AnálisisPS4

Sword Art Online: Alicization Lycoris – Análisis PS4

Un juego que prometía pero que no alcanza el nivel esperado

Sword Art Online: Alicization Lycoris ha llegado para PS4, Xbox One y PC. El título que prometía continuar las aventuras de Kirito en el anime Sword Art Online, y una mejora respecto a sus antecedentes, no ha conseguido cumplir con las expectativas. Desarrollado por Aquria y distribuido por Bandai Namco, el juego se engloba dentro de las adaptaciones estándar de anime.

La historia del juego nos sitúa al comienzo de la temporada de la saga de Alicization. De nuevo en la piel de Kirito, despertamos en una nueva desconocida, Underworld, que parece distar de cualquier otro mundo digital que hayamos conocido. Pronto conoceremos a Eugeo y el funcionamiento básico del lugar, así como la existencia de Alice, una vieja amiga del joven, a quien Eugeo quiere salvar a toda costa de los Caballeros de la Integridad. Y en este punto es donde comenzamos el juego, en un mundo lleno de axiomas, misiones, dogmas y caballeros, donde Administrator será nuestra peor enemiga.

Ya de entrada, el ritmo del juego es lento. Cuesta mucho avanzar y pasar las primeras horas de tutoriales y explicaciones. También el hecho de que las primeras horas estén llenas de cinemáticas o escenas dificulta mucho la jugabilidad de forma fluida. Después, el ritmo de forma irregular va acelerando, pero tienes que pasar una larga barrera hasta llegar ahí. El juego es bastante fiel al argumento del anime, hasta que en cierto momento dista de él, (recordemos que la temporada está en emisión actualmente) y eso es posible que también haga que el punto de arranque sea más lento, aunque este aspecto no tiene porqué ser necesariamente algo negativo. Esto permite la inclusión de nuevos personajes como Medina, a la que conoceremos únicamente en este juego. El ritmo también se rompe en el abuso de misiones repetitivas, donde solo hay que eliminar enemigos sin más relevancia.

Durante los combates podremos manejar a otros personajes, además de Kirito.

Hablando de misiones, siempre contamos con nuestro objetivo principal, pero en un mundo tan amplio encontraremos misiones secundarias que suelen responder a encargos por parte de NPCs. Son éstas las que suelen ser repetitivas e insulsas, con algún que otro reto en el camino.

Ahora bien, uno de los puntos fuertes del juego es sin duda los escenarios. Se nota que están hechos con cuidado, recreando paisajes abrumadores. Es un juego mundo abierto, con posibilidad de exploración y algunos pequeños elementos que ya hemos visto en otros títulos como la pesca o la cocina.

Los escenarios son bastante realistas, aunque la consistencia se pierde con la ausencia de detalles como el sonido del agua al andar por la orilla de un río, etc. También pecan de tener mucho espacio vacío. Aún así, en este apartado es cumplidor, puesto que no vemos un despunte de recursos, sino más bien en la tendencia de los juegos de la generación, estando por debajo incluso en algunos momentos (las sombras de los árboles tiemblan, dientes de sierra..).

Sin duda, uno de los inconvenientes principales. Existe mucho lag entre que generas una orden y el personaje reacciona. El movimiento es tosco y lento. Esto se transmite sobre todo en los combates. Es perceptible desde un principio que las batallas no son fluidas y que les falta dinamismo. Es sin duda el talón de Aquiles del juego y se puede percibir desde el primer momento de gameplay..

Pese a ello, el sistema de batalla no está mal. Tenemos ataques rápidos, ataques con salto, bloqueo y habilidades especiales. Podemos manejar a varios personajes y contamos con una barra de riesgo que multiplica el daño, o el indicador de peligro que paraliza al enemigo. Sin embargo, es complejo de entender, requiere mucha explicación y la cámara suele jugar malas pasadas cuando hay varios enemigos a la vez. Los combos suelen ser bastante lentos debido a la falta de fluidez de los movimientos, y esto se denota también cuando recibimos golpes o esquivamos. Los ataques simples no son realmente importantes, ya que el juego se centra totalmente en el ataque especial en cadena. Hay una especie de dash que nos permite avanzar algo más rápido, pero que no resulta muy útil. El bloqueo suele sufrir sobre todo la falta de reacción rápida.

El sistema de habilidades responde a un JRPG al uso. Contamos con un sistema de mejoras, habilidades, armaduras y armas que nos ayudará a aumentar nuestras capacidades. La afinidad con nuestra espada irá aumentando con el uso de ella y contamos con un árbol de habilidades que podemos ir desbloqueando con varios caminos de ataque, defensa y apoyo. La dificultad es media, hay algún enemigo que supondrá un reto y varios intentos, pero nada excesivo que nos vaya a incomodar el avance.

En aspecto técnico también deja que desear con tiempo de carga largos, bajadas de frames y la suficiencia de los NPCs bastante ausente. No podemos guardar la partida a placer y suele ser un problema cuando te toca repetir una escena con cinemáticas y enemigos, aunque éstas pueden saltarse. Estas mismas escenas suelen ser demasiado largas y lentas, y muchas de ellas son dibujos en 2D que apenas interactúan, aunque cada personaje cuente con su voz propia. Las texturas, sobre todo en zonas abiertas, suelen flaquear y básicamente el resultado no está pulido. Cabe decir que el multiplayer, que es la esencia de Sword Art Online, también entra tarde en escena. Lo que sí podemos destacar de forma positiva es la banda sonora, concordando con la ambientación y dando sus momentos de epicidad dignos del anime.

Yo he jugado la versión Deluxe Month 1 Edition, que a parte del juego base, cuenta con cuatro trajes extra, dinero y el Premium Pass de dos expansiones y un quinto traje. En el apartado artístico, no vamos a negar que los diseños de personaje y el vestuario están bien realizados, así como el diseño de espadas, entre otros elementos.

En definitiva, Sword Art Online: Alicization Lycoris se encuentra en el estándar de las adaptaciones de anime en videojuegos, teniendo ideas más ambiciosas que sus predecesores, pero con una ejecución insuficiente. No se trata de un despropósito de juego, pero, sin embargo, se queda atrás con el nivel actual que están alcanzando muchos títulos. El plus de conocer el anime puede jugar a favor o en contra, a favor por el conocimiento del universo en el que jugamos y en contra por el hecho de que puede resultar aburrido repetir con un ritmo tan lento lo que ya conocemos. Por ello, el cambio de guión puede favorecer el entretenimiento y captar nuestra atención en una acción arriesgada de modificar los hechos ya conocidos. La conexión con el jugador es distante desde el principio y no deja de ser un RPG con sus momentos entretenidos que la propia licencia de Sword Art Online otorga, pero que no consigue la conexión que un juego de mínimo 40 horas requiere. A un precio de 70 euros la versión normal y más de 100 euros la Deluxe, se esperaba un nivel mayor del ofrecido. Pese a todo, sin una gran pretensión y con paciencia el juego resulta entretenido una vez se supera las primeras horas iniciales.

Sword Art Online: Alicization Lyrcoris

Puntuación Final - 6.5

6.5

Interesante

Sword Art Online: Alicization Lycoris es un RPG que gustará a los fans de la saga, entretenido y con muchas mejoras pero que aún le falta bastante por mejorar en lo técnico.

User Rating: Be the first one !

Raquel Cervantes

Periodista de videojuegos. Streamer y portadora de la Llave Espada.
Apoya el contenido de NaviGames con tus compras en Amazon
Botón volver arriba
X