AnálisisPC

There is No Light – Análisis PC

Una segunda oportunidad, para bien y para mal

No es broma la cantidad de títulos tan buenos, o al menos llamativos, que han salido este septiembre y que están por venir en octubre de 2022. Se han juntado una buena tropa seguida de indies que llevaba tiempo siguiendo. Entre ellos There is No Light, un videojuego que me entró por los ojos y me convenció al probar su demo en Steam. Desde su sobrecogedor pixel-art, hasta el combate rápido y agresivo, el título de Zelart y HypeTrain Digital solo sumaba puntos para lo que podría ser una obra extraordinaria. Y hasta cierto cumple las expectativas.

There is No Light es un hack and slash 2D en vista cenital con un apartado 16 bits que es una delicia. Sé que normalmente lo suyo es hablar de la historia, por ir dando algo de contexto, pero es que el pixel-art de verdad que es sorprendente, inquietante y retorcido. Juega mucho con la penumbra, ya que el juego sucede en el subsuelo, y junto a los sonidos de ambiente y ligera banda sonora de fondo, es un espectáculo sobrecogedor. No sé si es porque Zelart es un estudio ruso, pero casualmente tiene bastantes resemblanzas con Metro 2033, sobre todo por la construcción de su mundo subterráneo.

Estación Central de There is No Light
Criatura alada derrotada en There is No Light

Siempre hay un resquicio perturbador en cada rincón, sea en la zona inicial o en una parte alejada totalmente opcional

Ahora sí, historia. Ya comenté que estamos en el subsuelo, donde sucede toda esta aventura de venganza y fantasía oscura. Toda población conocida se ha quedado en el subsuelo ahora que en la superficie hay una lucha encarnizada contra monstruos del más allá. Sin embargo, la vida abajo tampoco es que sea idílica. La guerra santa, la corrupción, el hambre, la segregación y la locura campan a sus anchas por el subsuelo, afectando de formas diferentes a cada persona y territorio, formando tres grupos con distintas corrientes de creencias.

No tardamos mucho en darnos cuenta que este mundo es injusto cuando arrasan con la villa, matan a la esposa y secuestran al hijo del protagonista para rendir culto a la todopoderosa Mano. Hay tantas historias ocultas detrás de esta supuesta deidad que salvó la humanidad que no podemos más que sospechar. ¡Una pena que hayan matado al protagonista tan rápido! A no ser que el Maestro Samedi, una figura desconocida que juega (literalmente) con la la vida y la muerte, decida darle una segunda oportunidad y un plan para vengarse.

El objetivo doble del juego parece ser liberar a la humanidad de la tiranía si pensamos en el protagonista, y, por el camino, disfrutar de la matanza comiendo palomitas como hace Samedi. Cada nueva area va introduciendo enemigos a los que repartir leña, algunos con un gusto particular por lo eclesiástico con engendros demoníacos y figuras casi divinas, pero también dejando espacio para toques lovecraftianos, otros de ciencia ficción, bestias inmundas sin más, y otros que simplemente escapan a toda comprensión. Entre toda esta amalgama separada por niveles, también hay más de un diseño original de zonas y enemigos. Recuerdo especialmente a uno raro que atacaba como los Enderman de Minecraft. Vamos, que hay de todo y para todos.

Los combates de There is No Light son rápidos, en donde tener reflejos es obligatorio. Solo es cuestión de segundos el pensar dónde moverse mientras tener localizados a los enemigos. Un gameplay despiadado para un mundo despiadado, pero para compensar los rivales también tendrán pocos patrones de ataque, que advierten antes de ejecutarlos. Además, si el desafío se va de las manos, podemos seleccionar el Modo Errante (dificultad moderada) cuando queramos en lugar del Modo Guerrero (dificultad normal). Jugando en la segunda opción, puedo decir que entre cambio de zonas la dificultad se puede disparar, pero siempre noté que, si moría, era culpa mía; Identificaba el error que cometí incluso siendo el juego tan ágil, tan fast paced.

Jefe Homúnculo: El niño de los recuerdos de There is No Light
Todos los jefes tienen propuestas de lucha muy diferentes, dando una variedad muy necesaria en este tipo de juegos

Hablando de morir, también es otro punto importante que tocar. Cuando pase volveremos al último punto de control, manteniendo las acciones que hayamos hecho en el entorno, como palancas activadas y coleccionables, pero perdiendo las pociones de vida usadas. Hay escasez de pociones, esparcidas por sitios normalmente ocultos, y no son reutilizables, además que solo poder llevar tres como máximo.

También añade hay una forma de que los enemigos queden derrotados. Si nos matan a mitad de camino, rebobina el tiempo y los enemigos del principio reaparecen, pero si conseguimos llegar al siguiente punto de guardado, la tanda que matamos antes permanecerá muerta. Una decisión de diseño que personalmente agradezco cuando There is No Light no es un RPG de acción, por mucho que coseches puntos de experiencia para desbloquear habilidades.

