AnálisisPS5

WRC 9 – Análisis PS5

Siente el barro y la lluvia

No estoy habituado a este tipo de análisis, ya que los juegos relacionados con la conducción si bien me gustan nunca han sido mi prioridad. Pero heme aquí por estos lares, con la posibilidad de jugar a uno para la nueva generación y probar sus bondades. Siendo la más llamativa de ellas el uso del Dualsense, que hace verdadera magia. Este es mi análisis de WRC 9 y de cómo he redescubierto todo un género a través de las sensaciones físicas que produce el mando.

Cuando yo era pequeño, allá por los 90, se puso muy de moda un piloto, uno que es famoso incluso hoy en día; por supuesto, estoy hablando de Carlos Sainz. Este hombre vivió buenos y malos momentos, pero en todos ellos en mayor o menor medida siempre fue una figura pública que muchos conocíamos, con la misma importancia que un Lionel Messi o un Rafa Nadal. Entre sus cualidades, las cuales abarcaban hasta ser la imagen de la GameBoy en España, estaba una que fue la (evidentemente) más destacable de todas: hacer mucho más conocidos a nivel nacional los Ralis. Los cuales, aunque siempre han tenido mucha notoriedad, sobre todo en el norte de nuestro país, consiguieron el estatus de mainstream por así decirlo.

El tutorial de WRC9
Al principio de este modo tendremos un pequeño tutorial, bastante especifico y útil.

Gracias al bueno de Carlos, descubrimos mucho de ese mundo y entre esas cosas, nos dimos cuenta de que correr con un coche en un terreno complicado es mucho más que eso. Hay todo un equipo detrás, preparación y sobre todo trabajo duro. Y esto puede atisbarse al menos en parte en el modo carrera, que viene en WRC 9.

Nuestra carrera como piloto en realidad es una excusa para aprender a dominar mejor el juego y así poder explotar el resto de modos, entre ellos el online. Pero aun así nos ofrece una experiencia divertida en la cual, si bien aprenderemos a base de trompazos y derrotas, tendremos ciertos niveles de gestión que dan variedad y crean una excusa más para seguir jugando, si por alguna razón la simple conducción se nos queda corta. Aun así lo referente al resto de modos es lo menos interesante del propio juego, ya que es lo mismo de otros años. Pero sí es importante destacar que como jugadores siempre tendremos presente que hay mucho contenido, incluidos los diferentes retos, todo ello encarado a invitarnos a jugar continuamente, incluso si queremos hacerlo a pantalla partida con otra persona.

La sensación de conducción aplicada a los videojuegos es algo complejo, ya que un mando no puede reproducir fielmente las sensaciones de un volante, del cambio de marcha o de los pedales. De todas formas, comprarse un periférico no siempre es una opción debido al precio y el mando es lo único que nos queda. Digo todo esto porque desde mi experiencia el manejo da resultado muy bueno, pero al mismo tiempo poco intuitivo, sobre todo con el uso del freno de mano a la hora de giros bruscos, algo muy importante en esta clase de juegos. En este caso es difícil cogerle el punto y hace que esta mecánica tan específica y básica al mismo tiempo sea el vértice sobre lo que gira la complejidad general.

Los gráficos de WRC9
Los efectos meteorológicos y del terreno son impresionantes con el Dualsense se viven.

De todas formas, por lo demás el juego se esfuerza en adaptarse a las características de cada jugador, con diferentes opciones de manejo manual y automático, por lo que al final solo nos pide que tengamos paciencia y practiquemos. Algo que al principio de la experiencia puede parecer tedioso y frustrante pero que acaba asimilándose de una manera sorprendente. Pese a todas las facilidades estamos ante un juego exigente que intenta ser dentro de lo posible, lo más cercano a un simulador que puede permitirse.

De todas formas, el propio manejo de los vehículos es algo que en términos generales llevamos arrastrando desde hace años. Como he comentado antes, un mando no está a la altura de un volante y por mucho que se esfuerce WRC 9 en ser amigable, la sensación de conducción se pierde un poco.

