AnálisisSwitch

Spelunky – Análisis Switch

Una joya en la mina

Spelunky es, para mí, uno de esos títulos de los que oyes hablar día sí y día también, pero al que nunca has podido entrar. La oportunidad de jugarlo y analizarlo se me presentó hace unos días, y no pude rechazarla. Gracias a dicha oportunidad os traigo el día de hoy nuestro análisis de uno de los juegos independientes más conocidos del mercado.

A continuación averiguaremos si su fama está totalmente justificada o si por el otro lado se ha exagerado su grandiosidad. Así mismo también podremos comprobar si la versión de Nintendo Switch funciona correctamente, y por tanto puede ser la mejor opción para jugar a este título.

La jugabilidad de Spelunky es sumamente simple, pero que esto no os engañe, es una de sus mayores virtudes, y posiblemente la razón de su éxito. Esto se une a la rejugabilidad de este título, así como a su dificultad.

Si quisiéramos resumir en pocas palabras el gameplay de este título tendríamos que decir que consiste en probar y repetir una y otra vez. Hasta que consigamos hacernos a la dificultad de este título independiente, deberemos habernos aventurados gran cantidad de veces en sus niveles.

Los escenarios de Spelunky
Deberemos repetir, repetir y más repetir.

Precisamente por esta razón, el hecho de que haya que probar una y otra vez, este no es un videojuego para todo el mundo, pero no creo que tenga que serlo. Una vez que consigues dominar su jugabilidad es un título tremendamente disfrutable, al que puedes jugar gran cantidad de horas sin sentir que estás perdiendo el tiempo.

El único problema que he podido encontrar en este título es la cierta tosquedad en sus controles. Este no es un problema que afecte demasiado a la valoración general del título, pero se nota bastante cuando, debido a sus controles, no eres capaz de escapar de un enemigo o golpearles a tiempo.

Cada cierto tiempo se reaviva el debate sobre la dificultad en los videojuegos. Este debate suele centrarse en la saga Souls (desarrollada por From Software), pero éste no es el único título que tiene la dificultad como base de su jugabilidad.

Spelunky es uno de esos títulos en los cuales, si se añadiera un modo fácil, se perdería gran parte de la experiencia original. Seguiríamos teniendo la gran rejugabilidad, pero no tendría ninguna gracia intentar llegar cada vez más lejos. Así mismo, no tendremos la necesidad de ir mejorando con el tiempo, un avance de nuestra habilidad que resulta ser una parte importante de la experiencia de usuario.

Esta dificultad puede resultar algunas veces injusta, debido principalmente a que no tiene ningún pudor con hacer sufrir al jugador, pero poco a poco nos iremos acostumbrando a ella. Las cosas que nos parecían imposibles al principio de nuestra partida se volverán triviales en nuestro camino al fondo de la mina

Muchas veces tendemos a resaltar mucho aquellos títulos con apartados gráficos fotorrealistas, en los que podemos ver hasta el último pelo de cada personaje, pero no hay que dejar de lado a los juegos indies. Muchas veces los títulos más bellos están desarrollados por estudios pequeños y sin muchos recursos.

El inicio de Spelunky
La primera imagen es fundamental, y en eso Spelunky cumple con creces.

En este caso estamos antes un título con un apartado gráfico extremadamente simple pero que, de alguna manera, consigue ser agradable a la vista como pocos. Así mismo esta simpleza ayuda a que nos centremos en lo verdaderamente importante: la jugabilidad.

Esta simpleza se ve reflejada en todos su apartado gráfico, desde el diseño de enemigos hasta el de niveles, pasando por las partículas del escenario. Todo el juego parece estar hecho para que nos centremos en su jugabilidad, lo que resulta ser un completo acierto.

Los ports para Nintendo Switch no suelen ser los mejores; tienen errores técnicos que van desde bajones de frames continuos hasta bugs o errores de diseño, pero este no es el caso.

En todas mis horas de juego no he tenido ni un solo problema relacionado con su apartado técnico. La tasa de frames es estable en prácticamente todo momento, con algún bajón en momentos con gran cantidad de carga gráfica.

Más allá de estos pequeños bajones en momentos puntuales, no he encontrado ni un solo error en toda mi aventura. Esto hace que la versión de Nintendo Switch sea una de las mejores para jugar a Spelunky.

Spelunky resulta ser uno de los videojuegos independientes más importantes de la historia. Consiguió que gran cantidad de personas que solo tenían ojos para los triple A se fijen en esta parte importante de la industria. Después de haberlo jugado durante bastantes horas puedo decir que no está para nada infravalorado.

Estamos ante un título que hace de su jugabilidad, así como de su dificultad, uno de los grandes ejes de su experiencia. Deberemos perseverar y hacernos a los controles para poder así llegar a encontrar la manera de llegar al fondo de esa inhóspita mina.

Así mismo podemos decir que otro gran pilar de este título es su simpleza, la cual está construida de manera magistral para hacer sentir al jugador todo lo contrario: que está jugando un juego extremadamente complejo.

Podéis adquirir Spelunky a un precio de 9.99€ en la Nintendo eShop, un precio totalmente razonable, llegando a ser una ganga, para la gran cantidad de horas que puede darnos.

Spelunky

Puntuación Final - 8

8

Recomendado

Spelunky resulta ser uno de los mejores títulos indies del mercado. Una jugabilidad muy adictiva y una dificultad escandalosa resultan ser sus mejores bazas.

User Rating: Be the first one !

Aarón Márquez

Desarrollador aspirante y videojugador empedernido. Me encanta compartir mi opinión sobre los juegos a los que dedico mi tiempo.
Apoya el contenido de NaviGames con tus compras en Amazon
Botón volver arriba
X