AnálisisSwitch

Shin Megami Tensei V – Análisis Switch

SMTV
La convergencia de todos los años de JRPG de Atlus

Dios ha caído, y las fuerzas del caos y el orden seguirán una batalla enterna sin importarles lo que hay a su alrededor, ya sea por puro egoismo o fe ciega. A no ser que se imponga un nuevo dios, uno que pueda liderar a demonios, ángeles y también humanos.

La premisa siempre será la misma, pero eso no quita que Atlus nos deje de sorprender con el universo de Shin Megami Tensei. Incluso en su quinta entrega después de tantos vaivenes dentro del estudio nipón, Shin Megami Tensei V hace un trabajo espectacular para todos los fans, y es haber sido capaces de mantener el espíritu agresivo de sus mundos retorcidos, característico de la saga, con nuevos diseños de escenario, más profundidad en la psique de los personajes y la inclusión de mecánicas que hacen más accesible que nunca este JRPG.

Son conscientes de que pueden apelar a más público, pero sin sacrificar lo que hace tan grande a la franquicia. Una decisión que podría parecer una quimera, pero la fusión lo convierte en un título fresco que ha pulido como nunca sus raíces roleras.

En un plano desconocido por muchos humanos, las líneas del orden y el caos siguen una lucha encarnizada, todo por el fruto del Árbol de la Vida, que dota de conocimiento a estos demonios. El orden, representado por el monoteísmo, quiere salvaguardar este milagro; mientras que el caos quiere que alcance a todos los demonios de todas las mitologías, esta vez con figuras mitológicas del politeísmo (hinduismo, griego, nórdico, sintoísmo, egipcio).

Shin Megami Tensei siempre ha usado a las criaturas de leyendas de diferentes religiones y credos para dotarlas de vida en un mundo que mezcla la tecnología del periodo actual con un plano postapocalíptico, destruido por fuerzas inimaginables. Y su otra particularidad son los alineamientos entre los bandos del orden, que sacrifica libertad a cambio de un sistema seguro y organizado, y del caos, que no es algo negativo, sino la forma de individualismo extremo que no quiere ataduras y solo seguir el hedonismo. No es que haya una mejor o peor, es decisión de cada cual, pero siempre hay una tercera posibilidad que pueda acabar con la rueda eterna… ¿verdad? Dependiendo de nuestras decisiones en momentos clave, nos mantendremos en una de estas líneas para tener finales muy diferentes entre sí.

Nuwa hablando a Nahobino
La trama nos irá mostrando las creencias de todos los personajes relevantes

El protagonista de esta historia, sin nombre oficial, ha terminado junto a otros compañeros de clase en este lugar inhóspito, pero gracias a Aogami, ser divino y humano se han fusionado para dar a luz al Nahobino. Nuestra misión inicial será comprender qué ocurre y armarnos frente a todos los riesgos que nos encontremos con nuestro poder y el que nos brindarán los demonios que vayamos reclutando conforme avance la historia.

Sin entrar en muchos detalles, SMT V hace un poco de engañabobos occidental al principio. En la serie Persona está claro el porqué estamos en una posición neutral, de ir contra los malos, pero SMT V busca esta confusión más activamente que nunca al inclinarnos para trabajar con el lado del orden, que conocemos mejor en Occidente; una decisión perfecta para que cuando veamos mejor todos los caminos posibles nos choque más.

SMT V es un JRPG por turnos clásico al que puede ser difícil de meter mano al principio, pero que siempre deja pone a nuestra disposición las herramientas para superar los obstáculos. A partir de ahí, que cada uno se busque la vida. Un ejemplo perfecto es el primer nivel del Inframundo, que desde el principio muestra un desierto amplio pero sin llegar a ser excesivo, lleno de monstruos, recovecos y ruinas de nuestra civilización. Aunque no nos lleva de la mano para mantener su aura desoladora, es muy consciente de que los tiempos cambian, siendo más lineal que Shin Megami Tensei III y menos obtuso por mapeado que Shin Megami Tensei IV.

Protagonista SMT V contestando a Tao
Tendremos opciones de contestación que, cada vez, se irán haciendo más duras

En la quinta entrega la exploración es mucho más llevadera y dinámica con la inclusión de la verticalidad con saltos, dando más planos por los que mirar, y también la carrera, que podemos usar para rebasar a los demonios con un buen naruto run, que por primera vez vemos cómo son en tiempo real, una forma de Atlus de huir de las batallas aleatorias. También huyen del esquema del mazmorreo (o dungeon crawler). Esta decisión se debe que ya más difícil que guste a nuevos jugadores, y si bien nos encontramos más cosas cambiadas, no olvidan el espíritu aventurero de los Megaten.

