AnálisisPS5

Tactics Ogre: Reborn – Análisis PS5

El renacer de un referente de los RPG tácticos

A lo largo de este 2022, hemos mencionado en varias ocasiones que estamos en una enorme primavera de juegos de estrategia. De hecho, si acotamos más y nos vamos a los RPG tácticos, nos encontraremos multitud de grandes títulos que han salido o están por salir. Y es que, aunque siempre se ha considerado un género de nicho, podría decirse que es de los nichos más populares entre las subcategorías de los RPG. Y, si para muchos, la franquicia Ogre Battle marcó el camino a seguir, Tactics Ogre: Reborn vuelve para mostrar que sigue siendo un gran referente.

Para quien no lo sepa, Ogre Battle es una saga con mucha solera. Nacida en los años noventa, cuando las limitaciones técnicas de los videojuegos obligaban a crear formatos eficientes, los RPG tácticos comenzaron a mostrarse con cada vez más asiduidad. Así, en 1995, nació Tactics Ogre: Let us Cling Together, una de las obras cumbre del rol táctico, y el juego más popular del universo Ogre. Teniendo en cuenta que el remake de Tactics Ogre: Reborn está basado en este título, la calidad estaba más que asegurada.

Eso sí, Tactics Ogre: Reborn no se acomoda en su butaca relanzando sin más el mismo juego pero suavizando los píxeles. Realmente, aunque la esencia permanece intacta, se nota que es un juego completamente renovado. Se mejoran mecánicas de juego que pulen anteriores problemas, se rehace un sistema de progresión más desafiante, la banda sonora del juego se rehace bajo una espectacular orquesta y ciertos arreglos de las piezas originales, y la localización del título, así como sus doblajes en inglés y japonés, son tan sobresalientes como el resto del juego. Pero vayamos ahondando en cada detalle.

Tactics Ogre: Reborn nos ofrece una historia verdaderamente atractiva. Nuestro personaje protagonista será Denam, un joven walisteo que comparte vida con su hermana Catiua y su mejor amigo Vyce. Los tres fueron víctimas de la guerra y perdieron a su familia en ella, por lo que toman la decisión de formar un grupo de resistencia con el objetivo de volver a alzar a Walister como territorio libre. El pueblo walisteo está muy mermado tras perder la guerra con Galgastán, pero en nuestra mano estará cambiar el transcurso de la historia.

Existen varias facciones en la isla de Valeria. Por un lado, están los mencionados Walister y Galgastán, pero también conviven otros pueblos como Bakram, o poderosos grupos como el Frente de Liberación o los Caballeros Oscuros de Lodis, cuyos movimientos también pueden cambiar el curso de cualquier guerra. Conforme avancemos en la historia, tendremos que tomar decisiones críticas que cambiarán drásticamente el curso del juego. Pero no se tratan de simples decisiones.

En un título que habla de la crudeza de la guerra, muchas de las decisiones críticas chocarán con nuestros propios ideales. Eso hace que en muchos casos, sobre todo en la primera run, tomemos el camino más cercano a nuestro fuero interno. Muchas de estas situaciones beben mucho de la filosofía de Maquiavelo, poniendo al límite nuestras propias convicciones. De hecho, lo que hagamos también provocará cambios en las interacciones de los personajes con Denam, sintiendo como propias las críticas hacia nuestro protagonista. Y para eso no solo hace falta una historia con múltiples finales, sino también un argumento que pueda remover nuestra conciencia.

En los tiempos que corren, no hace falta entrar en los detalles de cómo funciona un RPG táctico. Combatir por turnos, movimientos por casillas, personajes con distintas características y ventajas… esta saga sentó muchas de esas bases, y en Tactics Ogre: Reborn se pulen con muchísimo mimo. De hecho, el gameplay de este título es increíblemente intuitivo, teniendo en cuenta las numerosas complejidades que esconde en su interior. Y es importante comprenderlas, porque el grindeo tiene límites: conforme avancemos en la historia, podremos subir más niveles, pero las grandes batallas tendremos que resolverlas con estrategia, no podremos fortalecernos de más.

Lo primero de todo es comprender el sistema de turnos de Tactics Ogre: Reborn. En función del tipo de unidad, clase y equipamiento, sus intervenciones llegarán más pronto o más tarde. No tenemos turnos para mover a todo nuestro equipo, sino que, según el tiempo de espera de cada personaje, su intervención llegará individualmente. Entonces, puede ser que primero movamos dos unidades, luego el rival una, después nosotros una más, luego cuatro consecutivas el rival… todo dependerá de la estadística de cada personaje.

