AnálisisPS5

The DioField Chronicle – Análisis PS5

Cuando juegas al Juego de Tronos, o ganas o mueres

El pasado mes de septiembre, Square Enix decidió no dejarnos respirar sacando dos títulos, y hoy venimos para hablaros de uno de ellos, The DioField Chronicle. Un título que a priori ni siquiera lo tenía en mi radar, pero que, una vez entré en él, pude conocer una pequeña sorpresa que no solo gustará a los fans del género, sino, que es perfecto para adentrarse en los juegos de estrategia.

Square lleva tiempo apostando por este tipo de juegos, hace poco teníamos por ejemplo Triangle Strategy, y próximamente Tactics Ogre: Reborn. Pero todos ellos tienen algo que los diferencia, por lo que no se nos hace repetitivo, y por qué no decirlo, los fans no nos quejamos de este sinfín de títulos.

The DioField Chronicle ya se encuentra disponible en PlayStation 5, PlayStation 4, Xbox One, Xbox Series X/S, Nintendo Switch y PC. La versión analizada y de la que hablaremos hoy es la de PlayStation 5, aunque ya os adelantamos que, si no teníais este juego en el punto de mira, quedaros por aquí, porque encontraréis una sorpresa a pesar de sus defectos.

En un país en continuas disputas y diferentes guerras, por las conquistas y alzamientos al trono, aparece un joven grupo de mercenarios llamados los Blue Foxes.

Este grupo de héroes se alzarán a la batalla para intentar traer finalmente la paz y asentar en el trono al verdadero rey. Durante toda la aventura encontraremos fieles a nuestra causa que se irán uniendo, aunque también nos encontramos con una historia llena de traiciones y entramados.

Caballeros, jinetes, magos, arqueros… Un grupo muy variado de personajes en el que cada uno de ellos simboliza uno de los diferentes roles dentro del juego. Lo malo es que, al ser tantos personajes, sus tramas se quedan en un segundo plano, siendo solo unos pocos los que son realmente interesantes. Hubiese sido preferible menos personajes y centrarse más en sus tramas, ya que la historia del juego, por desgracia, intenta ser un Juego de Tronos, pero el resultado es muy descafeinado.

La historia a pesar de estar bien, no es su punto fuerte

Puede que su historia y sus personajes no sean sus grandes pilares, a diferencia de su sistema de combate. Sencillo, pero consigue atraparte.

Nos encontramos ante un juego de estrategia en tiempo real, con un grupo formado por hasta cuatro personajes más otro anclado a cada uno de ellos. Deberemos luchar diferentes batallas de corta duración; cada una de éstas no durarán más de 15 minutos, por lo que hace que el juego no se haga pesado.

Como hemos hablado antes, cada uno desempeña un rol: los encargados de atacar cara a cara irán en primera línea de batalla, mientras que los magos y arqueros se posicionarán en la retaguardia. Así serán habitualmente los posicionamientos si lo hacemos de manera automática, pero siempre que queramos podemos mover a cada uno de los personajes por donde queramos del mapa. Es más, es aconsejable hacerlo, ya que los enemigos no nos dejarán ni un respiro.

Cada enemigo, al igual que nosotros, dispone de un rango de ataque que siempre quedará marcado; si vemos que uno de sus ataques nos va a dar, podremos movernos para que esto no ocurra o simplemente cortarle el ataque. Esto quiere decir que el juego continuamente está en movimiento y que debemos estar pendientes de cada detalle o será el fin.

Si el ritmo establecido se nos hace cuesta arriba, podemos subir su velocidad hasta un x2, una peligrosa acción que puede destrozarnos la batalla si no tenemos mucho cuidado. Hay que pensarse mucho las decisiones que tomemos, ya que hacer bien (y rápido) las cosas se premia en este juego.

Tras cada misión obtendremos beneficios si cumplimos algunas directrices, que normalmente suelen ser las mismas: o que no caiga ningún personaje en combate o terminar la misión antes de un tiempo.

