AnálisisPS4PS5

Skate City – Análisis PS4

Un juego que funciona sin muchos alardes

Hoy analizamos Skate City, un juego que se estrenó en consolas y PC el 6 de mayo después de su lanzamiento en 2019 en la plataforma Apple Arcade. Estamos ante una propuesta que nada tiene que ver con otros títulos de skate, como son la saga Skate de EA o Tony Hawk’s Pro Skater, ya que apuesta por algo más simple y arcade en su jugabilidad. Aun así, tiene sus exigencias al jugador, que nunca vienen mal.

Por cierto, hemos jugado la versión de PS4 en una PS5. Dudo que haya ningún tipo de mejora de una consola a otra, ya que es un juego que no destaca precisamente por ser un portento, ni técnico ni gráfico. Por lo tanto, el rendimiento en una u otra, seguramente, sea muy similar.

Los gráficos de Skate City
Aquí se puede apreciar lo minimalista de su apartado artístico, algo que tiene cosas buenas y malas

El juego desarrollado por Agens Games y distribuido por Snowman nos presenta un juego que busca generar una sensación de relax montando en un patín mientras recorres las calles y haces trucos por hacerlos, pero también añade una serie de objetivos y retos para aquellos que busquen algo más que pasar una tarde de desconexión. Ahí está parte de la gracia del juego, puedes elegir lo que quieres hacer cada vez que inicies el programa y disfrutar a tu manera.

Nuestra primera toma de contacto con Skate City será a través de un tutorial básico, en el que aprenderemos como impulsarnos para pillar velocidad (tendremos que pulsar la equis en nuestro DualSense o DualShock 4) y como frenar pulsando el círculo. La cosa no acaba ahí, por supuesto, también aprenderemos a como hacer los trucos más básicos, como son el ollie y el nollie con los sticks. A partir de ahí podrás mover el stick izquierdo para hacer un ollie y muchos trucos más (siempre buscando a que dirección están asignados cada uno de esos trucos), mientras que si utilizas el stick derecho podrás ejecutar esos trucos en su variante nollie. También podemos grindar los objetos que están situados en los escenarios para ello, como bordillos o barandillas; para eso simplemente tendremos que saltar encima de cada uno de ellos.

Los controles de Skate City
El comienzo es bastante simple hasta que empiezas a familiarizarte con los trucos y sus variantes.

A lo mencionado antes hay que añadirle la posibilidad de realizar manuals y giros de 180º y 360º con diferentes combinaciones de trucos para darle ese toque diferente a cada grindeo y cada giro. Los manuals presentan un minijuego para mantener el equilibrio y no acabar en el suelo, que se basa en pulsar L2 o R2 para mantener el medidor lo más compensado posible y así extender el truco.

Como podéis ver, el juego nos da varias opciones con unos controles bastante simples en un principio, ya que lo importante aquí será memorizar cada combinación para poder sacar los trucos adelante, una tarea más difícil de lo que parece. Para que la tarea sea algo más sencilla, en ajustes encontramos una guía de trucos (clasificados en sus diferentes categorías para poder encontrarlos fácilmente) para saber como realizar cada uno de ellos, un recurso muy útil y que usarás en varias ocasiones.

Por poner alguna pega a este sistema de jugabilidad, aunque no significa que no sea algo importante, me gustaría hablar de que a veces puede resultar algo caótico. Al tener que realizar todos los trucos con los sticks, en ocasiones exige demasiada precisión por nuestra parte, ya que al mínimo desliz acabarás haciendo otro truco en lugar de hacer el que tenías en mente ejecutar. Esto en principio no es para tanto, pero se vuelve algo más importante cuando quieres o tienes que ejecutar alguna combinación de truco y manual o giro. Dependiendo de la habilidad de cada uno, esto será más o menos anecdótico, pero es algo a tener en cuenta.

Los trucos en Skate City
Grindar y hacer un truco seguido es bastante satisfactorio cuando no acabas en el suelo, bastante fácil de lograr.

Ese inconveniente cobra un poco más de sentido si tenemos en cuenta que el juego no solo consiste en patinar por patinar, sino que consta de dos modos de juego. Estos modos ofrecen al jugador la posibilidad de ir cambiando entre algo más de chill y algo que ofrezca un poquito más de sustancia a la experiencia. Estas dos modalidades son: Endless Skate y retos.

En Endless Skate podemos desplazarnos con nuestro skate sin ningún tipo de objetivo, haciendo trucos o no, cada uno decide. Pero si quieres puedes llevar a cabo una serie de objetivos que te permiten ganar monedas, además de ir tachando esos objetivos de la lista. Entre esos objetivos podemos encontrar lo típico de hacer un truco en un sitio concreto o realizar un manual de una distancia exacta.

En los retos podemos encontrar varias misiones clasificadas en diferentes tipos, desde carreras contra otro skater, completar listas de trucos, conseguir todos los puntos posibles en un espacio de tiempo determinado y algunos tan curiosos como escapar de un policía. Estos retos ofrecen una mayor o menor recompensa (más monedas, por supuesto) según la puntuación que saques, siempre podrás volver a repetirlos si quieres sacar la máxima calificación posible.

Los retos de Skate City
A veces habrá que enlazar varios trucos y combinaciones para cumplir una serie de objetivos o retos.

