AnálisisPS4

Youtubers Life 2 – Análisis PS4

Sentimientos encontrados en una secuela que no queda redonda

Gran cantidad de personas alrededor del mundo han crecido con el difícil sueño de llegar a ser un youtuber de éxito. Esto resulta tan difícil que la mayoría abandona en el intento, moviéndose frustrados hacia otras metas ante la sobreexplotación del mercado. Por esta razón no es extraño que un juego que te permite simular tu vida como youtuber prospere. Con esta premisa llegó, en el año 2016, Youtubers Life, un simulador que se llegó a hacer viral gracias a los propios youtubers que los jugaban en sus videos y directos.

Ahora, más de 4 años después, llega la secuela de este título, que promete traer todo lo que nos ofreció esta primera entrega y más. Esto lo pudimos ver cuando fue anunciado de manera oficial, dando a entender que este será más y mejor que el título anterior. Esto realmente puede haber salido muy bien o muy mal, dado que la ambición muchas veces nubla el juicio. A continuación averiguaremos si estamos ante una buena secuela del primer Youtubers Life, o si por el contrario se queda a medias en sus pretensiones.

El primer Youtubers Life buscaba, sobre todas las cosas, traernos una experiencia medianamente creíble sobre lo que sería llegar a ser un youtuber de éxito. Al principio creábamos a nuestro personaje, y teníamos que alzarnos desde lo más bajo hasta la cima. Este fue uno de los factores que más maravilló a los usuarios, los cuales podían imaginarse que así sería su vida si fueran creadores de contenido. Cierto es que en ciertos momentos coleteaba con ciertas fantasías, pero la mayoría del tiempo pretendía ser realista.

Este era uno de los puntos atrayentes de la primera entrega, y los desarrolladores decidieron tirarlo por la borda en su secuela. En este empezaremos creando nuestro personaje (al igual que en la primera entrega), pero de pronto nos llegará un mensaje inesperado. En él un señor desconocido nos dirá que hemos ganado cierto concurso/sorteo y que podremos mudarnos a una ciudad hecha para Youtubers (una suerte de Andorra). Luego de esto deberemos mudarnos a esta ciudad y empezar nuestra cerrera como creadores de contenido.

Además de esta ciudad fantasiosa y el hecho de que inviten a un don nadie a vivir en ella, nada más llegar nos darán un dron que nos seguirá a todas partes y nos ayudará en nuestra aventura. Este robot hace las veces de Navi en The Legend of Zelda: Ocarina of Time, es decir, que no parará de hablar y de recordarnos lo que debemos hacer. No creo que sea necesario decir que, al igual que el hada, llegado a cierto punto empieza a molestar.

Este no es ni mucho menos un problema grave del juego (esos llegarán más adelante), pero considero que en este tipo de juegos se debe priorizar el realismo, siempre que no sacrifique el gameplay, claro. En este caso, se ha dado un vuelco hacia la fantasía moderna sin tener una justificación suficiente clara como para poder pasarlo por alto.

Ya hemos comentado anteriormente que se ha añadido una ciudad, la llamada Newtube City, una metrópoli poblada enteramente por youtubers. Al principio del juego podremos elegir a cuál de los tres barrios de la ciudad mudarnos, teniendo cada uno de ellos sus características propias. Este podría resultar ser un añadido interesante, permitiéndonos elegir, al igual que en la vida real, nuestro lugar de residencia, si la elección no fuera tan clara. De los tres barrios mencionados, el único que realmente llega a merecer la pena es el llamado «Centro». En él podremos encontrar la mayoría de tiendas importantes, así como lugares donde comprar comida y el lugar donde se celebra el evento de videojuegos.

Al principio deberemos elegir donde queremos vivir.

Ojalá lo trivial de esta elección fuera el único problema del juego, pero me temo que estamos ante una ciudad vacía y sin gracia. Independientemente de donde elijamos vivir podremos pasearnos por toda la ciudad, pero este proceso resulta realmente tedioso y sin ninguna gracia. Esto podría haberse solucionado con una mecánica que ya se encuentra en el juego: los monopatines, pero es necesario conseguir una licencia en el ayuntamiento para poder usarlos. No sería ningún problema si las colisiones del juego no estuvieran tan mal hechas, resultando tremendamente difícil superar el examen requerido para la licencia.

Por otro lado, el hecho de tener que trasladarte por el mismo mapa sin gracia una y otra vez para poder comprar los juegos necesarios para hacer los videos resulta tedioso. En la anterior entrega podíamos simplemente pedirlos a través de una suerte de Amazon dentro de nuestro PC. Esto existe en esta secuela, pero se desbloquea muy tarde, a parte de que, por las propias mecánicas del juego, resulta realmente ineficaz este uso.

Además de esto, esta ciudad se siente tremendamente vacía, y en gran parte es debido a la poca interacción que existe con los NPC. Solo podremos hablar con una fracción tremendamente pequeña de los personajes que nos encontramos. Resulta artificial el intento que se ha hecho por rellenar de personajes inertes los diferentes escenarios.