Ahora bien, hay un elemento que destaca en PlayStation 5, algo que hace que el mando merezca la pena y gane enteros; estoy hablando lógicamente del Dualsense. Puede que en términos generales me hubiera gustado algo más de implicación a la hora de recrear sensaciones como los pedales y demás, ya que por ejemplo el acelerador no tiene resistencia ninguna. Por suerte sí tenemos ciertas sensaciones con el freno y el cambio de marchas, que en conjunto con la vibración, el gatillo y los sonidos, crean unas sensaciones muy interesantes. Desde sentir cierta resistencia del terreno al frenar, hasta saber por la vibración y el sonido si el cambio de marchas se ha hecho de forma óptima o se ha forzado. Todos ellos estímulos que, en términos generales, nos meten más en la carrera y hacen que esta sea mucho más interesante. Además, hay que sumar los efectos meteorológicos y del terreno que sentiremos durante la conducción, como la propia lluvia sobre la chapa de nuestro vehículo, algo que, aunque no está hecho de forma perfecta es francamente sorpréndete.

Las carreras de WRC9
Lo malo de ser un juego bonito, es que te puede distraer de la carrera y no acabar muy bien.

WRC 9 es un juego que ya en su versión de PS4 se ve estupendamente (también en Xbox One), aprovecha muy bien la potencia de la consola y da muy buenos resultados en cuanto a fluidez. Pero por suerte estamos ante la versión de PS5, con una notable mejora gráfica y el añadido de Dualsense que ya he comentado antes.

Esta versión mejorada, aunque no llega al pico de lo que nos espera en la nueva generación, da muy buen resultado, con unos efectos del terreno y la meteorología bastante llamativos. Además de la propia imagen de los coches, los cuales se ven con un gran nivel de detalle. A todo esto, hay que sumarle los efectos de pantalla como el agua y demás, los cuales suman a la inmersión de manera muy notable.

En lo referente a la música o banda sonora, esta cumple bien su papel sin ser nada del otro mundo. Acompaña en ciertos momentos, sobre todo de los menús y es ante todo funcional. Pero si hay algo que incluir en esta parte son los sonidos del coche y el terreno, en los que muy meticulosamente han trabajado los desarrolladores. Casi no necesitamos mirar el velocímetro ni la marcha que estamos usando, debido a la nitidez del motor, algo que aunque pueda parecer una tontearía a priori, es muy importante en las sensaciones relacionadas con la conducción. Por lo que destacar este punto no solo es necesario, sino de justicia.

Los vehículos de WRC9
Tenemos hasta un modo para admirar los vehículos, todo se ve increíble.

Como ya comenté en otro análisis, estamos viviendo uno de los mejores principios de generación de toda la historia de los videojuegos, al menos en cuanto a títulos, y aunque WRC 9 no es técnicamente nuevo da la talla de lejos. Estamos ante un juego bastante completo, bien trabajado y con un nivel de exigencia que si bien puede suponer una difícil puerta de entrada al género, intenta poner de su parte para que nos adaptemos.

Espero que este sea el punto de partida, para el resto de juegos de conducción en esta generación en PlayStation 5, sobre todo en cuanto al uso del Dualsense, ya que puede atraer a muchos nuevos jugadores, aunque sea solo por la curiosidad de vivir las sensaciones que nos ofrece.

WRC9

Puntuación Final - 8

8

Recomendado

Un juego bastante completo, bien trabajado y con nivel de exigencia que, si bien puede suponer una difícil puerta de entrada al género, intenta poner de su parte para que nos adaptemos.

User Rating: Be the first one !

Francisco Jose Moreno

Gran Fan del Zelda, Final Fantasy, Metal Gear y largo numero de Etc. Lo mío son los juegos que me divierten simplemente o los que me llegan a la patata. No creo que nadie pueda sentar cátedra en opinar sobre videojuegos.
Apoya el contenido de NaviGames con tus compras en Amazon
Botón volver arriba
X