Por poner un ejemplo personal de alguien que tiene bagaje, no gané al primer boss del juego hasta que hice un pequeño cambio en mi equipo: quitar a un demonio fuerte pero sin muchas ventajas contra el jefe por otro diez niveles por debajo pero con muchas fortalezas. Aquí la experiencia, si bien importa, no es nada en comparación a la adaptabilidad de tu equipo y al uso que hagamos del Sistema Press Turn, que nos otorgará un turno extra si acertamos debilidades y podemos explotar al máximo. Sin embargo, es una arma de doble filo, porque los enemigos también lo pueden aprovechar, y la IA no es tonta. El Press Turn de esta entrega es bastante más permisivo, pero a cambio nos exige que hagamos batallas contra bosses más longevas, como si fueran una carrera de fondo.

Podemos encontrar paisajes tan bellos como siniestros si pensamos en sus implicaciones, misiones secundarias chorra, y una banda sonora que sigue emanando misterio y epicidad por partes separadas. He podido notar que hay algunos choques de estilo artístico entre escenario y personajes, pero no son más que el resultado de la transición de generaciones de varios artistas, culminando en una balanza con más peso del lado del anime 3D que del aesthetic oscuro.

El cielo rojizo de Da'at
Las panorámicas son sobrecogedoras

De hecho me encantaría mencionar que las voces en inglés son bastante buenas para la saga, especialmente el ímpetu que añade el VO del Nahobino en las batallas. Otro trabajo encomiable ha sido el arte conceptual y modelos y las animaciones (limitadas) de los demonios, que brindan una chispa que nunca haya visto en ningún otro JRPG. SMT V también introduce nuevos diseños de demonios, y aunque no me llamen algunos como el licántropo francés (que por cierto, a nivel folclórico tiene mucho sentido), en general son de los mejores que haya tenido la saga, como la evolución de Nuwa o Manananggal.

El reclutamiento por niveles y las fusiones entre ellos sigue tan fresca como siempre, incluso mejor con la inclusión de Apoteosis, una opción que nos permite mejorar pasivamente las facultades del Nahobino usando puntos de Gloria, y otra cosa más, las Esencias, mi novedad preferida. Encontraremos de varias formas una Esencia de un demonio en concreto, y si la usamos sobre otro o nosotros mismos, podremos incluirles ataques y habilidades relacionadas; De este modo se facilita el proceso de conseguir demonios que se ajusten bien a las batallas difíciles.

Como es frecuente, el protagonista será un molde, pero con las Esencias podremos llevarlo a roles nunca antes vistos. ¿Lo quieres full healer y que sean otros los que repartan el dolor? ¿Prefieres que sea tanque para evitar los game over a cambio de luchas largas? Si quieres, puedes

Duro para novatos, llevadero para veteranos y exigente para los que anden en un punto intermedio. Pensarás, “¿no es algo obvio?”, y te tendría que dar la razón, pero lo quería recalcar por un hecho innegable de SMTV: mucha gente vendrá de Persona 5. Son una mayoría que hace ruido, los que creo que están en este meridiano, y quienes disfrutarán más que nadie.

Si buscáis una experiencia con más profundidad en sus personajes y relaciones tipo Persona, recomiendo antes la entrega anterior, SMT IV: Apocalypse, aunque encontrar una copia para 3DS será complicado. Aun con todo, se nota que quiere balancear un cast variopinto de humanos y demonios con la importancia de los mundos de Tokio, para llegar a ambos lados del fandom: el veterano y el relativamente reciente de Persona.

SMT V se ha convertido en uno de mis JRPGs favoritos, especialmente por su flexibilidad a la hora de montar estrategias contra diferentes enemigo

Pero si como yo encontráis placer enfrentándoos a un boss, comprendiendo sus mecánicas a base de palos y montando una estrategia diferente hasta dar con la adecuada para vencerle, desde luego SMT V lo ofrece con creces. Usaremos más tiempo eligiendo qué equipo tiene mejor combo de sinergias que en subir niveles; así de tocha es la diferencia de la saga con otros títulos JRPG.

Shin Megami Tensei V

Puntuación Final - 9.5

9.5

Imprescindible

De los mejores JRPGs del mercado, con un Atlus que ha sabido balancear las expectativas de nuevos y viejos jugadores en un juego muy exigente pero justo, fresco e irónicamente algo continuista, con un balance que puede gustar a todos los amantes del género.

User Rating: Be the first one !

Daniel "Fullbull" Rubio

No me pidas mucho para los textos, que solo hice el bachiller de ciencias. En esta vida me gustan tres cosas: cerebro, videojuegos y carlinos.
Apoya el contenido de NaviGames con tus compras en Amazon
Botón volver arriba
X