AnálisisPC

Sword of the Necromancer – Análisis PC

Un roguelike de muerte

Conforme más roguelike juego más me doy de cuenta todo lo que tiene por mostrar este gran género. A lo largo de mi vida me he topado con muchos títulos bajo este género que, por desgracia, no están a la altura o que por el contrario son unas autenticas maravillas, pero lo que está claro es que siempre tiene algo nuevo que mostrarnos.

Hoy vengo a hablaros de Sword of the Necromancer, título desarrollado por Grimorio of Games y que llevaba esperando mucho tiempo, donde tendremos que usar el poder de la nigromancia para salvar al amor de nuestra vida.

La premisa de Sword of the Necromancer nos pone ante Tama, una bandida que ha sido contratada para ayudar a Koko en su viaje por todo el continente, pero por desgracia esta última muere y Tama, nuestra protagonista, carga con su cadáver hasta la cripta del Nigromante para intentar traerla de entre los muertos. Lo que realmente me ha sorprendido es todo el lore que contiene el juego conforme vamos avanzando en la historia y recogiendo los distintos diarios que hay esparcidos por los niveles. Como ya sabemos, la gran mayoría de roguelike cuentan con una historia normalita o incluso nula, pero en esta ocasión tenemos una trama atractiva, que cuenta una historia de amor preciosa entre una bandida y una sacerdotisa que nos hará ver hasta donde es capaz de llegar el ser humano por quien más ama.

La duración de este tipo de juegos suele ser prácticamente infinita, pero en esta ocasión aunque sea un roguelike cuenta con un final. Eso sí, siempre podemos rejugar el título para conseguir el resto de diarios o simplemente por diversión. En total nos llevará alrededor de unas 10 horitas para completarlo, pero ya os digo que es más que suficiente para exprimirlo al máximo y tener una sensación más que satisfactoria.


Por otro lado, la dificultad varia en gran medida de lo fuerte que vaya nuestra protagonista, ya que para las fases finales puede costar un poco si no vamos bien de nivel. Es por ello que la dificultad se mide en como vaya el jugador y su nivel de habilidad, pero no es un título para nada exigente que os dará muchos dolores de cabeza. Es un título perfecto para disfrutar.

En casi todos mis análisis me gusta hablar un poco de los controles cuando veo que algo me escama o por el contrario si son muy buenos. En esta ocasión creo que goza de un buen sistema de controles, esquivar y atacar será las principales cosas que haremos y a la hora de luchar sí que podremos fallar ciertos ataques, pero todo es acostumbrarse al rango de nuestras armas, así como al dash con el que contaremos que será nuestro «escudo» ante los ataques enemigos.

El arte de Sword of the Necromancer
El arte como podemos ver es bastante atractivo

Una vez terminemos el tutorial y tengamos claros los conceptos básicos podremos empezar a explorar cada nivel que se generará de forma totalmente aleatoria, siguiendo la fácil mecánica de encontrar una llave que nos desbloqueará el jefe final de esa zona y así hasta pasarnos el juego.

En cada nivel podremos encontrar diferentes enemigos que al morir podremos resucitar gracias a la espada del nigromante, usarlos como armas e incluso subirlos de nivel para que tengan stats extras. Eso sí, una vez muera nuestro monstruo desaparecerá, pero no es un gran problema ya que podremos encontrar a la larga mejores acompañantes. Tenemos una gran variedad de estos: magos, a distancia, de cerca, de apoyo… perfecto para cualquier tipo de jugador.

El combate de Sword of the Necromancer
El combate es muy sencillo, pero suficiente para disfrutarlo

Por otro lado, podremos encontrar cofres que contendrán diferentes armas o accesorios para Tama y que toman un papel muy importante, ya que al tener diferentes elementos nos será más fácil avanzar por los diferentes niveles. Tanto las armas como los accesorios nos dan ataques a cierto elemento o protecciones contra x elemento. La pega de todo esto es que solo podemos llevar cuatro, tres si no contamos nuestra arma principal, haciéndonos con esto que tengamos que pensar muy bien qué equipo llevar. Tal vez algún slot más no vendría mal.

Al morir en cualquiera de las fases perderemos la mitad de nuestros niveles y todo nuestro equipamiento, algo que es normal en este tipo de títulos; es algo así como empezar de «cero», pero que nos servirá para volvernos más fuertes con el sistema de repetición de los niveles.

En la sala del altar que es la zona donde nos preparamos para salir de aventuras tenemos varias opciones para mejorar nuestras runs. En primer lugar tendremos un baúl, donde organizar nuestro equipamiento y justo al lado un objeto bastante importante llamado frasco de homúnculo, que nos permitirá jugar con un amigo.

Más a la izquierda encontraremos el diario, donde podremos volver a ver escenas entre Tama y Koko, y la biblioteca que nos permitirá echarle un ojo a las secciones del bestiario, el arsenal, los diarios perdidos y nuestras propias hazañas o logros que vayamos consiguiendo con el tiempo. La verdad es que esta sección, aunque parezca una tontearía, nos da ese extra para completar y a mí personalmente me ha parecido una muy buena idea.

Las armas de Sword of the Necromancer
Podremos conseguir armas de todo tipo

Por último, encontraremos en la parte inferior la forja, donde podremos mejorar las armas que consigamos con los diferentes fragmentos que encontraremos en las runs que hagamos destruyendo vasijas.

Tenemos que ser sinceros y es que ninguno de los dos apartados destaca en exceso, pero eso no es algo necesariamente malo. Por un lado, tenemos el apartado visual, que aunque peque de cierta repetitividad en los niveles podremos observar como el diseño de enemigos comunes y jefes finales está muy bien logrado. Lo mismo para la cinemática de introducción y las diferentes escenas entre Tamo y Koko, que gozan de una estética anime muy lograda.

Por el otro lado, tenemos el apartado sonoro que personalmente lo veo un poco por debajo del resto del juego. Las pocas piezas musicales que ganan valor es en el momento de ciertos combates, pero no hay mucho más. Aún así, yo creo que acompaña a todo lo que es el título de un modo u otro.

Los jefes finales de cada nivel aunque tengan un patrón muy predecible el diseño es gratificante

Sword of the Necromancer es sin duda un título a tener en cuenta que nos ofrece una experiencia nueva dentro del género de los roguelike gracias a la mecánica de poder resucitar monstruos para que nos ayuden. Muriendo multitud de veces para volvernos cada vez más fuertes y así poder llegar al final para poder resucitar a Koko mientras disfrutamos de un apartado visual muy rollo anime que gustará a prácticamente todo el mundo.

Obviamente el juego tiene algunos problemas en temas de hitbox, que los monstruos que invocamos salgan locos o una OST un poco por debajo, pero son minucias que no hacen de este título un mal juego que tanto veteranos como novatos en el género deberán probar.

Sword of the Necromancer

Puntuación Final - 8.5

8.5

Recomendado

Sword of the Necromancer es un fantástico e innovador roguelike que cuenta la historia de amor entre dos mujeres que deberán luchar por salir adelante en la cripta del nigromante.

User Rating: Be the first one !

Alvaro Lopez Rodriguez

Nintendero desde que nací, gracias a mi familia que me enseñaron todo sobre los videojuegos. Fire Emblem y Metroid son sin duda de las mejores sagas que nos ha podido dar la industria de los videojuegos.
Apoya el contenido de NaviGames con tus compras en Amazon
Botón volver arriba
X