Artículos

Horizon Forbidden West y su banda sonora

El arte de construir historias con sonidos

La misma historia de siempre… ¡tiene mucha niebla para ocultar el popping!, ¡si es que no se ve nada a lo lejos!, ¿y qué me dices de los bugs? Ya nos han vuelto a engañar con trailers hollywoodienses para quedar después en agua de borrajas…gamers siendo gamers, supongo. Al margen de las críticas fundadas o no que haya podido traer esta segunda entrega de Horizon, yo me hago una pregunta: ¿es que nadie piensa en la música?

En serio, ¿nadie va a comentar nada acerca de la banda sonora de este juego? Demasiado a menudo olvidamos la importancia que tiene en producciones artísticas este elemento fundamental para la narrativa y la ambientación. ¿Alguien puede imaginarse como sería jugar al Devil May Cry V sin la ingeniería de sonido y su música? ¿No perdería encanto la saga de Final Fantasy sin Uematsu? Resultarían obras mutiladas, huérfanas y faltas de impacto emocional. Pero no os preocupéis, he venido a salvaros de la oscuridad poniendo en valor la música de esta saga, sin la que cazar máquinas postapocalípticas sería bastante menos intimidador y emocionante.

Horizon forbidden west 1

La música de esta segunda entrega sigue una estela continuista respecto a lo que ya escuchamos en Zero Dawn, pero lo curioso es que esta cualidad no le ha impedido sonar realmente única. Culpables de esto son los nombres ya bastante sonados en la industria como Joris de Man y el dúo The Flight, los cuales han participado, además de en Zero Dawn, en entregas tan importantes como Killzone y Alien: Isolation, respectivamente. Pero si tenemos que buscar la razón de por qué este grandilocuente trabajo suene a veces tan sinfónico, debemos señalar a la figura de Niels Van Der Leest, especialista en música clásica y percusión, amén de sus conocimientos en “Músicas del Mundo”, lo que ha contribuido también en destacar una impronta de innovación y sensación multicultural al sonido general de la obra. En definitiva, podemos asegurar que los compositores han logrado ir a la par con los demás departamentos artísticos, haciendo que la música se enriquezca con nuevos elementos y sonidos sin perder su esencia.

Comenzamos haciendo hincapié en un ingrediente fundamental en este guiso de sonidos, y como en toda obra importante resalta un tema principal. Este recorre todas las emociones y sensaciones dentro de las hermosas composiciones, modulando y saltando de un instrumento a otro, por supuesto.

Esta línea melódica se presenta, en primer lugar, como la responsable de encarnar en sonidos a la mismísima Aloy, y como el personaje, esta viaja a través de este mundo sonoro descubriendo nuevas posibilidades tímbricas. Cambia, reinterpretándose en armonías relativas, de forma que la transformación de la frase melódica es suficiente para presentar riqueza y a la vez ser fácilmente reconocible en todos sus estados. El componente textural es fundamentalmente homofónico y en otras ocasiones de polifonía simple. pero muy atmosférico, como un dibujo hecho con sonidos de carácter programático que nos narra que nos está pasando en todo momento.

Horizon forbidden west 2

Sin embargo, no será en su aspecto formal ni armónico en lo que destaque este mimado trabajo musical. El verdadero mérito musical reside en el aspecto tímbrico, tan variado como interesante. Tan denso y trabajado esta que, se podría hablar de leivmotivs de tribus y máquinas, análisis que conviene dejar al jugador para no estropear la experiencia sensitiva, pues merece la pena dejarse sorprender por el apartado técnico de sonido in game.

En términos generales, nos encontramos un efecto dual en el timbre a lo largo de la banda sonora. Por un lado, el aspecto natural, donde las piezas tienen partes interpretadas por instrumentos tribales, tañidos en madera con un sonido orgánico, sonajas y cuerdas que suenan a ostinatos simples “kumbengs” de una kora de origen africano. Destacan en estas agrupaciones las flautas graves de madera, muy similares a la sonoridad conseguida por las flautas nativas americanas. Del mismo modo, llama la atención la presencia de tímidos timbales, los cuales aportan interesantes cambios de acentuación, que si bien no llegan a la riqueza de las polirritmias, al menos nos sumerge en un compás amalgamado de cierto interés desde el punto de vista rítmico, como es el caso de la composición dedicado a Aloy.

Todas estas características tímbricas nos llevan a pensar en la naturaleza de un mundo dominado por máquinas, donde la lucha por la supervivencia de la vida es una constante. Esta visión sonora de la naturaleza se ve apoyada por instrumentos tradicionales en las interpretaciones musicales occidentales, donde la cuerda frotada de violines y violas cobran gran parte del protagonismo del conjunto de la obra, donde se nota el buen hacer del trabajo de otro compositor galardonado: Oleksa Lozowchuk.

Horizon forbidden west 3

En segundo lugar, despunta y prepondera el sonido digital, los instrumentos sintéticos y la producción moderna. Los sonidos diseñados para ser interpretados por sintetizadores, bajos y las guitarras eléctricas tocadas de manera no tradicional nos acerca con extrañeza a esta suerte de amasijo de hierros y extrañas criaturas de metal que pueblan el mundo. La composición con esta sonoridad se torna más frenética, rápida y caótica. Los arpegios son más complejos y con un ámbito más extendido. La atmósfera adquiere un cariz futurista que nos puede recordar a mundos canónicos de la ciencia ficción como Blade Runner, música proveniente del mundo de la electrónica en bandas sonoras de cine, o piezas más sencillas con atmósferas muy tecnológicas como el apartado sonoro del videojuego Prey.

Finalmente, el gran acierto de estos compositores es que notamos como empastan las dos dualidades del mundo sonoro, el tecnológico y el natural, y solo escuchando la banda sonora, sin acompañarnos del precioso apartado artístico, podemos imaginar ese mundo postapocalíptico cercenado por malévolas máquinas y sentimos la esperanza de que la vida se abra paso a pesar de ellas.

En resumen, esto es lo que nos ha regalado el apartado sonoro de este videojuego que estoy segura que hará las delicias de los amantes de la ciencia ficción. Y recordad, la música y el diseño de sonido puede parecer estar de fondo en nuestros videojuegos favoritos, pero nunca subestiméis su poder. Si no oís a ese chascafauces a tiempo ya será demasiado tarde para escapar…

Cristina Aguilera

Musicóloga que hace como que toca la guitarra.
Apoya el contenido de NaviGames con tus compras en Amazon
Botón volver arriba
X