AnálisisPS4

Twin Mirror – Análisis PS4

Como buena aficionada a las aventuras gráficas y todas sus variantes posteriores, la llegada de Twin Mirror para PS4 me generaba muchísimo interés. Esta aventura en tercera persona desarrollada por Dontnod parecía tener todos los elementos necesarios para enganchar al público: intriga, fantasía, investigación… Sin embargo, ¿es esto así? ¡Descubridlo en el siguiente análisis!

Twin Mirror es el último título de Dontnod, creadores de juegos como Life is Strange, Vampyr y el reciente Tell Me Why. Con unos parientes tan significativos era imposible no tener cierta expectación que quizás haya jugado en contra, ya que hay que tener en cuenta que tal vez la trama de este juego no sea apta para todo tipo de públicos. Si buscáis una aventura narrativa con una acción rápida al estilo Until Dawn, Detroit o similares, debo señalar que posiblemente este no es el juego.

Twin Mirror se basa principalmente en la investigación, en la unión de pruebas y los razonamientos lógicos con alguna que otra licencia narrativa fantasiosa de la que pronto hablaremos. La historia comienza cuando Samuel, un periodista, vuelve a su pueblo natal para el entierro de su amigo. Sin embargo, hay indicios de que éste no ha muerto en un simple accidente y es el propio Samuel el encargado de dar luz a los acontecimientos. Por lo tanto, como podéis ver, nos encontramos ante una historia de misterio con principios detectivescos, donde la acción pasará a un segundo plano para dar paso a la búsqueda de la verdad.

¿Cuál es la peculiaridad? Pues que la mente de Samuel es un bastión oculto, un lugar extraño donde los recuerdos se materializan en su Palacio Mental. Este lugar transitable a lo largo de la historia será un distorsionador de la realidad, pero también el tablero en el que razonaremos y uniremos las pistas que tenemos. Por si fuera poco, Sam no se encuentra solo, y es que existe un Sam alternativo presente desde el comienzo de la historia que pondrá contra las cuerdas al protagonista y con el que conversará y reflexionará para poder seguir avanzando. De hecho, la toma de decisiones propia de este género de videojuegos estará muy presente gracias a esta segunda personalidad del personaje.

Twin Mirror análisis
Seremos dueños del destino de Sam a través de la toma de decisiones

El juego deja claro a los pocos minutos de empezar lo especial que es nuestro protagonista y la particularidad de su mente. Claramente, Sam responde al perfil de una persona con un trastorno y se nos deja ver, aunque no aluda especialmente a ello. Ha vuelto, y no por voluntad propia, a su pueblo natal dónde todo el mundo le es conocido y le conocen. Este argumento no es la primera vez que lo vemos y es muy propio de la ficción americana. Sin embargo, el pueblo ha cambiado y entre sus personajes se puede esconder un asesino.

El problema es que la narrativa es algo insípida y lenta. Es cierto que la duración del juego roza las cinco o seis horas, pero hace mucho hincapié en encontrar todas las pistas posibles y eso ralentiza el avance. Además, si tenemos en cuenta que esta trama ha sido explotada ya en muchas ocasiones (no en vano a este juego se le ha relacionado con Twin Peaks), el desarrollo es un tanto predecible. Sin embargo, esto parece contrario al hecho de que su ritmo es irregular, pero está claro que el juego estaba pensado para ser dividido por capítulos; de ahí la dualidad entre una acción lenta, pero un ritmo que desvela lo que está por venir tal vez antes de tiempo.

Cómo es típico en el juego existen distintos finales en función de nuestras decisiones, pero realmente se engloban en un marco muy concreto. Es cierto que la trama se complica conforme avanza el juego, pero cae en distintos clichés, como el de la chica de la que el protagonista está enamorado que se va con el mejor amigo y se reúnen tiempo después.

Los personajes de Twin Mirror
Los habitantes del pueblo nos ayudarán a resolver el misterio

Los primeros instantes del juego son una tentativa a enganchar al jugador al universo de Twin Mirror con paisajes llamativos y la apremiada aparición del Palacio Mental, que tal vez no tiene el efecto que se busca debido a que nos condensan en pocos minutos muchos elementos que todavía no acabamos de entender. Si esto lo juntamos con el hecho de que algunas veces el juego es poco intuitivo refuerza la idea de lentitud.

Como os comentaba, la particularidad de este juego respecto a cualquier otra obra de investigación es la existencia del Palacio Mental de Sam. Éste es un lugar que al jugador genera dualidad, ya que nos es útil en nuestras pesquisas, pero por otra parte estamos siendo testigos de que la mente de Sam es un lugar alterado.

