AnálisisSwitch

Undermine – Análisis Switch

Cuando ser minero es más que una profesión

El mundo de los roguelike está creciendo cada vez más y conforme pasa el tiempo podemos ver pequeñas joyitas sobre este género que destacan por encima de los demás. Un claro ejemplo es The Binding of Isaac, el cual estoy seguro que casi todo el mundo conocerá por su macabra historia. Otros que se le acercan mucho como Hades, Nuclear Throne, Rogue Legacy o Moonligther son claros ejemplos de roguelike que vician un montón, pero que no da para tantas horas como Isaac.

En esta ocasión vengo a hablaros de un título que entraría en la categoría de «cercano a Isaac» y es Undermine, desarrollado por Thorium y que salió hace ya un par de años, pero ahora aprovechándose del modo híbrido de Nintendo Switch. He de decir que el juego es un autentico vicio, pero veremos poco a poco todo lo bueno y lo malo que tiene en esta plataforma.

La verdad es que este es el primer «problema» que tiene el juego, ya que la historia que nos cuenta es bastante normalita. No tendremos un protagonista definido ya que cada en run podrá salirnos un minero o una minera que tendrá que llegar cada vez más lejos para ir avanzando por los distintos niveles. A nivel de personajes tenemos unos cuantos, que son ni más ni menos los que iremos rescatando o al hacer subquest. Si os preguntáis porque puse problema entrecomillas es porque la gran mayoría de roguelike no suelen tener una historia muy extensa y no es un gran problema, pero yo creo que este título si daba para tener una trama mucho más desarrollada.

 

¿Qué puedo deciros de la duración que no sepáis ya? Obviamente si solo te centras en la historia principal el juego no durará tanto, alrededor de las 20-25 horas que es sin duda un buen número, pero si después quieres conseguir el resto de objetos, reliquias o simplemente jugar por jugar la duración puede alcanzar una cifra exagerada. Es lo bueno y lo malo de este tipo de títulos que si te atrapan no te sueltan en muchísimo tiempo.

La dificultad por otro lado si notaremos que al principio cuesta mucho avanzar y que moriremos incontables veces, pero es la magia de todo esto, cuanto más mueras y más juegues más recompensas obtendrás en un futuro. Claramente estamos ante una dificultad equilibrada que va de más a menos, pero con ciertos modos de juego para los más exigentes y que ofrecen una experiencia MUY difícil incluso después de terminar el título.

Los logros de Undermine
Podremos completar hazañas que funcionan como logros

Y como no, tenemos los controles que claramente responden a la perfección incluso con los Joy-Con. Tal vez el salto que tenemos a nuestra disposición es algo «grande» y puede generarnos algún que otro problema, pero de normal todo el sistema de controles está bien pulido. Lo que si tengo que mencionar si o si es el rendimiento, el cual funciona de normal bastante bien excepto cuando hay demasiadas partículas en pantalla que hace que los FPS caigan en picado hasta el punto de freezearse o algún que otro crasheo que se solucionará en futuros parches. Por todo lo demás, Undermine luce espectacular tanto en modo portátil como sobremesa.

Normalmente empezaría por la antesala que nos lleva a nuestra aventura en este caso una especie de base, pero esta vez quiero comenzar a hablar por las mazmorras, las cuales dan para mucho de qué hablar.

Aunque suene obvio es importante destacar que cada nivel tendrá unas cuantas salas fijas, pero no su localización, siendo así generadas de manera aleatoria para no aprovecharnos de ello. Al principio del juego solo tendremos un par de salas importantes como la de las reliquias que nos otorgan pasivas o activas, la tienda donde comprar algún que otro consumible y salas secretas u ocultas que nos ofrecerán mini puzles que completar. Cuando avancemos lo suficiente podremos hacer alguna que otra misión secundaria o salvar a la gente de la base, que por suerte no serán muy complicados de conseguir y son totalmente imprescindibles (algunos más que otros).

También encontraremos la típica sala de jefe final que nos dará la posibilidad de pasar al siguiente nivel de forma permanente, por lo que una vez derrotemos al jefe en cuestión ya no podremos vencerlo de nuevo hasta mucho más adelante. Recordad que por suerte contaremos con viajes rápidos para avanzar entre zonas y empezar desde donde queramos, algo que personalmente me parece que ayuda bastante al jugador.

Morir y morir será lo único que haremos durante las primeras horas de juego, pero es totalmente normal e incluso me atrevería a decir que es una buena decisión porque así el juego te obliga a acostumbrarte a mejorar tu equipamiento antes de pasar de zona. Si es verdad que muchos jugadores no son capaces de superar esta barrera, pero creedme, si la superáis estaréis ante un juego imprescindible.

Las mazmorras de Undermine
Podremos encontrar salas de rezos y la del demonio, donde conseguir mejores objetos recibiendo con ello una o varias maldiciones.

