Artículos

Scarlet Nexus: Una obra tan sorprendente como ambiciosa


Una obra tan sorprendente como ambiciosa

Me gusta pensar que, a pesar de la enorme cantidad de juegos que probamos a lo largo del año, no adormecemos esa bonita capacidad de sorprendernos. Siempre puede haber alguna obra que, de alguna forma, te agite o te ofrezca algo que no esperabas encontrar en ella, convirtiéndola en algo muy especial. Y Scarlet Nexus ha sido una GRAN sorpresa.

Soy un enamorado del manga y el anime, por lo que casi cualquier juego con estético anime cuenta con mi curiosidad. Viendo los primeros anuncios de Scarlet Nexus me llamaba la atención, más allá de la premisa inicial, la personalidad y el estilo que derrochaba. Características que, tras haber completado la ruta de Yuito en el juego, se quedan cortas para reflejar el enorme trabajo que se ha realizado con este videojuego.

Y es que Scarlet Nexus es un más que justificado candidato, no solo a sleeper del año, sino también a GOTY en según qué quinielas. No tuvimos ocasión de analizarlo en su momento, pero no queríamos dejar pasar la ocasión de recomendar este estupendo título.

Scarlet Nexus es un Action RPG en el que avanzaremos por su historia de forma más o menos lineal, aunque con posibilidad de realizar pequeñas misiones secundarias por el camino. Hay dos partes muy diferenciadas en Scarlet Nexus: sus secciones de acción y las de conversación con el resto de protagonistas, donde la obra adquiere un inusual tono de visual novel; resulta bastante parecido a lo visto en la saga Persona. Aunque aquí también se acaba cayendo en el utilitarismo de las relaciones con el resto del equipo para mejorar nuestras posibilidades en el combate, Scarlet Nexus sabe hacer trascendentes dichas relaciones gracias a una excelente unión entre su narración y su jugabilidad. Esta enorme sensación de coherencia y cohesión que transmite este título es su mayor virtud.

La historia de Scarlet Nexus se centra en las figuras de Yuito y Kasane, dos jóvenes reclutas de la FSA, la organización encargada de proteger a los ciudadanos de unas terribles criaturas devora-cerebros llamadas Alter. Bajo esta premisa de shonen se esconde una historia de ciencia ficción mucho más compleja y oscura de lo que pudiera parecer, en gran parte gracias al extremo mimo y detalle con el que se han creado su mundo y mitología.

La sociedad futurista de Scarlet Nexus, si bien en los escenarios que vemos no destaca tanto como pudiera, todo lo que rodea al diseño de los personajes y sus habilidades resulta fresco y tremendamente atractivo.

Su mezcla de cyberpunk con tropos más vistos del anime puede que no sea algo innovador, pero no quita que los personajes cuenten con unos diseños realmente cuidados y carismáticos. Sin embargo es en el uso de las habilidades psíquicas de sus protagonistas, sus estados SAS y la representación visual de los mismos donde el juego alcanza el cénit de su identidad a todos los niveles.

Podemos verlo en la imagen promocional del juego. Esos cables que atraviesan la espalda de los personajes aparecen cuando utilizan las habilidades de otro miembro del escuadrón sincronizando sus ondas cerebrales. Por ello, cuanto más profunda sea nuestra relación con esa persona mayor será el abanico de habilidades suyas que podemos desplegar. Un mundo en el que las personas están unidas a través de cables invisibles, pero que se materializan cuando evocamos nuestras relaciones.

Son muchas las metáforas que sintetizan de una forma interesante todo lo que implican las relaciones a nivel narrativo en Scarlet Nexus y cómo se refleja de una forma fidedigna y “lógica” en los combates. Esta forma de traducir visualmente un mensaje universal del manga y el anime como es la fuerza de la amistad y de los lazos, y además hacerlo coherente con su propio universo, me parece simplemente brillante.

La amistad no es el único concepto que han hecho tangible en su trama: el equipo de Kenji Anabuki también ha hecho una interesante reinterpretación de la leyenda de los Hilos Rojos del destino. Esta romántica historia ya ha sido explorada de una forma más tradicional por ficciones muy conocidas, como la estupenda Kimi no Na wa (Your Name) de Makoto Shinkai. En Scarlet Nexus la han pasado por su oscuro filtro de ciencia ficción, dando lugar a una representación de dicha leyenda igual de curiosa que lo visto en el anterior párrafo.