Cada personaje tiene asociado a sí mismo a otro aliado, siempre y cuando sea del mismo rol, es decir, un mago y un arquero no pueden estar vinculados. ¿Para qué es esto? Para tener aún más posibilidades de hacer una mejor campaña; si se nos agotan los EP (los puntos para realizar ataques más potentes o magia) podremos cambiar a nuestro personaje vinculado y utilizar sus puntos, al igual que su barra de vida. En todo momento podemos utilizar los ataques aprendidos de cada uno de los personajes vinculados.

La cosa no acaba aquí, ya que cada vez que derrotemos a un enemigo nuestra barra de orbes mágicos se irá llenando. Una vez la tengamos llena podremos invocar a una bestia que tengamos equipada, como por ejemplo Bahamut. Estas invocaciones las iremos consiguiendo conforme vayamos avanzando la historia y completando misiones.

Hay diferentes tipos de misiones, aunque principalmente encontraremos la de «acaba con todos los enemigos», en la que deberemos de aniquilar a todos los personajes disponibles dentro del mapa, y luego tenemos las misiones de escolta. Como su propio nombre indica, tendremos que escoltar la carga hasta el punto señalado.

El lugar de operaciones de los Blue Foxes es su base; dentro de ésta podremos encontrar la tienda para comprar objetos o armas al armero, que nos permitirá subir de nivel nuestras armas, invocaciones o aprender habilidades.  Para poder hacer estas cosas necesitaremos dinero y materiales que iremos obteniendo al completar las diferentes misiones.

Para poder aprender nuevas habilidades necesitaremos puntos de SP, que se obtienen, por ejemplo, al cumplir los objetivos complementarios que hemos dicho antes (que ningún aliado caiga o terminar las misiones antes de tiempo).

Por toda la base nos iremos encontrando con cada uno de los integrantes de los mercenarios y todos ellos tendrán misiones para nosotros, ya sean misiones secundarias o misiones de solo hablar con ellos. Conforme vayamos completando estas misiones nuestro rango irá subiendo, al igual que el nivel de cada uno de las opciones dentro de la base (comida, armería…) a más rango aumentado, más objetos iremos desbloqueando.

Sube de nivel tu base

En definitiva, The DioField Chronicle tiene sus carencias, por supuesto. La gran mayoría de sus personajes son planos y su historia queda en un segundo plano, pero a pesar de esto, creo firmemente que es un buen juego para todos los que pretendan adentrarse dentro de este género gracias a su sencillez y su sistema de combate bien construido.

Ahora bien, si esperas un Fire Emblem o un Triangle Strategy, que es sobresaliente tanto en combate como en historia, este juego no es para ti. En cuanto a duración, completarlo casi al 100% nos ha tomado unas 32 horas; si sois caza trofeos, estáis de suerte, podéis haceros con todos los trofeos/logros fácilmente.

The DioField Chronicle nos llega solo con subtítulos en inglés, un punto negativo si lo sumas a que la historia tiene muchos aspectos políticos, y puede resultar algo cansada de leer. La banda sonora, en cambio, es genial y cuenta con dos grandes presencias como son Ramin Djawadi y Brandon Campbell, conocidos por sus trabajos en Juego de Tronos y Pacific Rim.

Artísticamente, me parece bonito, sobre todo cuando nos encontramos en las misiones, que podemos ver a los personajes con un tamaño reducido; luego, en cambio, mientras estamos en la base los modelos, al igual que sus animaciones, sí se quedan más obsoletos.

Por lo tanto, ¿recomendaría este título? Sí, personalmente lo he disfrutado y no poco, aunque hay que tener muy claros sus puntos fuertes y sus puntos débiles. Si a pesar de todo lo leído os sigue llamando la atención, no dudéis en haceros con él y conquistad el mundo.

A sus pies, mi reina

The DioField Chronicle

Puntuación Final - 7.5

7.5

Recomendado

The DioField Chronicle cuenta con un sistema de combate en acción real sumamente adictivo y bien construido, además un apartado artístico bonito. Eso sí, peca con unos personajes planos y una historia poco atrayente.

User Rating: Be the first one !

Pilar Asdasd

Pilar Asdasd of Majima Family , Tojo Clan Subsidiary.
Apoya el contenido de NaviGames con tus compras en Amazon
Botón volver arriba
X