Artículos

La labor del analista de videojuegos: análisis y embargos

No, no hay maletines

Llevaba ya tiempo queriendo tratar este tema, y con la última polémica surgida en las (cada vez más agradables) redes sociales, me he decidido a abrir un melón importante que, junto al de los maletines, constituye la conspiranoia más extendida en este mundillo de la prensa del videojuego. Me refiero, por supuesto, al mantra de que muchos analistas no terminan los videojuegos de cara al análisis.

Dejadme que os abra las puertas al backstage de NaviGames para ver diferentes aspectos del proceso de analizar un juego y cómo afectan los embargos a la redacción de los mismos.

No olvidemos que aún somos una página pequeña, por lo que nuestro procedimiento es algo diferente al de otras webs. Elaboramos una lista de lanzamientos del mes, contactamos con las compañías para solicitar una clave para así poder analizarlo y algunas nos dicen que sí y otras que no. Se manda el código, escribimos el análisis y lo publicamos. A veces nos llega el juego antes de que lo pidamos y otras no recibimos ni respuesta.

The Longest Road on Earth - Análisis PC
Nos encantaría poder llegar a analizar todos los pequeños títulos que nos llegan, pero es imposible hacerlo manteniendo la calidad que deseamos para nuestros textos debido a la enorme cantidad que hay

También nos llegan muchos títulos indies; intentamos cubrir todos los lanzamientos que podemos, pero no os imagináis el volumen de juegos a analizar. Incluso en una redacción grande como la nuestra, es imposible llegar a todo. Siempre nos da muchísima pena rechazar keys, pero preferimos eso a realizar un texto mediocre o desapasionado al que no se le pueda dedicar el tiempo que merece.

En la lista de juegos del mes la gente se apunta al que quiere y desde dirección decidimos quién va a analizar cada título. Los juegos fuera de la lista que nos llegan invitamos a la gente a que los analice, pero no los imponemos por lo que hemos dicho antes. Aquí me gustaría pararme a comentar una de las principales quejas de los detractores de la prensa, y es que el análisis del juego debería ser realizado por un conocedor de la saga. Hay muchos casos en los que estoy de acuerdo, pero no tiene que ser necesariamente así. De hecho, me gustan mucho los análisis realizados por novatos de sagas videojueguiles, ya que pueden ofrecer una perspectiva (igualmente valiosa) de lo que le ha parecido el título a un recién llegado. Evidentemente es un texto que apela a otro tipo de lector, pero mientras se indique el carácter del mismo considero que es una aportación igualmente valiosa.

La mayor parte de los veces no nos vemos afectados por embargos porque los recibimos el mismo día del lanzamiento; esto quita mucha presión de cara a ir con prisas, pero obviamente también resta mucha visibilidad. El slow journalism es enriquecedor, pero devastador a nivel de visitas, eso es así. Tenemos que entender que tanto los textos previos al lanzamiento como los posteriores más sosegados tienen su interés, pero hay una clara predilección de la masa de potenciales lectores por el texto rápido sacado a tiempo.

E3 2021
Los E3 siempre han sido fuentes de crunch más que curiosas para los que cubren el evento

Cuando recibimos un título antes de su lanzamiento oficial nos da una alegría tremenda, porque tenemos la oportunidad (que no la obligación, al igual que todos los medios) y la responsabilidad de ofrecer nuestra visión junto al resto de medios. Los análisis no son guías de compra, nunca lo han sido y nunca los plantearemos así, pero es innegable que todos nos guiamos en mayor o menor medida por las opiniones de ciertos títulos antes de lanzarnos a hacer ese desembolso tan importante. Nos tomamos esa responsabilidad muy en serio porque, que no se os olvide nunca, somos jugadores y amantes del medio como vosotros. Estamos en ambos lados siempre.

Con los embargos podemos empezar a quitar la primera capa de la cebolla de este tema: las horas que tiene que dedicar el analista a un juego y el tiempo que tiene para ello.

El tiempo para analizar un juego antes del embargo varía totalmente entre diferentes medios y según el lanzamiento, pero os aseguro que es realmente rara la ocasión en la que se puede jugar sin prisas al juego y realizar cómodamente su análisis. De hecho, normalmente no suele haber peleas por ver quién analiza juegos de mundo abierto o RPGs, por muy esperados que sean, porque sabemos muy bien la inmensa cantidad de horas que tenemos que dedicar en un período muy corto para procurar llegar al embargo. Yo he tenido el inmenso honor de realizar análisis de juegos como Red Dead Redemption 2 o Lost Judgment; he disfrutado muchísimo pudiendo escribir sus textos, pero las jornadas maratonianas para exprimir juegos tan largos no se las recomiendo a nadie.

Consideradnos personas por un momento. Tenemos trabajos, estudios, obligaciones, ocio… aparte de nuestra labor como analistas, que nadie cuestiona que es algo totalmente voluntario. Como seres humanos, tenemos diferentes gustos, vidas y formas de disfrutar los videojuegos. En mi caso particular, tengo un trabajo a jornada completa, unas oposiciones/estudios que realizar y una casa que atender, a la vez que lo compagino con mi labor en NaviGames. Os aseguro que no es nada sencillo introducir en una rutina así jornadas de seis a ocho horas de juego durante varios días; bueno, realmente sí es sencillo: te lo quitas de sueño y de vida social/familiar, con todo lo que ello implica.

Analizar RPGs, mundos abiertos o souls-like con prisas es algo que puede arruinar parte de la experiencia

Por supuesto, aquí entra el hecho de que estamos aquí porque queremos, pero pensad si eso es motivo suficiente como para justificar el crunch (tan criticado en los desarrollos de los mismos videojuegos que consumimos, paradójicamente) y la excelencia que se le exige a la figura del analista. Entended también que la persona que le ha echado decenas de horas para preparar ese texto que estás consumiendo (o viendo únicamente su nota, en el peor de los casos) se ofenda cuando pones en duda el esfuerzo que sabe que le ha dedicado a todos los niveles.

Tampoco me parece justo recriminar a los analistas que los títulos se jueguen con prisas. Os recuerdo que no somos nosotros quienes decidimos cuándo recibimos un juego ni los días que tenemos antes de que acabe el embargo. En nuestra mano únicamente está decidir si intentar llegar a tiempo o retrasar el texto, algo que no nos ha temblado nunca la mano en hacer, aún con la consiguiente pérdida de visitas. Y en redes se echa en cara a los medios tanto tener los análisis antes de los lanzamientos como lanzarlos posteriormente.

Jamás se puede contentar a todo el mundo, pero si hemos acordado que la mayoría prefiere tener el texto como referencia antes de que se lance el juego, el precio a pagar por nosotros es sacrificar nuestro tiempo y rutina durante muchos días para realizar el mejor trabajo posible, pero el vuestro es aceptar ese sacrificio y esas prisas, ya que no está en nuestra mano cambiar eso.

En el próximo texto: ¿Debe un analista terminar un juego para analizarlo? Pero, ¿qué es «terminar un juego»?

Alejandro Morillas Tellez

Fisioterapeuta/osteópata de día, hipnoterapeuta cuando es necesario y apasionado jugador de videojuegos por la noche. Los primeros juegos que relaciono como favoritos son Catherine, Vanquish, Overwatch y Kingdom Hearts. Pero siempre estoy disponible para un Tekken, un Vermintide o una maratón de Metal Gear.
Apoya el contenido de NaviGames con tus compras en Amazon
Botón volver arriba
X