Esta combinación abre decisiones interesantes sobre como distribuir pociones, haciendo que los enfrentamientos sean aun más tensos. «¿Arriesgo esta cura pensando que derroto al jefe, o quizás espero a ver si puedo solo y me lo ahorro?» «No quiero pasar por el calvario de matar a los enemigos de antes… ¿Qué hago?» Incluso para saltarse algunas partes de un area, hay algún que otro portal que nos manda Samedi, aunque su uso indiscriminado tenga, digamos, consecuencias. Es por todo esto que There is No Light puede ponerse la medalla de juego difícil, pero no sin dar algunas ayudas opcionales a plena vista.

Hijo del Rey de las Moscas de There is No Light
Incluso en sus elementos más ordinarios consigue remarcar algo quizás no único, pero sí genuino

Tenemos que conseguir cuatro fragmentos que tienen las bestias más poderosas de los disintos bandos del subsuelo. Con libertad para empezar por una senda u otra, no solo iremos abatiendo monstruos, también conoceremos el trasfondo de cada zona, dividida en otras tres subareas, cada una con historias que se cuentan solas por el escenario y algunas notas por ahí escondidas. A más profundo exploremos una zona, más oscura se tornará la trama. Y es que, a nivel narrativo, el juego no da las cosas mascadas. Pero cualquiera concluiría que no hay ni un solo lugar que no tenga una horrenda verdad entre bambalinas.

Nota de familiar a un querido suyo muerto en guerraLa otra forma de conocer la historia, más directa, es hablando con mucha gente alejada de la Estación Central, influenciada por motivaciones de todo tipo, a cada cual más desesperada. Algunos de estos NPCs tendrán opción para responder afirmativa o negativamente. Aquí aparece un sistema de karma muy ingenioso: va del rojo al verde, y una curiosa sección en amarillo. Básicamente, en verde eres bueno, y en rojo te portas mal. En más de una ocasión me frustré porque quería llevar la balanza a un lado, pero las preguntas ambiguas no dejaban muy claro si lo correcto era responder sí o no. También en parte tema delicado de la traducción en español latino.

Me llevó un tiempo y probar un par de teorías, hasta que descubrí la estupenda idea detrás de este sistema. Samedi, este ser que resucitó al rubiales (como le gusta llamar al protagonista), siempre nos seguirá y de vez comentará en función de las respuestas que demos. Y su personalidad es un tanto retorcida; tanto, que incluso pondrá trabas en el camino cuando menos lo esperemos si no le entretenemos. Para él, las horribles experiencias de los habitantes del subsuelo son un espectáculo delirante. Sin embargo, al satisfacer sus deseos le pondremos de buen humor, y puede que hasta dé alguna ayuda. Aunque contentarle implique ser cruel. En There is No Light, ser buena gente es un camino arduo, pero al final de este puede que haya valido la pena recorrerlo cual mártir.

El Maestro Samedi hablando con el rubiales
Solo el jugador decidirá

There is No Light tiene uno de los mejores pixel-art que haya visto jamás y una atmósfera cautivadora para los fanes de la fantasía oscura. Sus animaciones y sonidos ocasionales bastan para transmitir todo el sufrimiento, agonía y alegría (principalmente las coñas de Samedi) por la que está pasando cada personaje. Su historia de venganza, con toques religiosos y experimentos humanos fallidos, sirven de excusa suficiente para matar, matar y matar. Sin embargo, se me hace difícil creer que haya tantísimos cadáveres y gente viva repartidos. La construcción del mundo subterráneo me encanta, usando simbología pagana y disputas entre distintas fes, pero noto que necesita un hilo conductor un poco más potente en lugar de esparcirlo tanto entre varios subtramas interconectadas.

En lineas generales, es un título perfecto para los que quieran un gameplay dinámico que da para al menos 20 horas disfrutables. Por el momento, There is No Light está solo disponible en PC por 24,99 € en Steam, GOG y Epic Store.

There is No Light

Puntuación Final - 8

8

Recomendado

Un hack and slash de fantasía oscura que bebe de mitos religiosos, lovecraftianos y folclore ruso. Su pixel-art es inquietante, y junto al diseño de audio, mete de lleno al jugador dentro de combates despiadados en donde el instinto impera ante la estrategia.

User Rating: Be the first one !

Daniel "Fullbull" Rubio

No me pidas mucho para los textos, que solo hice el bachiller de ciencias. En esta vida me gustan tres cosas: cerebro, videojuegos y carlinos.
Apoya el contenido de NaviGames con tus compras en Amazon
Botón volver arriba
X