También es importante destacar una de las mecánicas que tendremos que tener muy presentes y es la de la recolección de oro. Una vez muramos perderemos cierta cantidad de nuestro dinero conseguido e incluso nos lo podrán robar unos adorables slimes llamados cacos, es por ello que el juego invita a superar los niveles y repetirlos una y otra vez para llegar más lejos y conseguir mejores recompensas. Ya sabéis lo que dicen, cuanto más difícil es el camino mayor será la recompensa, pero tampoco os lo toméis muy apecho porque cuanto más jugáis más fácil se hará dado que conseguiremos mejor equipamiento, reliquias o un sin fin de ayudas.

Ahora toca hablar de nuestra «base» en la que no estaremos mucho tiempo, pero es importante sacarle el máximo provecho para recibir mejoras para nuestras exploraciones mineras.

Lo primero que conseguiremos y que lo dan prácticamente al principio es el herrero Wayland quien nos dará la opción de conseguir las dos posibles mejores cosas del juego: nuestro equipamiento y las reliquias. Nuestro equipamiento está basado en la salud, el oro que perderemos, el daño y distancia de nuestro lanzamiento de pico y el daño de oscilación que es el ataque cercano. Cuanto antes mejoremos nuestro equipamiento antes avanzaremos, pero también es verdad que cada vez costará más.

Por otro lado tenemos las reliquias que serán fabricadas por nuestro herrero si le llevamos la receta en cuestión. Como os podéis imaginar aquí entra el famoso pull de objetos siendo algunos bastante malillos en comparación con otros que nos darán interesantes mejoras, pero si es verdad que casi todos tienen sinergias con otros items por lo que podremos hacernos diferentes builds según la run que nos toque jugar. Es importante tener claro que queremos fabricar primero para no perder nuestro thorium de forma tonta que son unas gemas moradas que sirven como el oro, pero para las recetas y alguna cosilla más como bendiciones.

En la sala principal encontraremos tres tiendas más relevantes que son la tienda de bombas para mejorarlas, la tienda de consumibles para empezar la partida con cierta ventaja en cuanto a llaves y bombas, y por último el vendedor, quien nos dará upgrades para las tiendas que nos vayamos encontrando por las diferentes minas. Para finalizar tendremos la zona del mago Arkanos que nos venderá pasivas permanentes y la zona del laboratorio, donde trataremos todo el tema de las pociones.

No quería desvelar todas las tiendas que tendremos a nuestra disposición para que el jugador descubra parte de ellas por si mismo, pero si os digo que son bastantes, importantes y se adaptan a la perfección al estilo de juego de cada jugador.

¿Qué podría decir del pixel art? Todo lo que miremos será bonito, el diseño de niveles, los jefes finales, los diferentes enemigos comunes, todo está lleno de partículas y un diseño bien cuidado. Incluso el diseño de NPC’s que no son pocos está bien y cumple a la perfección su rol. Algo sencillito, pero que funciona muy bien y que no disgustará a ningún jugador sin duda.

Lo que si me mosquea un poco es la banda sonora. Últimamente no encuentro una OST que pegue al 100% con el título que juego y podría decir lo mismo de Undermine. No estoy diciendo que sea mala para nada, pero siento que no está a la altura de lo que jugamos. Le falta como ese toque de música con ritmo que anime a los jugadores a no mutear la consola y ponerse los cascos para escuchar una buena banda sonora.

Los gráficos de Undermine
Grandes y bien diseñados, así son los monstruos de Undermine.

Solo puedo decir una cosa de Undermine: es un imprescindible de los roguelike. La experiencia que ofrece es inmensa, equilibrada y muy bien llevada a cabo. Tal vez no es tan extenso como Isaac, pero lo suficiente como para no aburrirnos por mucho, mucho tiempo. Con todo tipo de reliquias, bendiciones, mejoras, mascotas y un sin fin de posibilidades. Si a esto le sumamos el post-game que ofrece un reto extra para los jugadores más exigentes se vuelve una opción perfecta para todo tipo de jugadores.

Lo único malo que puedo resaltar es por la versión de Switch, caídas de FPS y crasheos es lo más problemático que veremos. Si, antes nombraba que la OST no es para tanto, pero aunque se note algo ausente no creo que sea tan importante con el paso del tiempo.

Undermine

Puntuación Final - 9

9

Imprescindible

Undermine es un roguelike muy extenso que hará delicias entre los amantes del género, pero que no se olvida de los más novatos dándoles una oportunidad para adentrarse en dicho género.

User Rating: Be the first one !

Alvaro Lopez Rodriguez

Nintendero desde que nací, gracias a mi familia que me enseñaron todo sobre los videojuegos. Fire Emblem y Metroid son sin duda de las mejores sagas que nos ha podido dar la industria de los videojuegos.
Apoya el contenido de NaviGames con tus compras en Amazon
Botón volver arriba
X