Comentaba antes que la forma de llevar las relaciones en Scarlet Nexus, así como la forma en la que las evolucionamos y afectan al combate, recuerdan a series como Persona. De hecho, sorprende la inmensa cantidad de diálogos y escenas que tiene el juego. Sus personajes pueden mantener conversaciones muy largas en sus episodios de vínculo, y pasaremos mucho tiempo conociéndoles y charlando con ellos. Pero hay un pequeño detalle que añade significatividad e implicación a nuestra forma de conectar con nuestro escuadrón: la guarida.

El lugar en el que nos relacionaremos con el equipo es un refugio provisional donde cada miembro del escuadrón tiene su pequeño rincón. Cada vez que vamos a la guarida, e incluso dentro de la misma sección, les veremos realizando diferentes actividades o sentados en distintos lugares. Podemos hacerles regalos para mejorar nuestra relación con ellos y propiciar que evolucione para que tenga un reflejo directo en el combate. La sorpresa llega cuando vemos como poco a poco los regalos que les hacemos van ocupando sitio en la base. La colorean y la llenan de vida, no solo por lo curioso que es ver cada uno de sus espacios, sino también por verles interactuar con los regalos que les hemos hecho.

Uniendo ese reflejo visual que tiene el avance de nuestras relaciones en nuestro hogar a las estupendas escenas y conversaciones entre los protagonistas (mención especial a algunos de los diálogos, que resultan sorprendentemente naturales y amenos) dan una sensación menos utilitarista de la importancia de la socialización con nuestro equipo, que son estímulos que no podemos ver en la serie Persona, donde muchos de nuestros links no existen más allá de su espacio conversacional dedicado.

Por último quiero destacar lo fresco que se siente su sistema de combate y la excelente sensación de progresión que ofrece. Nuestros protagonistas cuentan con combos cuerpo a cuerpo, telequinesis y diferentes potenciaciones (algunas transformación mediante). La telequinesis está muy bien implementada gracias a la inmensa cantidad de objetos que podremos utilizar contra nuestros enemigos en los escenarios, además de los impactantes usos que tienen algunos de ellos mediante acciones especiales. Intercalar el uso de estas habilidades psíquicas con los ataques cuerpo a cuerpo y con las variadas habilidades de nuestros compañeros se realiza de una forma realmente frenética, dando mucho ritmo a los combates.

Además los enemigos cuentan con inteligentes decisiones de diseño (además de un aspecto perturbador e intimidante) que requieren ciertas estrategias encadenando poderes de nuestros compañeros. Llega un momento del juego en el que podemos activar varias de esas habilidades a la vez, pero también enfrentamos rivales que requieren diferentes acercamientos, por lo que el juego constantemente te obliga a gestionar una gran cantidad de decisiones.

En los últimos compases del juego sientes un control y una sensación de poder enormes gracias a las sinergias entre poderes y a la satisfacción de estar manejando tantos sistemas de una forma tan ágil e impresionante a nivel técnico. Porque la guinda que corona Scarlet Nexus como uno de los mejores juegos de estética anime de los últimos tiempos es su apartado gráfico. Las estilosas escenas de ejecución, los ya mencionados diseños de los personajes, las transiciones al invocar poderes… todo luce fluido y espectacular, dando la sensación en muchos momentos de estar jugando a escenas de batalla de tu shonen de referencia semanal.

Si os llama la atención su estética y os gustan los Action RPG, Scarlet Nexus os puede ofrecer una experiencia mucho más ambiciosa y compleja de lo que cabría esperar. Además se ha confirmado que ha sido un éxito de ventas, aparte de con un anime en emisión, por lo que estamos asistiendo al nacimiento de una nueva IP que puede darnos muchas alegrías en el futuro. por supuesto que hay aspectos que mejorar, como su gestión de menús, su sistema de crafteo o su diseño de niveles, pero son pegas muy pequeñas en comparación con todo lo bueno que ofrece este título.

Alejandro Morillas Tellez

Fisioterapeuta/osteópata de día, hipnoterapeuta cuando es necesario y apasionado jugador de videojuegos por la noche. Los primeros juegos que relaciono como favoritos son Catherine, Vanquish, Overwatch y Kingdom Hearts. Pero siempre estoy disponible para un Tekken, un Vermintide o una maratón de Metal Gear.
Apoya el contenido de NaviGames con tus compras en Amazon
Botón volver arriba
X