Artículos

Pokémon Diamante Brillante y Perla Reluciente no puede contentar a todos

Los días convulsos de Pokémon por las filtraciones, la piratería y las críticas

Pokémon es una de las franquicias culturales más exitosas de la historia. Un anime que lleva décadas entre nosotros, películas cada año, peluches, juguetes, aplicaciones para móviles y, por supuesto, videojuegos. Una rueda comercial mucho más compleja que la de otras franquicias y muy difícil de replicar. Rueda comercial que tiene muchos fans a favor, y bastantes detractores que desean una franquicia lejos de lo casual. Una rueda comercial que, de manera inminente, seguirá con los estrenos de Pokémon Diamante Brillante y Perla Reluciente, unos remakes que, siento decirlo, no pueden contentar a todo el mundo.

Pokémon Diamante y Perla fueron originalmente las dos versiones del juego de Nintendo DS que llegó a Europa en verano de 2006. Conocida por ser la cuarta generación, estas ediciones nos llevan a la emblemática Sinnoh, una región que sentó las bases teológicas del mundo Pokémon. Con el tiempo y el espacio como principales ejes de la historia, Dialga y Palkia son los legendarios de Pokémon Diamante y Perla. Así, 15 años después, podemos volver a disfrutar de una región muy deseada por los fans. Bueno, quizá no por todos.

Desde el momento en el que se realizó el anuncio, las críticas airadas contra estos remakes comenzaron a producirse. El apartado estético chibi y «lo fieles al que son a los juegos originales» fue un choque frontal con la tendencia de la saga, algo que hizo a mucha gente fruncir el ceño. Sin embargo, con el tiempo, pulido gráfico, y novedades atractivas, muchas personas comenzaron de nuevo a ver con buenos ojos estos remakes. Eso se mantuvo así hasta que la filtración total del juego volvió a agitar las aguas, tanto por motivos razonables como por opiniones individuales.

Nota: este artículo NO CONTIENE SPOILERS relacionados con las filtraciones de Pokémon.

Uno de los elementos que más desanimó a la gente cuando se produjo el anuncio, fue cómo remarcaron lo de «remakes fieles al original», lo que implicaba que las novedades serían muy escasas en cuanto al argumento principal y que tampoco aportaría elementos de Pokémon Platino. A diferencia que en versiones anteriores, cuyo desarrollo de Pokémon aún seguía en evolución, se escudaron en el hecho de que la cuarta generación no necesitaba de grandes añadidos para hacer el juego más disfrutable.

Estos remakes, aun así, cuentan con un aspecto completamente inédito en la franquicia: es el primer juego de la saga principal que no es desarrollado por el equipo de Game Freak, el cual se ha centrado por completo en el desarrollo de Leyendas Pokémon: Arceus, que llegará el próximo 28 de enero. El equipo elegido para realizar estos remakes fue ILCA que, con el apoyo y supervisión de Junichi Masuda, preparó el esperado dúo de remakes con ese peculiar estilo. Sin embargo, como mencioné antes, este juego no incluye elementos específicos de Pokémon Platino, añadidos ajenos a la dirección de Masuda. A día de hoy se sigue criticando este hecho, ya que supone que se omitan elementos muy atractivos de cuarta generación, como el Frente Batalla.

Verdaderamente, se trata de una idea debatible, puesto que Platino fue la versión más avanzada, pero esos añadidos no caben en la idea de autor que Junichi Masuda ideó para Pokémon Diamante y Perla. Por otro lado, en lo visual, no hace falta repetir que mucha gente se quejó del diseño artístico del overworld, porque, en posteriores imágenes del juego, se pudo presenciar un notable avance cualitativo. Visualmente recuerda al remake de The Legend of Zelda: Link’s Awakening y, aunque hay variedad de opiniones, no le sienta nada mal a la cuarta generación. Además, los cambios en el subsuelo, en los concursos Pokémon, o en el uso de MO’s son de los más atractivos para incentivar la compra.

Todo parecía ir bien en las oficinas de Pokémon desde que los remakes de Perla Brillante y Diamante Reluciente lograron cambiar la opinión pública. Sin embargo, desde comienzos de noviembre, el juego se filtró por completo en Internet y, como en pocas ocasiones, le sacaron los colores a The Pokémon Company. La razón: se comercializa un cartucho incompleto que necesita una actualización de varios GB para completarse.

