AnálisisPS4

Saints Row: The Third Remastered – Análisis PS4

Los Saints vuelven con su característico sello

La industria del videojuego ha evolucionado mucho en la última decada, y no me refiero solo a su apartado técnico. Desde el diseño de niveles y personajes, pasando por la creación de una historia y las mecánicas jugables. Eso sin contar como trata sus temas y como el propio público también ha madurado. Al fin y al cabo el videojuego nació como un medio lúdico para niños, y tratándose de algo tan joven aún sigue en continuo cambio.

Por eso cuando un título recibe un remaster, en ocasiones no solo se trata de adaptar los gráficos a la consola de última generación y llamarlo un éxito, sino que es importante saber en que contexto ese juego fue creado. Aquí es donde entra Saints Row: The Third Remastered y la pregunta del millón: ¿Sigue aguantando el tipo nueve años después?

La historia nos coloca como jefe de los Saints, una banda tan poderosa como famosa, que atracan bancos mientras firma autógrafos. Por desgracia, nos metemos donde no nos llaman y otra banda, llamada Syndicate, decide tomar el control de la ciudad y vaciarnos la cuenta bancaria. Aquí empieza la premisa de Saints Row: The Third Remastered, con una trama de venganza y recuperar lo que es nuestro.

Eso si, no esperéis una trama revolucionaria o inmersiva. Los que conozcáis la franquicia ya sabréis que su punto fuerte no es la narrativa. Aunque encontraremos una variedad de personajes interesantes y el guión varía de vez en cuando para mantenerse fresco, básicamente es una excusa para justificar misiones en las que podamos hacer completas locuras.

Y si algo sabe hacer el título de Volition sabe hacer es meterte en plena acción desde el principio. Antes de que acabemos su introducción ya habremos atracado un banco, volado helicópteros por los aires y atravesado un avión en caída libre mientras disparamos a los tripulantes de su interior. Las misiones de la historia están cargadas de momentos llenos de adrenalina, así que cuando queramos vivir una experiencia movida tendremos la opción de centrarnos en las misiones principales.

Las misiones son una montaña rusa de acción que solo van hacia arriba. Reventar barcos, tanques y helicópteros será el pan de cada día

Como ya he mencionado, la historia no es el principal atractivo de Saints Row: The Third Remastered, sino la cantidad de opciones que puedes hacer. Aquí entran también las misiones secundarias y los diferentes eventos que podemos encontrar recorriendo las calles de Steelport: parar operaciones de otras bandas, escoltar a nuestros camellos para que hagan sus negocios en paz, lanzarnos contra coches para estafar seguros o intentar provocar el mayor caos posible con un tanque en mitad de la ciudad.

Completar misiones o eventos nos proporcionará dinero y respeto. El dinero servirá para comprar armas, munición y edificios de la ciudad, el respeto para subir de nivel y aprender diferentes habilidades. Según compremos diferentes negocios, obtendremos más influencia en esa parte del barrio, pero su función más importante será que nos proporcionará dinero a lo largo del tiempo.

Gracias a estas mecánicas obtenemos una gran cantidad de formas para invertir horas en la ciudad de Steelport. De todas formas, es muy posible que la mayoría del tiempo la pasemos sin iniciar ninguna misión, buscando peleas y recorriendo los cielos y las carreteras. Y aquí entra el factor de los trucos, un elemento de la vieja escuela que vuelve más fuerte que nunca y que nos dejará hacer mil locuras, como transformar a todos los transeúntes de la ciudad en zombies o spawnear algún vehículo específico que queramos en ese momento.

Viajar por la ciudad es todo un gusto, en especial con vehículos aéreos. Además, podemos hacer diferentes acrobacias para labrarnos respeto y subir de nivel

Empecemos esta sección dejando algo claro: gráficamente Saints Row: The Third Remastered es una gran adaptación a la generación actual y un gran remaster en el apartado técnico. Además, mis FPS siempre han sido fluidos y es una gozada explorar la ciudad o ver las explosiones de este juego en una PS4. Pero como dije al principio de este análisis, creo que un remaster tiene que tener en cuenta más cosas aparte de renovar su apartado técnico.

Para empezar, la sensación de disparo que me dejan las armas al usarlas es bastante decepcionante. Entre la falta de precisión que he sentido a veces y su falta de potencia, algunas secciones de tiroteo pueden llegar a ser sencillamente frustrantes. Los enemigos absorben muchas balas, y parecen simplemente esponjas de vida. Por no hablar de los brutos, que llegar a ser un pilla pilla en el que gastamos la mitad de nuestra munición.

Pero este no ha sido mi mayor problema, porque los tiroteos no se manejan tan mal y se terminan compensando por las partes con más acción. Mi mayor problema con Saints Row: The Third Remastered es algo que no puedes arreglar en un remaster: el contexto en el que salió. Esta es la parte más subjetiva de este análisis, pero las partes que más me han costado digerir de este juego han sido sus momentos de humor más negro.

El juego también cuenta con el modo horda original, donde iremos superando hordas de desafíos, como en este que tenemos que derrotar a 12 enemigos siendo enanos

Cosas como los chistes sobre prostitutas o tratarlas como productos constantemente, momentos en los que decidimos si las vendemos a una banda rival o las explotamos nosotros, una misión en la que nos drogan y nos hacen pasar por esclavo/a sexual. Aunque es parte de la identidad de la saga, estos momentos no lograron sacarme ni una sonrisa. Es lo que pasa cuando tu público cambia a lo largo de nueve años. 

No me entendáis mal. Si disfrutaste en su día de Saints Row: The Third y fue uno de esos títulos de tu infancia, entonces esta remasterización te encantará. Jugablemente sigue siendo igual, incluye sus numerosos DLCs y gráficamente esta muy trabajado. Si siempre has tenido curiosidad por la saga y te parece que la cuarta entrega tiene ya demasiados años, esta pueden ser una buena opción.

Pero tienes que saber que la cantidad de humor negro y absurdo de principio de década que vas a encontrar en este juego es enorme. Si te gusta, vas a pasarlo genial de principio a fin, pero si este tipo de situaciones te produce incomodidad, será mejor que busques otras alternativas. Por otro lado, no esperes una historia profunda ni un contenido intenso, ya que la esencia de Saints Row: The Third Remastered es la libertad que te ofrece para hacer lo que te apetezca, y sus misiones son solo una de las múltiples formas de pasar el tiempo. Los Saints están de vuelta, y parece que quieren quedarse.

Saints Row: The Third Remastered

Puntuación Final - 7.5

7.5

Recomendado

Un buen remaster que encantará a sus fans originales, aunque sus tiroteos y algunos temas se hacen algo bruscos para el estándar de hoy en día.

User Rating: Be the first one !

Regas

Educador infantil, redactor de videojuegos, estudiante de pedagogía, speedrunner amateur y Dungeon Master vocacional. Luego me pregunto por qué apenas duermo.
Apoya el contenido de NaviGames con tus compras en Amazon
Botón volver arriba
X