AnálisisPC

Turnip Boy Commits Tax Evasion – Análisis PC

Está feo eso de evadir impuestos

Evadir impuestos, lamentablemente, es una práctica común en cualquier zona desarrollada del planeta. Es algo que se podría considerar insolidario para aquellos que se comprometen a seguir las leyes del país en el que viven. Muchas veces cada uno aporta con lo que puede, mientras que los que más tienen suelen buscar triquiñuelas para evitar pagar demás. Por otro lado, exprimir de impuestos a los pequeños ciudadanos que cuentan con pocos ingresos llega a ser un abuso.

Con esta premisa se presenta Turnip Boy Commits Tax Evasion, todo con humor y con un tono irónico sobre la gestión territorial que se lleva a cabo en zonas urbanas. A pesar de que el juego no tiene nada con esto, sí que muchos diálogos, el argumento y el propio título llevan esa jerga sobre la tributación impuesta a todos los residentes. Así que no hay por qué preocuparse, aquí no hace falta pagar ningún tipo de impuesto. En esta ocasión solo eres un nabo sin nada en los bolsillos, pero lo único que puedes hacer para sobrevivir es ¿evadir impuestos?

Título desarrollado por Snoozy Kazoo, un pequeño estudio independiente de origen estadounidense. Un juego muy bien ejecutado cuyas mecánicas se asemejan a los Zeldas clásicos. Con una estética muy simpática, desprendiendo humor a cada paso que se da en el juego. Y por supuesto decenas de guiños que van desde la forma en la que se ganan la vida un youtuber y creadores de contenidos, hasta memes más elaborados y rebuscados. Y es que los chistes y chascarrillos llegan a causar alguna que otra carcajada o risa descontrolada.

La historia comienza con nuestro protagonista, un pobre nabo que ha heredado un invernadero. Pero para poder poseer ese edificio es necesario pagar al alcalde la tributación correspondiente. Pero nuestro pequeño protagonista es un nabo y es pobre. Es por ello que será necesario trabajar y cumplir tareas para que el corrupto alcalde nos dé lo que nos corresponde. En este punto se nos abren varias posibilidades, aunque algunas estén bloqueadas de primeras. Por ejemplo, ante un camino bloqueado por hierba necesitaremos conseguir una espada.

El escenario de Turnip Boy Commits Tax Evasion

Todo está diseñado de manera lineal en un mapa que se irá desbloqueando poco a poco a base de realizar tareas, conseguir poderes y usar herramientas especiales. Estos artilugios son esenciales, pero no muy numerosos. Los más destacables son la espada y la regadera. La primera permite matar monstruos y cortar hierba, mientras que la regadera activa plantas repartidas por el mundo y que tienen unas funciones especiales. Algunas de ellas activan bombas, sandías que bloquean o portales interdimensionales, uno de entrada y otro de salida, al estilo Portal.

Para poder usar esos objetos, pulsando un botón se despliega un submenú con una lista de artilugios y poderes pasivos. Este menú simple algunas veces es molesto debido a que es necesario intercalar objetos para combinarlos de manera muy rápida. Pausar la acción en este juego que escasea es algo negativo, porque es muy sencillo programar un botón para intercambiar de manera instantánea. Sobre todo en la parte de jefes finales donde se complica la cosa.

Los personajes de Turnip Boy Commits Tax Evasion

La acción transcurre de ir de un sitio a otro hasta llegar al jefe de zona. En general, los jefes y monstruos son muy sencillos de aniquilar. Aun así el juego progresa tanto en profundidad como en complejidad de manera moderada. No puede ir mucho más allá en las apenas cuatro o cinco horas que dura el juego. Puede durar un poco más si quieres completar la escueta lista de tareas pendientes que aparece en el menú principal.

El juego viene perfectamente traducido a español, lo cual se agradece. La importancia de comprender los diálogos es muy importante para relacionar personajes y saber qué hacer con cada NPC. Además los personajes son de lo más absurdos y divertidos. La mayoría concienciados en tener los impuestos en regla y al día, otros que forman bandas y mafias con sus propios chanchullos… Un espectáculo variopinto de personajes divertidos y entrañables.

Me hubiese encantado que durase un poco más con alguna otra zona de mapa extra, ya que cada una cuenta con historias muy originales. Por ejemplo, un bosque lleno de vertidos radiactivos, cuya conclusión que se puede sacar es que las frutas y hortalizas han conseguido consciencia gracias a la radiactividad. Y si te preguntas dónde están los humanos, también tienen su trasfondo en este colorido mundo.

La jugabilidad de Turnip Boy Commits Tax Evasion

Por otro lado cada mapa cuenta con una banda sonora muy diferenciada entre sí, con temas muy bien escogidos y algunos de ellos con un ritmo muy pegadizo. Una buena selección para bombardear puertas, aniquilar caracoles o hablar tranquilamente con los habitantes que, como ya he dicho, son una parte vital del videojuego, tanto para el desarrollo como para los logros. Un nabo no sabe leer y lo único que se puede hacer con los documentos y notas es rajarlas. Como curiosidad, por cada documento que rajes salta un logro con un nombre tronchante.

En conclusión un videojuego de acción y aventura al estilo de The Legend of Zelda: Link’s Awakening. Un sistema de mazmorras interesante, pero algo corto, apoyado por unos utensilios y poderes curiosos y estrafalarios. Con una temática simpática, cuenta los problemas de la sociedad actual con ironía y humor. Este Turnip Boy Commits Tax Evasion sin duda merece la pena darle una oportunidad. Coge el mando, siéntate donde puedas y pásatelo bien disfrutando de este simple y desternillante juego.

Turnip Boy Commits Tax Evasion

Puntuación Final - 7

7

Interesante

Mazmorras y misiones. Un mundo colorido y variopinto de personajes divertidos y algún que otro meme.

User Rating: Be the first one !

Mindjellyfish

Apasionado a los videojuegos desde la más tierna infancia y adicto a canales de cocina desde la más tierna madurez.
Apoya el contenido de NaviGames con tus compras en Amazon
Botón volver arriba
X