AnálisisPC

The Alien Cube – Análisis PC

Una maravilla del horror lovecraftiano

Seguramente todos los que nos gusta el terror y la ciencia ficción hemos oído hablar alguna vez del gran H.P. Lovecraft. Un escritor que vivió por y para traernos los universos, criaturas, personajes y sectas más truculentas en forma de relatos y novelas que, si bien son algo difíciles de leer, han conseguido inspirar cientos de obras basadas en su trabajo.

Concretamente, el bueno de Lovecraft ha tenido gran repercusión en el mundo de los videojuegos, de hecho títulos como Alone in the Dark, Prisoner of Ice, Shadow of the Comet, Dark Corners of the Earth son solo unos pocos de los cientos de videojuegos que se han inspirado en su obra (a veces también hemos tenido adaptaciones directas), incluso Frictional Games llamó a su motor gráfico con las iniciales del escritor: El famoso H.P.L. Engine utilizado en las sagas Penumbra y Amnesia.

Y cómo no, el mundillo del videojuego indie tampoco se queda atrás del horror cósmico lovecraftiano, y eso es lo que tenemos hoy aquí: una obra desarrollada por Alessandro Guzzo inspirada muy fuertemente en todo ese universo de aberraciones con tentáculos y sectas malignas. Esto es The Alien Cube.

Arthur es un tipo que últimamente duerme fatal, todas las noches anda teniendo pesadillas en las que está atrapado en mazmorras siniestras y, al final, se despierta tras encontrar un extraño cubo de origen desconocido que viene dentro de un meteorito.

Por si no tuviera ya bastante nuestro pobre protagonista, este se entera a través de una carta que su tío ha muerto, y que no va a heredar nada de pasta, ¡Vaya, hombre! Pero bueno, al menos el tipo quiso que Arthur supiera que, una vez muriese, él tendría que ir a cargarse todos los documentos de sus investigaciones. También le avisa de que no se le vaya a ocurrir leer nada, y bueno… Todos sabéis que solo hace falta que nos digan que no hagamos algo para que lo hagamos.

Total, que Arthur se pone en marcha para descubrir que clase de movida tenía su tío entre manos. Y ahí, el tipo acabará dando con una secta siniestra, cómo no, pero también dará con el dichoso cubo que da nombre al juego. Es aquí donde empezará un verdadero descenso a la locura donde no sabremos qué es real y qué no (como suele ser típico en el horror lovecraftiano); tendremos que buscar pistas para resolver el misterio antes que nuestros enemigos… o acabar muertos (o locos) en el intento.

El juego nos ofrecerá una gran variedad de localizaciones donde nos podremos sumergir tanto en su terror como en su belleza, ya sea a través de la vista o el sonido. Por cierto, jugar con cascos a The Alien Cube es muy recomendable.

A decir verdad, The Alien Cube es una obra que respeta profundamente el horror cósmico creado por Lovecraft, y solo este motivo es suficiente para jugar y disfrutar de principio a fin de esta maravilla del terror. Las razones son muchas, y es que no hay nada como el constante misterio al que se somete al jugador, siendo una obra que incita a descubrir más y más. Nos adentraremos poco a poco en una espiral de locura de la que nos sentiremos parte en todo momento.

Además, Alessandro Guzzo ha sabido mantener ese sello tan especial de Lovecraft en la trama. Es decir, a más avanzamos y más sabemos, más descubrimos que no sabemos nada, y nos hace sentir pequeños e insignificantes ante unos «poderes» que ningún ser mortal alcanzaría a comprender, y ante unas «entidades» cuyo origen es más antiguo que el mismísimo universo.

Así que en The Alien Cube tendréis una trama genial, que, aunque parezca sencilla, tiene mucho de ese «toque Lovecraft» tan maravilloso, y además, no os creáis que la cosa solo va de «cubos». Encontraréis referencias constantes al universo del mítico escritor, y ojo, no lo digo solo porque haya una buena dosis de estatuas de Cthulhu repartidas por ahí. En fin, jugadlo y descubridlo por vosotros mismos, merece la pena.

Llegas a tu casa y ves esa puerta… ¿Entras o que?

En The Alien Cube estamos ante un Walking Simulator, que también contiene pinceladas de aventura y puzles, y con un pequeño toque de Survival, que para mí es la peor parte. Pero bueno, como salvo eso último todo lo demás está genial, vamos a destripar, por la gloria de Chthon, cómo es la jugabilidad del título.

En el juego nos moveremos a través de una serie de niveles (a veces volveremos a explorar alguno), donde tendremos que hacer una serie de tareas hasta pasar al siguiente ¿Suena fácil eh? Bueno, pues sí, pero no tanto, ya que por el camino tendremos algunos puzles que nos dificultarán el paso. No estamos ante puzles muy difíciles ni crípticos, simplemente están muy bien medidos para entretenernos un rato resolviéndolos, pero sin llegar a resultar desesperantes al nivel de dejarnos para el manicomio de Arkham.

