Artículos

Reseña de «Press Reset» de Jason Schreier

Adquisiciones hostiles, jefes tóxicos, dramas corporativos y cheques sin fondos

La editorial Héroes de Papel continúa ampliando su ya extenso catálogo. En esta ocasión lo hace con la última obra de Jason Schreier, «Press Reset«.

Jason Schreier también es el autor de Sangre, sudor y píxeles y periodista de Bloomberg News, donde cubre la industria de los videojuegos. Anteriormente estuvo ocho años en Kotaku, uno de los sitios web más importantes del mundo. También ha publicado sobre juegos para Wired y ha colaborado con una gran variedad de medios de prensa, entre otros: New York Times, Edge, Paste, Kill Screen y Onion News Network.

Su trabajo retrata la explotación que sufren los desarrolladores, la inestabilidad profesional causada por injerencias corporativas y la toxicidad que se respira entre bambalinas. Como ya ocurrió con su anterior libro también editado por Héroes de Papel, nos llega en una edición rústica fresada de tamaño 15 x21 cm, cubiertas a todo color y un precio de 19,95€.

La industria del videojuego genera más de 150 mil millones de dólares al año, una cifra que la coloca por encima de otras industrias de ocio populares como pueden ser el cine y la música. Esta tendencia lleva así desde hace años y es de las pocas industrias que no se ha visto afectada por la pandemia del Covid-19 a nivel de ingresos. Durante 2020 la demanda de videojuegos se vio incrementada en un 20% respecto al año anterior, de todos los habitantes de la tierra, se estima que al menos un tercio juega con videojuegos.

La industria de los videojuegos, como toda actividad artística, se construye sobre una tensión entre dos facciones: los creativos y los que tienen el dinero

Números impresionantes, siempre que se habla de ventas, cierres fiscales, beneficios, todo parece ser positivo en la industria del videojuego. ¿Quién no querría trabajar haciendo videojuegos? Press Reset viene a enseñarnos el lado oscuro de esa industria donde todo parece de color de rosa y se esconden los sacrificios de cientos de personas; programadores, artistas, diseñadores, etc. Que deben lidiar durante años con ambientes de trabajo tóxicos y una alta inestabilidad laboral, muchas veces a merced de directivos que exigen plazos imposibles de realizar sin hipotecar la vida de las personas con crunch.

En Press Reset se habla del desarrollo de Epic Mickey, dirigido por Warren Spector

Como puede una industria que genera tanto beneficio y trabajo ser cuna de una inestabilidad laboral galopante. En Press Reset leeremos de primera mano como afecta el cierre de estudios a las personas, que pasa con ese trabajador que de un día para otro le comunican que se ha quedado sin trabajo, los continuos cambios de ciudad empezando una nueva vida en otro estudio y como se procesan todos estos cambios.

La primera parada es la historia de Warren Spector, uno de los creadores de videojuegos más famosos de la industria que cuenta en su haber juegos como System Shock y Deus Ex. Cada capítulo de Press Reset cuenta una historia diferente pero realmente todas son una única historia per se. Volatilidad, inseguridad, toxicidad y mucho estrés, lo que desde fuera puede ser una vida de ensueño, trabajar haciendo videojuegos puede convertirse en una de las peores pesadillas.

Desde el viaje a Rapture de Bioshock, aclamado por la crítica como uno de los mejores videojuegos de la historia, nos contará que su desarrollo fue turbulento, lleno de problemas y que la dinámica de trabajo de Irrational Games era insostenible a largo plazo. Leyendo las historias de Schreier es imposible no empatizar, sentir pena y hasta sufrir con algunos relatos.

¿A quién no le pilló de sorpresa el cierre de Irrational Games?

Tener recursos ilimitados con empresas potentes detrás como EA o Disney no siempre es sinónimo de éxito. Si la dirección no tiene claro el camino y los objetivos a cumplir el desarrollo se puede tornar en pesadilla para los empleados que son los que más sufren una mala gestión; a lo largo de los capítulos nos encontraremos con varios de estos ejemplos.

Trabajar a contrarreloj, obligar a tus empleados a hacer horas extras, a no tener descansos ni los fines de semana, un modo de vida insostenible a largo plazo. Todo esto en la jerga del mundillo se conoce como crunch; exigir cantidad de horas para cumplir los plazos de las fechas de lanzamiento.

Es un libro oscuro, pero interesante, y quizás con un mensaje positivo final. Hay alternativa. Para ello el modelo debe de cambiar. Así cierra con un interesante epilogo donde Jason propone varias opciones para luchar contra la precarización laboral y la falta de estabilidad.

Algunas compañías indies han nacido gracias a los despidos y con juegos tan interesantes como Enter the Gungeon

Press Reset, se ha convertido en uno de mis libros favoritos en cuanto a temática de videojuegos se refiere. Es una lectura entretenida y todos los capítulos están perfectamente hilados. Es un libro de cabecera si queremos conocer que se cuece dentro de los grandes estudios de videojuegos, el ambiente y el caos constante que puede afectar a algunos desarrollos. Sin duda, hará entender a más de uno por qué hay tantos retrasos o por qué tal videojuego al que le teníamos tantas ganas ha salido plagado de bugs. Un libro que abarca muchísimos temas y no esconde en ningún momento la realidad del sector con sus malos hábitos incluidos. Seguramente nos hará ver los videojuegos de una forma distinta la próxima vez que te sientes en el sofá y presiones «Start» para empezar tu partida.

Cristian Fernández

Software developer & Web developer. A todos los tontos les da por algo y a mí me dio por los videojuegos.
Apoya el contenido de NaviGames con tus compras en Amazon
Botón volver arriba
X