AnálisisPS4

Travis Strikes Again: No More Heroes – Análisis PS4

Hotline, te amo

Si estamos aquí, si me estás leyendo, es porque te gustan los videojuegos. Suena obvio, ¿no? Lo que no es tan obvio es que, a menudo, quien crea los videojuegos que nosotros tanto disfrutamos, no tiene, o ha perdido esa pasión. No es nuestro caso hoy, porque Goichi Suda, más conocido como Suda51, ama el medio como pocos, y si ya nos lo había demostrado con sus anteriores títulos, aquí se reafirma, por si teníamos alguna duda, de que a sus más de 50 años ama el videojuego como pocos.

Y es que, Travis Strikes Again: No More Heroes es, por encima de todo, una carta de amor al videojuego. No es un hack and slash, ni tampoco una visual novel (de hecho hay un momento en que el juego se plantea qué tipo de género trata realmente). No, no es nada de eso. Es una oda punk al videojuego, un plato de alta cocina para el jugador, y como cuando hablamos de alta cocina: aquí venimos a degustar, no simplemente a «comer», y ni mucho menos a devorar.

Obviamente, la Death Drive II está en 4:3

Pero vamos a ponernos un poco en antecedentes. Este Travis Strikes Again es una suerte de spinoff de la saga No More Heroes, que dio inicio (¡Cómo pasa el tiempo!) hace más de 10 años en Wii y tuvo su segunda parte en 2010. El protagonista es Travis Touchdown un tipo que, oh, casualidades de la vida, ama los videojuegos, el anime y la cultura pop en general, pero que se ve envuelto en una trama de asesinos y asesinatos, convirtiéndose así en un asesino más.

Y llegamos a 2019 y a Travis Strikes Again, que no es la tercera parte que pedían los fans (aunque es una saga bastante popular en occidente, en Japón ha tenido más problemas para despegar), sino algo más comedido. Travis está cansado de matar, nunca quiso ser un asesino, y no quiere volver a serlo, así que decide retirarse a su caravana y pasar los días jugando a videojuegos. Pero el retiro no le va a durar mucho, y su pasado corre más rápido que él.

Gamer scent

Mientras se echa una partidita al Hotline Miami, le ataca un antiguo enemigo, Badman (¿se puede tener mejor nombre de antagonista?), quien a su vez es quien le abre los ojos sobre la Death Drive Mark II, una consola maldita de realidad virtual de ultimísima generación. Se dice que si se completan todos sus juegos se podrá pedir cualquier deseo. A Badman ya no le interesa vengar la muerte de su hija matando a Travis, sino que, como experto videojugador, lo convierte en su aliado para cumplir la supuesta profecía/leyenda urbana y resucitar a su hija.

Esta es la excusa que tenemos para entrar en el mundo de la Death Drive, donde la mayoría de sus juegos son una especie de hack and slash, aunque en algunos las mecánicas cambian, o pasamos de jugar en una perspectiva cenital a una en una especie de 2D (pensad en Nier: Automata, por ejemplo). No es un hack and slash revolucionario, pero cumple con creces. Los golpes pesan, el reto es adecuado (recomiendo jugarlo en la dificultad más alta (dificultad que está graduada en tipos de sabores… GOTY), y como buen hijo de su tiempo, tenemos nuestros niveles que subir (aunque el juego nos anima a jugar como «un verdadero gamer» y no subir ningún nivel) y combos que desbloquear.

Pero esta parte de hack and slash es solo una pieza de la obra de Grasshopper Manufacture, porque tiene mucho también de Visual Novel, y con esto no quiero decir que sea un arcade que cuenta su historia, porque no tiene presupuesto para más (que no lo tiene), en forma de VN. Más bien es una decisión totalmente consciente, dentro de las limitaciones propias del desarrollo del juego. Esto se hace evidente en multitud de ocasiones, auto-referenciándose, parodiándose a sí mismo y haciendo guiños y referencias continuamente, no solo a otras obras y videojuegos, sino a los propios desarrolladores. Y es que, como el propio juego reza, se «desarrolló usando Unreal Engine 4, el noble middleware de más pedigrí, hecho por Epic Games».

Por si nos perdemos, tenemos manuales de todos los juegos, y de la consola, claro

Aunque llamarlos «guiños y referencias» me parece faltarle un poco el respeto a Travis y su pandilla. Porque creo que no son referencias, sino es la propia sangre, la razón de ser de este Strikes Back. Todo su discurso se cimienta sobre otras obras, ya sean las de la propia saga de No More Heroes, otros trabajos de Suda51 (¡si hasta jugamos un nivel repensado del excelente Shadows of the Damned!), otros juegos (con una fuerte predilección por lo indie) y todo tipo de cultura Pop. Y es que es bastante difícil leer más de cinco líneas sin que nuestra mente vaya a otro título, y al rato de juego, estamos tan metidos en su círculo de referencias que nos ponemos a hacer cábalas sobre si esto se refiere a esto otro, o tiene alguna relación con esto o aquello otro…

El hack and slash que en realidad es una Visual Novel, pero bueno, en verdad no

Quizás os esté dando una sensación de cierto déja vù, y es que el juego salió a principios de año en Switch (y en esta bendita casa le cascamos un 7), lo re-analizamos con motivo del lanzamiento en PC y PlayStation 4. Soy consciente de que este spin off se llevó más palos de la prensa de los que creo que debería. Me parece un juego honesto como pocos, y me da la impresión de que a otros se les permiten cosas y se le alaban otras que aquí o se pasan por alto o se las califica de «bajo presupuesto». Se puede hacer una aventura en 2D lo-fi con bajísimo presupuesto, y aun así innovar, rompernos esquemas y dejarnos marca. Creo que esto es lo que hace Travis Strikes Again, y es mucho más que un No More Heroes de Hacendado, y quizás Suda51 hubiese preferido hacer la tan esperada tercera parte directamente, pero, visto que no podía, ha decido crear esta oda a los videojuegos única, hecha a medida de un presupuesto ajustado, y no al revés.

Nos podríamos hacer una biblia con los consejos que nos da el juego

Por lo general, la mayoría del tiempo no podemos hacer lo que queremos, y hacemos lo que podemos, y lo hacemos lo mejor que sabemos. Pero a veces, podemos darle la vuelta a las circunstancias, que no suelen estar a nuestro favor, y hacer algo memorable, que resulte exactamente lo que queríamos hacer, por casualidad, por fuerza de voluntad, por trabajo duro, por pasión… Quiero pensar que algo así le ha sucedido a Suda51 y al equipo de Grasshopper Manufacture, que han conseguido crear una obra única, hecha por personas que aman el videojuego y que han volcado su corazón en un título que, estoy seguro, será de esos que cada año que pasa mejoran y se recuerdan con más cariño. Pensad que en apenas diez meses ya ha subido dos puntos en esta nuestra página, así que en cosa de un año deberíamos empezar a verlo en las listas de hidden gems y underrated games, ¿no?

Travis Strikes Again: No More Heroes

Puntuación Final - 9

9

Imprescindible

Una oda punk al videojuego que rebosa cariño, buen hacer y una capacidad de adaptación y conocimiento del medio envidiables.

User Rating: Be the first one !

Pablo López "Potajito"

Traductor, videojuerguista y persona en general.
Apoya el contenido de NaviGames con tus compras en Amazon
Botón volver arriba
X