuenta a la hora de definir su estilo.

El problema de los juegos pixel art es que sus pantallas pueden sentirse muy saturadas rápidamente. Es por eso que el sencillo estilo de Core Keeper esta pensado para evitar esto. Todo se diferencia fácilmente y no cansa demasiado la vista.

Además, esto viene acompañado de que también es un pixel art bonito y llamativo. Es un juego que entra por los ojos, pero que sabe no saturar al jugador para mantenerlo atento.

Captura del gameplay y la decoración
Construir tu base y vivienda siguen siendo uno de esos placeres a largo plazo dentro del juego

Aunque el apartado sonoro tiene parte del merito. El diseño de sonidos esta muy logrado y romper bloques o derrotar enemigos produce un ruido que, de forma completamente empírica, genera serotonina de forma instantánea en el cerebro. Su único punto débil en este apartado es la banda sonora, que se siente limitada al usar una sola canción por bioma que termina siendo muy repetitiva a la larga.

¿Falta contenido en Core Keeper? Sí, por algo esta en early access ¿Lo hace eso menos disfrutable? No, porque sigue siendo muy divertido, en especial en compañía.

Normalmente un early access tiene sus ideas principales implementadas, pero suele faltar tanto contenido que se siente vacío al poco tiempo de jugar. Esto no ocurre con Core Keeper, que podría pasar por un juego completo si no fuera porque al recordar que esta en este estado de desarrollo, eres consciente de que estas ideas evolucionarán en un futuro.

Por eso, si os llama la atención y queréis pasar un buen rato con amigos, comprad ahora Core Keeper en su precio de early access es una compra muy recomendada. Eso sí, de momento solo esta disponible en inglés, aunque no haga falta mucho nivel para comprenderlo. Solo queda ver adonde evolucionará, pudiendo convertirse en uno de los reyes del género si sigue por el mismo camino.

Regas

Educador infantil, redactor de videojuegos, estudiante de pedagogía, speedrunner amateur y Dungeon Master vocacional. Luego me pregunto por qué apenas duermo.
Apoya el contenido de NaviGames con tus compras en Amazon
Botón volver arriba
X