Ya, a partir de ahí, cada personaje contará con sus propias ventajas, desventajas, habilidades y poderes específicos. Por ejemplo, Canopus, un poderoso Vartan que conoceremos nada más empezar el juego, puede salvar cualquier obstáculo gracias a sus alas, aunque también cuenta con más fragilidad defensiva que otros caballeros o guerreros. Los magos y arqueros pueden atacar a varias casillas de distancia, pero también cuentan con defensas muy bajas. Por su parte, los caballeros tienen mucho ataque y defensa, y tienen habilidades de contención, pero no podrán responder contra quienes le ataquen a distancia. Y así podríamos seguir con las decenas de clases existentes, muchas más de las que a priori puede parecer, habiendo desde clérigos hasta kunoichis.

El reclutamiento será fundamental para ir mejorando nuestra compañía. Desde el principio, podremos contratar unidades a cambio de dinero, pero se tratará de unidades básicas que, aunque pueden ser buenas, tampoco brillarán con luz propia. Sin embargo, en Tactics Ogre: Reborn tenemos otros dos métodos de conseguir aliados poderosos: ganándonos el favor de personajes notables de la trama, o reclutando enemigos en el campo de batalla.

En el primer caso, durante las misiones de la historia principal, encontraremos a muchos personajes en apuros cuya decisión de salvarlos es secundaria. Muchas veces será difícil salvarlos, e incluso acarreará algún sacrificio (si nuestros personajes son derrotados y no los reanimamos en tres turnos, mueren para siempre). Pero si vencemos a los enemigos y también salvamos a esos personajes, si sus ideas se alinean a las nuestras, podrían colaborar más adelante con nosotros, e incluso unirse a nuestras filas.

Por otra parte, el reclutamiento en batalla es más importante de lo que a priori se muestra. Muchos personajes, además de desarrollar habilidades pasivas o de ataque, también desbloquearán opciones de diálogo con distintos seres. Entonces, si equipamos con contraoferta a alguno de nuestros personajes, y el rival es humanoide, está cerca y con poca salud, podremos intentar convencerlo para reclutarlo, aunque el porcentaje de éxito es bajo y puede llevarnos varios intentos. De igual modo, con otras habilidades como domador de bestias o domador de dragones, podremos hacernos con poderosas criaturas como grifos, pulpos gigantes o dragones.

Muchas veces, la clave de la victoria está en aprovechar las ventajas del entorno. Tactics Ogre: Reborn nos ofrece decenas de escenarios distintos por los que pasaremos en distintas ocasiones, pero las circunstancias nos obligarán a tomar distintas estrategias. Eso sí, lo principal a tener en cuenta es que la altura siempre da ventaja, sobre todo para las unidades que atacan a distancia. Asimismo, unidades como los arqueros verán mermado su alcance si se encuentran en zonas mucho más bajas que los enemigos.

Pero el escenario en Tactics Ogre: Reborn no es solo importante por zonas de altura. Saber determinar qué zona del mapa puede darnos más ventaja también depende del rival. Por ejemplo, si cuentan con muchas unidades de ataque a corta distancia, la altura les es menos relevante para obtener ventajas. Sin embargo, en espacios sinuosos y estrechos, las unidades físicas se verán embotelladas porque solo podrán atacarnos las unidades en vanguardia. Aprovechar este tipo de aspectos pueden sacarnos de cualquier desventaja numérica y dar la vuelta a cualquier batalla con todo en contra.

Además, como principal factor que puede cambiar el curso de una batalla, están los potenciadores temporales. Aparecen de manera aleatoria en cualquier casilla del mapa y pueden aumentar nuestra ofensiva, mejorar el porcentaje de crítico, o incrementar el rendimiento de habilidades pasivas. Estos potenciadores nos obligarán siempre a tomar tácticas más ofensivas, ya que esperar atrás y dejar que el enemigo mejores sus unidades puede ser letal para nuestros intereses. Además, de igual modo, aprovechar esos potenciadores puede ser crucial en enfrentamientos con altos picos de dificultad.

Tal y como estamos mostrando, existen muchísimos factores a tener en cuenta para llevar a cabo una batalla de manera victoriosa. Tactics Ogre: Reborn no es un juego que podamos rushear sin esfuerzo; de hecho, las prisas son malas consejeras en este título. Conforme avancemos, iremos desbloqueando equipamientos más poderosos, objetos de apoyo más útiles, y nuestros personajes desbloquearán montones de habilidades especiales. Antes de cada combate, tendremos que preparar adecuadamente a nuestras unidades para que sean lo más eficaces posible.