Es la primera vez que Pokémon ha lanzado un cartucho en ese estado, e implica una problemática importante: quien no tenga acceso a internet, no podrá jugar al juego completo y pulido. Es probable que en este caso hayan influido factores como la pandemia y la escasez de componentes para sacar un Gold de esa manera. Así, la inmensa demanda que tendrá el juego desde el primer día se cubriría más fácilmente. De todos modos, sigue siendo una decisión atípica que deja a gente atrás y reduce memoria de la consola aunque el juego sea físico.

A raíz del juego incompleto, durante varios días volvieron las airadas críticas por la falta de elementos y, sobre todo, por la falta de contenido relacionado con Pokémon Platino. Había gente que guardaba esperanzas de que esos fieles remakes no lo fuesen tanto, y se vieron visiblemente decepcionados con eso. Además, las piezas musicales incompletas, la falta de escenas y ciertas cinemáticas, junto a algunos bugs, hizo a muchos llevarse las manos a la cabeza. Hasta que llegó la actualización «día 1» que realmente salió a ocho días del lanzamiento.

Pokémon Diamante Brillante y Perla Reluciente

Resulta extraño que anuncien oficialmente un parche para un juego que todavía no se ha lanzado. Suele tener lugar a veces, para que la prensa especializada pueda jugar los juegos tal y como deberían llegar de salida. Que Pokémon anunciase por lo alto la actualización de Diamante Brillante y Perla reluciente responde a frenar la ola negativa surgida por las filtraciones. Y la verdad es que, desde que la gente molesta vio el juego completo, las críticas se redujeron.

Dicha actualización, la cual es de entre 3 y 4 Gb, recoge todo el contenido faltante en la versión final del juego, así como solucionar los diversos problemas que se encontraban durante el juego. Si vais justos de espacio en la consola, haced hueco, que los remakes pesarán lo suyo. Quitando eso, mucha gente se tranquilizó al ver que el juego no posee errores flagrantes y sus contenidos al completo garantizan mucha diversión. De hecho, ya se anticipa un gran éxito comercial desde su lanzamiento. En eso, Pokémon rara vez falla.

Todos estos acontecimientos, muy agitados para ser previos a la salida de un juego, armaron numerosos debates a la palestra. Unas personas hablaban de la eterna queja sobre la dificultad, de priorizar la entrada a jugadores casuales frente a quienes buscan retos. Otros, en cambio, sobre la falta de contenido de Pokémon Platino, aunque se trata de una decisión propia de la visión del autor que la de ahorrarse trabajo. Muchos otros, sobre los tiempos y presupuesto que podría manejar la compañía, destinando más presupuesto y tiempo a los desarrollos para que sean mejores juegos. Todos ellos son debates legítimos, pero Pokémon no puede contentar a todo el mundo. El fandom es grande, pero el éxito lo determina atraer al público más casual.

Pokémon Diamante Brillante y Perla Reluciente

Pokémon podría ser más de lo que es. Por lo menos, en videojuegos. Eso es algo en lo que todo el mundo está de acuerdo. A partir de ahí, ya solo existen dos opciones: aceptar el camino de la franquicia, que no va a alejarse nunca del grueso público casual, o abandonar Pokémon, si aceptar el presente y futuro de la compañía resulta demasiado frustrante. Ambas posturas merecen comprensión y respeto, por mucho que pueda molestar una postura u otra.

He escrito este texto a muy pocos días de la salida de Pokémon Diamante Brillante y Pokémon Perla Reluciente. De hecho, es probable que más de uno haya leído estas palabras con uno de los juegos, o incluso los dos, en su poder. Son días de lo más satisfactorios porque las aguas se han calmado bastante desde la filtración del juego y del posterior contenido del parche. La actualización, además, ha eliminado la incertidumbre de muchas personas respecto al cartucho incompleto que Pokémon ha comercializado y, ahora, ya solo queda disfrutar de Diamante Brillante y Perla Reluciente hasta la esperada llegada de Leyendas Pokémon: Arceus. Quien así quiera, por supuesto.

Daniel García

Mis primeras aventuras comenzaron en un pixelado Pueblo Paleta con una Game Boy Color en la mano. Mis últimas aventuras, sin embargo, son en alta definición y conectado a Internet. Los tiempos cambian, pero se mantiene la esencia.
Apoya el contenido de NaviGames con tus compras en Amazon
Botón volver arriba
X