El Palacio , la escenificación de su mente, es un lugar hecho de cristal en una alusión a la fragilidad de su mente. Mientras estamos en este »modo» encontramos escenarios que realmente son interesantes, como si de Alicia en el País de las Maravillas se tratase.

Análisis de Twin Mirror
El Palacio Mental de Sam será un lugar de investigación, pero también de fragilidad

La mera existencia de este lugar, así como de la otra personalidad del protagonista, sumado al hecho de que lo vemos tomar medicación, ya nos indica que Sam no es una persona corriente. Sin embargo, no voy a negar el hecho de que me ha resultado decepcionante que no indaguen propiamente dicho en lo que supone ser una persona con cierta enfermedad, o trastorno, intentando vivir en sociedad. A la otra personalidad sólo la escucha Sam y muchas veces vemos que él mantiene conversaciones delante de otros personajes que simplemente parecen estar congelados mientras, o hacen alguna alusión de que Sam se ha quedado bloqueado.

Esto es complicado, ya que si decides crear un protagonista con esta particularidad tienes que ir con todas a por la idea y sin embargo, parece quedarse un poco a las puertas.

Twin Mirror responde a los patrones generales de su género, existiendo mucha cinemática y unos controles sencillos. Podemos interactuar con el entorno, cuando tengamos que investigar y refugiarnos en la soledad de nuestra mente en la que Sam parece funcionar mejor. Las pistas podrán ser analizadas y tendremos que efectuar un razonamiento lógico guiado.

Ahora bien, la importancia de los diálogos en este tipo de juegos es crucial. En muchas ocasiones tendremos que decidir qué vamos a decir o a hacer dentro de un tiempo de respuesta determinado. El problema principal que le veo a este juego es que las decisiones parecen tener poco peso en el sentido de que después de decidir se genera un diálogo poco predecible con las opciones que teníamos, y por lo tanto no es algo que nosotros hayamos controlado realmente por mucho que hayamos decidido.

Los gráficos de Twin Mirror
Aunque gráficamente no sea lo más actual se nota el trabajo realizado con los medios disponibles

Ahora bien, como lanza a favor de Dontnod debo decir que el estudio siempre intenta darle un toque distintivos a sus juegos y esto se aprecia en éste también. Centrarse en una temática puramente de investigación en plan novela negra tampoco es fácil. Detroit o The Wolf Among Us lo tenían más sencillo gracias a su ambientación fantasiosa o futurista mucho más llamativa. En Twin Mirror sin embargo no existen artificios que descentren al jugador de la trama, de ahí la existencia del Palacio Mental. Esto hace que el peso de la trama sea mucho mayor que en otros juegos en los que pueda estar camuflada por artificios. Es cierto que cuenta con ideas ambiciosas y les ha faltado arriesgar, pero a su vez es una propuesta cuanto menos interesante.

A las puertas de la nueva generación el apartado gráfico de Twin Mirror resulta mediocre, pero no por ello desastroso. Es cierto que no es el juego con mejor resolución o detallado, pero se nota que han explotado al máximo los recursos que tenían. Los paisajes están trabajados, así como los exteriores e interiores del pueblo de Basswood. El diseño de personajes también es bastante creíble. Falta algo de expresividad, pero es bastante común en los juegos de este género a día de hoy.

En cuanto al apartado sonoro, el juego cuenta con buena música de ambientación. No nos encontramos ante la banda sonora del siglo, pero creo que cumple positivamente con su función. Por otra parte, el juego está en inglés con subtítulos en español. 

En Twin Mirror encontramos una propuesta interesante que puede ser el escenario para que el estudio siga desarrollando ideas por ese camino. Con Life is Strange a sus espaldas la expectativas eran altas y el resultado ha sido algo insípido. Sin embargo, en término generales no es mala obra y seguramente habrá jugadores que les guste y encuentren en este juego un juego muy disfrutable. Creo que en mi caso al estar acostumbrada a juegos como Detroit, Little Hope o Beyond que cruzan mucho más la barrera de la fantasía he encontrado este juego algo más monótono de lo que seguramente sea. Es cierto que algunos aspectos son mejorables para la excelencia, pero en conjunto supone un juego cohesionado que cumple en todos sus apartados. Si sois fans del género detectivesco, os animo a probar este juego y a que saquéis vuestras propias conclusiones.

Twin Mirror

Puntuación Final - 6.5

6.5

Interesante

Un juego con tintes de aventura gráfica detectivesca con propuestas interesante, pero que podrían haber sido más desarrolladas.

User Rating: Be the first one !

Raquel Cervantes

Periodista de videojuegos. Streamer y portadora de la Llave Espada.
Apoya el contenido de NaviGames con tus compras en Amazon
Botón volver arriba
X