Además, en la previa de una batalla, podemos echar un vistazo para reconocer el terreno de batalla y las unidades enemigos que se apostan contra nosotros. De ese modo, podremos urdir una estrategia adecuada al terreno y los rivales que tenemos enfrente. Tenemos un límite de unidades en cada batalla, por lo que habrá personajes que tengan que esperar otra ocasión para batallar. Eso sí, aunque las unidades de la batalla acumulen experiencia de forma igualitaria, los personajes en reserva no recibirán experiencia.

También es importante no alejarse mucho de los niveles máximos. Ante batallas duras, si nuestros personajes llevan un nivel bajo, haremos una cantidad de daño irrisoria a las unidades. Para ello, tenemos la opción de hacer maniobras en lugares conquistados, donde haremos batallas con el objetivo de subir de nivel a nuestros banderizos. Además, no existe la muerte permanente en este modo, por lo que podemos practicar tácticas más arriesgadas y experimentar con los resultados. Tactics Ogre: Reborn puede ser exigente, pero nos da herramientas para superar sus retos.

No siempre se suele mencionar este aspecto en juegos de estrategia, porque se aleja de las mecánicas principales del juego. Sin embargo, la música de Tactics Ogre: Reborn, unido a los arreglos y a la sobresaliente labor de su orquesta, hacen que cada batalla y cada escena se multiplique en intensidad. Algunas melodías de batalla, de hecho, son tan épicas que parece irreal que una batalla con avatares pixelados pueda volverse tan espectacular. No se conformaron con una música que simplemente ambientase el juego,

Otro aspecto que cabe mencionar es la pestaña Crónicas de Warren, una especie de miscelánea donde podremos revisar multitud de detalles: rumores que circulan en contexto con la historia del juego, biografías de muchos personajes notables y secundarios, tanto de aliados como de enemigos, y una pestaña con todas las piezas de la BSO que vayamos desbloqueando. Cabe destacar este último apartado por un aspecto de lo más agradecido con el equipo dedicado a la música del juego.

Si navegamos por cada una de las piezas musicales de Tactics Ogre: Reborn, iremos viendo a la vez algunos comentarios del compositor original o de los arreglistas. Entre muchas cosas, destacan testimonios de personas que recuerdan que coincidió su labor con el salto al teletrabajo por pandemia, el calor que emitían los PCs trabajando en estaciones calurosas, o el cómo obsesionarse con una pieza les hacía también soñar con la música del juego. Es solo un detalle, pero siempre resulta entrañable conocer cosas sobre quienes están detrás del juego.

Tactics Ogre: Reborn es una obra maestra dentro de su nicho. Aunque no inventa nada nuevo (pese a que ya lo hizo en el pasado), este título ha sabido adaptarse a las mejoras que los RPG tácticos poseen en los tiempos actuales. Su historia es apabullante, nos sentimos cómplices de las decisiones que tomamos, y cada batalla tiene un bucle jugable terriblemente adictivo. Es el típico al que pensamos jugar un rato y después nos asustamos al mirar el reloj.

Los videojuegos de este género le deben mucho a esta franquicia. Sin embargo, como es lógico, el paso del tiempo acabó mostrando ciertos defectos que tenía este juego, muy de su época. Ahora, Tactics Ogre: Reborn demuestra que ha aprendido de sus contemporáneos para volver más fuerte que nunca. Puede que no sea un juego perfecto (ninguno lo puede ser), pero es difícil pedirle algo más a un título tan bien pulido y arreglado en su parte jugable. Tactics Ogre: Reborn hace un gran trabajo y encumbra aún más a esta mítica saga.

Tactics Ogre Reborn

Puntuación Final - 9.5

9.5

Imprescindible

Este juego es imprescindible para cualquier amante de los RPG de estrategia. Localizado al castellano, con mejoras en calidad de vida y mucho más, Tactics Ogre Reborn merece un lugar predilecto en su género.

User Rating: Be the first one !

Daniel García

Mis primeras aventuras comenzaron en un pixelado Pueblo Paleta con una Game Boy Color en la mano. Mis últimas aventuras, sin embargo, son en alta definición y conectado a Internet. Los tiempos cambian, pero se mantiene la esencia.
Apoya el contenido de NaviGames con tus compras en Amazon
Botón volver arriba
X