No podremos interactuar con la mayoría de NPC que nos encontremos por la ciudad.

Si nos ceñimos solo al apartado jugable del título, se podría decir que es relativamente similar, pero no es en absoluto igual. Se han añadido nuevas mecánicas con la intención de dar frescura al título, pero que caen en saco roto a las pocas horas.

El núcleo jugable que vemos al principio resulta similar, aunque un tanto más estratégico, y por qué no decirlo, incómodo, debido a la mecánica de la estamina, que se ha vuelto molesta. Poco a poco se van añadiendo nuevas mecánicas para intentar, como ya he comentado antes, dar frescura, pero no consigue que no se sienta monótono. Muchas de estas mecánicas consisten en minijuegos aburridos e insulsos, como por ejemplo el usado en las emisiones en directo.

Los streamings es uno de esos nuevos añadidos jugables de esta entrega.

Su predecesor intentaba dar frescura introduciendo el cambio de casas llegando a ciertas metas, algo que se ha eliminado completamente en este título. Esto tampoco conseguía que el juego se sintiera fresco, pero sí se sentía como un intento de conseguirlo. En esta nueva entrega esto ha sido eliminado, sustituyéndolo por la ampliación al estilo Animal Crossing, algo que realmente resulta inferior.

Por otro lado, se han renovado las interacciones con otros NPC, las cuales eran tremendamente simples en la primera entrega, pero que ahora parecen sacadas de un MMO. En esencia consisten en hacer tres acciones cada cierto tiempo con los personajes: hablar, regalar y hacer foto. Una vez consigamos llenar un medidor haciendo esto varias veces el NPC nos dará una misión. Esto habrá que repetirlo varias veces hasta poder tener una buena amistad o si consideras oportuno, hasta un relación. No creo que sea necesario decir que es tedioso, pero ciertamente lo es, llegando a frustrar bastante en algunos momentos.

Ciertamente, Youtubers Life 2 es más grande que su primera entrega, pero ya sabéis el dicho, «No es oro todo lo que reluce». Esto se ve bien reflejado en la gran cantidad de elementos disponibles para decorar nuestras casas y demás, siendo este uno los buenos puntos del juego. Además de esto, tenemos diferentes atuendos para poder decorar a nuestro personajes, así como chasis para poder personalizar a nuestro amigo dron.

Además de todo esto, también se han añadido al juego diferentes youtubers famosos, como es el año de Vegetta777 o Willyrex, dos de los más grandes creadores de contenido de habla hispana. Estos nos encomendarán algunas tareas, pero no dejan de ser misiones de recadero sin gracia ninguna. Realmente esto parece una simple maniobra de marketing para atraer a los fans de estos youtubers.

En cuanto al apartado gráfico, se ha optado por un estilo tremendamente similar al de la primera entrega, no existiendo diferencias notorias entre ambos títulos. Esto no es realmente malo, dado que el primer Youtubers Life se veía muy bien, a la vez que estaba muy bien optimizado en su versión para PC.

Por último, respecto a la banda sonora no podemos decir mucho, simplemente resulta correcta, sin llegar a destacar. Ciertamente tiene alguna que otra buena canción, pero no se nos quedará en la cabeza después de haberlas escuchado ni mucho menos.

En definitiva, Youtubers Life 2 no resulta una buena secuela, ya que abandona gran parte de las buenas ideas de su primera entrega en pos de hacer este título más grande y mainstream. Esto resulta en que estamos ante un juego netamente inferior en la mayoría de aspecto a su antecesor, salvo en el tamaño bruto del juego.

La jugabilidad sigue siendo prácticamente igual, pero se ve empeorada por la falta de frescura que sí teníamos en el primer título. Además, se añade una ciudad fantasiosa que resulta aburrida, sin vida y tediosa de transitar desde el primer momento. La culpa de que sea una ciudad sin vida es, en parte, del pésimo sistema de relaciones implementado.

Si tuviéramos que decir algo bueno del título tendría que ver con la personalización que encontramos en él. Esta nos permite tener, tanto nuestra casa, como nuestro personaje, a nuestro gusto en todo momento. Por otro lado, también podemos decir que son buenos o decente tanto la banda sonora como el apartado gráfico.

Teniendo en cuenta el precio de venta con el que sale al mercado Youtubers Life 2 me cuesta mucho recomendarlo frente a su primera entrega. Está última se encuentra a un precio más reducido (debido especialmente a su antigüedad), y resulta ser un mejor título en general.

Youtubers Life 2

Puntuación Final - 5

5

Correcto

Youtubers Life 2 resulta ser una secuela intenta ser más y mejor que el original, pero que a fin de cuentas se queda solo en el más. A los errores del primero se añaden algunos nuevos, resultando en un título que aburrirá a las pocas horas.

User Rating: Be the first one !

Aarón Márquez

Desarrollador aspirante y videojugador empedernido. Me encanta compartir mi opinión sobre los juegos a los que dedico mi tiempo.
Apoya el contenido de NaviGames con tus compras en Amazon
Botón volver arriba
X