Estos dos modos de juego se compenetran bastante bien, ya que ofrecen al jugador un poco de todo. Cierto es que en ocasiones pueden pecar de ser un poco repetitivos, ya que se abusa de usar los mismos conceptos en más de dos (y de tres) retos con un cambio de nombre y poco más, pero en mi opinión funcionan muy bien con el tipo de juego que es Skate City.

Ya hemos mencionado las monedas del juego (Skate Cred), ¿pero para qué sirven? Las monedas que vamos consiguiendo en el juego sirven para utilizarlas en la tienda de skate, donde podremos personalizar a nuestro personaje comprando camisetas, pantalones, bambas, gorros/gorras, gafas, tablas de skate, ruedas y varias cosas más. La variedad de estos elementos no es muy elevada, quizás podemos encontrar bastantes tablas con diseños diferentes y bastante atractivos, pero lo demás no es que brille por la cantidad. Aunque si en algo merece la pena gastar las monedas es en mejorar las habilidades de nuestro muñeco (velocidad, giro, salto y equilibrio) y en comprar una serie de trucos especiales que no están disponibles de entrada.

Como decía, no es que todas las opciones de personalización destaquen por la cantidad de elementos que ofrecen, pero tampoco lo hacen por su utilidad. Son elementos meramente decorativos y que tampoco se aprecian tanto una vez estás inmerso en patinar y hacer trucos. Lo único que sí que influye en la partida es mejorar las habilidades y obtener esos trucos especiales.

Aún hay algo más en lo que gastar el dinero y no es otra cosa que en desbloquear niveles. El juego nos sitúa de inicio en Los Ángeles, pero si consigues una cantidad de monedas determinada podrás comprar los niveles de Oslo y Barcelona. Cada uno tiene su propio diseño y un nivel en 2D por el que patinaremos en perspectiva lateral, avanzando de izquierda a derecha, sin poder volver atrás, aunque en el modo Endless Skate tienes una opción de situar a tu personaje en el lugar que prefieras (se puede encontrar en la parte de arriba de la cruceta del mando) y en los retos siempre puedes reiniciar desde el punto de partida (desde la misma parte de la cruceta) si ves que vas muy mal. Algo es algo.

Los escenarios de Skate City
Este es el menú donde podremos viajar entre las tres ciudades jugables de Skate City.

En un principio la falta de más niveles (o de más variedad dentro de los tres ya existentes) puede parecer una pequeña losa para el juego, pero si tenemos en cuenta el tipo de título que es y lo que propone es fácil aceptarlo y dejarse llevar por lo que si funciona, a grandes rasgos, en esta experiencia. Pero sí que hay algo que, en mi opinión, es un fallo a tener en cuenta. Hablo de la escasez de capas de animación de fondo, ya que apenas tenemos algunos detalles que hacen esa función y creo que la inclusión de alguno más le sentaría de lujo. Es cierto que durante nuestras partidas podemos apreciar como se hace de noche, de día o, incluso, llueve, lo que ayuda a que no parezcan fondos estáticos en su mayoría. Aun así, creo que es insuficiente.

Su apartado gráfico no es ningún portento, tampoco lo necesita, ya que cuenta con un apartado artístico, bastante minimalista, que funciona, sin más. El juego nos muestra una paleta de colores que utiliza tonos pastel para dar esa sensación de paz y unas animaciones de nuestro personaje a la hora de patinar que están representadas de una forma muy meritoria. Al juego se le ven rápido las costuras, pero consigue lo que pretende a pesar de ello.

Antes de acabar, hay que mencionar la música que nos acompaña en nuestras partidas. Estas pistas pertenecen a un estilo lo-fi que, a pesar de contar con variaciones dentro del estilo y ser un buen acompañante mientras patinamos, en varias ocasiones se puede hacer algo repetitivo. Por lo tanto, siempre puedes acabar escuchando la música que tú prefieras o algún podcast, que como alternativa también funcionan de maravilla.

Skate City es un juego sencillo sin demasiadas florituras, sin una historia que nos guíe, solo tiene una consigna y esta es patinar a tu gusto. El juego te ofrece la posibilidad de patinar de chill o conseguir una serie de retos y objetivos para poder personalizar a tu personaje y sus habilidades, además de desbloquear más niveles jugables. Todo ello siempre desde la misma idea simple, pero añadiendo cosas para poner ciertas dificultades a quien las quiera.

Está claro que Skate City no es el juego perfecto de skate. En ocasiones sus controles pueden ser algo caóticos, puede parecer falto de contenido y de detalles e, incluso, abusar un poco de ser repetitivo, pero es un juego ideal para pasar ratos muertos y practicar un poco nuestra habilidad. Además, su apartado artístico si te entra por los ojos puede ser un gran motivo para darle un tiento.

En la PlayStation Store podéis encontrar el juego por 12,99 €, quizás por un poco menos sería más ideal aún, pero sigue siendo un buen precio para un título que a los amantes del skate o de estos videojuegos les entrará muy bien.

Skate City

Puntuación Final - 6

6

Interesante

Una propuesta diferente dentro de los juegos de skate que funciona sin hacer un gran despliegue de medios y con algunos puntos que pueden mejorar.

User Rating: Be the first one !

Fran Pérez

Soy ilustrador y un intento de diseñador. Me gustan los videojuegos, ¿a que no lo esperabais? Jak and Daxter me inculco el amor por este medio y NieR: Automata me destruyó, pero en el buen sentido.
Apoya el contenido de NaviGames con tus compras en Amazon
Botón volver arriba
X