A veces, los objetos que tenemos que encontrar para progresar estarán muy cerca nuestra, pero cuando esto no ocurre, habrá que explorar el entorno fuertemente, momento que aprovecharemos para buscar documentos perdidos y fragmentos del diario del tío de Arthur. Como buen personaje de videojuego, dejó las páginas de su diario esparcidas por todas partes. ¡Eh! y además también hay algunos secretos ocultos para los que queráis explorar hasta el último milímetro de mapeado.

Si, yo también tengo ganas de ver lo que puede haber al final de ese pasillo. Pero mejor ya otro día.

Pero la peor parte le toca a eso del Survival, bueno, por llamarlo de alguna forma. Esto consiste en tener que huir de algunos enemigos que aparecerán de vez en cuando. Pero no habrá sigilo ni ninguna movida de esas, simplemente consistirá en correr en línea recta hasta que se acaba la secuencia. En realidad, el preámbulo de este tipo de eventos está casi siempre muy bien ambientado y genera bastante tensión, pero claro, una vez nos vemos corriendo únicamente hacia delante hasta que se acabe la escena, la cosa pierde un poco.

Con sus más y sus menos, la jugabilidad de The Alien Cube resulta sencilla, pero muy directa, siendo un juego que no se anda con pretensiones y se deja jugar de maravilla. No nos atascaremos a lo largo de la aventura, y todo fluirá con el objetivo de sumergirnos en la trama, claramente lo más importante en esta obra.

A quien o a qué representará esa estatuilla…

Hemos visto ambientaciones sumamente grotescas y abominables en los videojuegos de terror, pero también hemos visto todo lo contrario, como es el caso del genial Horror Tales: The Wine. En el caso de The Alien Cube, Alessandro Guzzo nos ha ofrecido un poco de todo.

De hecho, este es otro de los puntos fuertes del juego, su ambientación, o más bien, la variedad de ambientaciones. Mazmorras extrañas en otra dimensión, parajes con un clima hostil, bosques verdes y preciosos a plena luz del día, túneles subterráneos, viviendas mugrientas y mucho más. Consiguiendo transportarnos de ambientes más agradables o otros salidos directamente de nuestras peores pesadillas, y que no necesitan de una alta dosis de casquería para dar miedo.

Y ojo, todo esto recreado con muchísimo detalle, vaya, que podemos sacar perfectamente unas cuantas horas más de juego tan solo parándonos a mirar todo lo que hay, factor que considero importantísimo en un Walking Simulator.

La calidad gráfica y musical del juego no se queda atrás; bueno, gráficamente no es un alarde tecnológico, pero sí que da la talla para lo que el juego pretende representar y, sobre todo, para estar todo hecho por una sola persona. Con respecto a la música pues más de lo mismo, una banda sonora muy bien seleccionada para acompañar a todos los momentos, especialmente cuando el terror toma protagonismo.

Tan pronto estamos en el bosque como en una mazmorra siniestra.

Y bueno, del terror en sí mismo no os he contado nada aun. Pero sí, tal y como os estáis esperando, este consiste sobre todo en jump scares. Algo que no esta del todo mal cuando se hace bien y los sustos están correctamente planeados.

Y justo este es uno de esos casos donde se nos hace creer que no va a pasar nada y pasa. Todo ello acompañado por sonidos ambientales de pasos lejanos que se acercan, rugidos de alguna bestia primigenia, o simplemente, el enervante silencio. Por lo general, el título está repleto de momentazos que generan mucha tensión y que seguramente nos provocarán algún que otro infarto.

Para terminar, ya que hemos hablado de gráficos, ambientación y demás, hay que hablar de cuál es el motor de todo esto. The Alien Cube, por suerte o por desgracia, está desarrollado en CryEngine, y como suele pasar, la optimización es horrible. Necesitaréis un equipo bien potente para disfrutarlo al máximo y en buena resolución, a no ser que venga un buen parche próximamente.

El clima tampoco será favorable en nuestra investigación, y tendremos que ir a parar a parajes helados donde se liará parda.

Pues he terminado The Alien Cube y me ha dejado un buen sabor de boca. Reúne todo lo mejor del horror cósmico en una trama que, junto con una jugabilidad sencilla y directa, genera un título que da gusto de jugar, y que seguro nos dará algunos sustos que se quedarán para el recuerdo.

En otras palabras, si te gusta Lovecraft, el terror y los videojuegos, The Alien Cube es muy recomendable.

The Alien Cube

Puntuación Final - 8.5

8.5

Recomendado

Una entretenida historia de terror lovecraftiano que nos enganchará y asustará a partes iguales.

User Rating: Be the first one !

Nukem

Ingeniero informático, en el mundo de los videojuegos desde que cogí la escopeta de doble cañón en DooM 2 y muy fan de los First Person Shooter clásicos. System Shock 2 es el mejor juego de la historia.
Apoya el contenido de NaviGames con tus compras en Amazon
Botón volver arriba
X