AnálisisSwitch

Road 96 – Análisis Switch

El road trip hacia la libertad

Hay muchas cosas del mundo en el que vivo que no me gustan. Especialmente en la industria donde trabajo. A veces me pregunto qué hace falta para poder hacer un cambio, otras si merece la pena seguir y si no sería más fácil dejarlo atrás y dedicarme a otras cosas. Incluso la política en el país donde he nacido y crecido cada día me da más miedo, por gente ascendiendo a través de difundir ideas sobre discriminar a colectivos enteros que ya tienen todas las cartas en contra desde un principio.

Y por eso creo que Road 96 ha llegado en el punto de mi vida donde más podía afectarme. Un punto donde quiero luchar y a la vez estoy agotado de intentarlo, porque se siente como golpear una pared de cemento. Donde no existe una solución obvia ni fácil, menos aún a corto plazo.

Esto es gracias a que, aunque Road 96 hable de una revolución y cómo cambiar las cosas, no se olvida tampoco de los individuos y las consecuencias que traen un cambio.

En Road 96 encarnamos a un joven adolescente, en verdad a varios, en su intento de escapar de su país: Petria. La situación política es muy clara desde el primer momento: Esto es un régimen autoritario disfrazado de una democracia. Prueba de ello es que exista un muro en la frontera del país vigilado para que nadie pueda entrar o salir sin autorización y que, aquellos jóvenes como nosotros que quieran buscar suerte en otro lugar, sean detenidos y llevados a unas misteriosas fosas.

La única forma de llegar a la frontera es por carretera, llegando a la famosa ruta 96. Pero esto no es una tarea fácil. Tener dinero para pagar un vehículo es difícil, y recurrir a desconocidos puede ser peligroso. Cualquier policía que sospeche que puedas ser uno de los adolescentes desaparecidos buscará arrestarte, y algunos ciudadanos, los más alineados con las ideas de Tyrak (el actual presidente), querrán servirte en bandeja de plata a los agentes de la ley.

Así, tenemos dos recursos que manejar a lo largo de nuestro viaje: Nuestra salud y nuestro dinero. Descansar, beber o comer aliviaran este primero. Pero sin dinero esto será más difícil. Así que deberemos recurrir a trabajos mal pagados, favores de moralidad gris o incluso robar directamente dinero para poder avanzar. Cualquier precio justifica la libertad ¿no?

Captura Road 96 Nintendo Switch
Los momentos finales a la hora de cruzar la frontera pueden ser los más tensos

Si logramos escapar, a través de algunas de las formas que podremos encontrar en la frontera, seremos libres. Si no, puede que acabemos arrestados o incluso algo peor. De todas formas volveremos a empezar en la piel de otro adolescente, otro joven que ha escapado de su hogar con la esperanza de encontrar un futuro mejor. Porque no olvidemos que Road 96 no deja de ser un roguelike.

Tendremos que recurrir al autostop, pararnos en diferentes bares y estaciones e incluso recorrer lugares abandonados de noche en nuestro camino a la libertad. En todos estos lugares conoceremos a diferentes personas, aunque serán siete (técnicamente ocho si contamos a ciertos hermanos por separado) los que dejen una huella en nosotros. Estos individuos, cada uno con un nombre y una historia mucho más profunda de lo que podríamos pensar a simple vista son los verdaderos protagonistas de Road 96.

Todas estas historias están de alguna forma relacionadas con las demás, pero el denominador común es sin duda el atentado terrorista que ocurrió hace 10 años en el país y las elecciones que se acercan cada vez más. Cada vez que nos crucemos con uno de estos personajes averiguaremos un poco más sobre este pasado y qué metas tienen. Nuestras decisiones quizás no tengan la fuerza para decidir si al final se alzará una revolución o no, pero sí que podremos cambiar la vida de estos individuos.

Captura Road 96 Nintendo Switch
Conocer a personas y dejarse conocer a uno mismo, la esencia del viaje

Desde averiguar el plan de un asesino a intervenir en una situación familiar muy compleja o incluso ayudar a escapar a otros del país. Estas pequeñas historias interconectadas entre ellas son el verdadero peso narrativo de Road 96 y serán diferentes en cada partida que juguemos, debido a que los eventos con los que nos crucemos están elegidos al azar.

Como ya he mencionado antes, Road 96 es un roguelike. Bueno, para ser más precisos, es un juego que adapta las mecánicas roguelite para crear una historia narrativa dividida en bloques. Así no solo cada escapada con un adolescente será diferente, si no que en dos partidas distintas habrán también diferentes sucesos.

La verdadera fortaleza de este sistema no es la capacidad de poder regujarlo mil veces sin cansarnos. De hecho, en nuestra segunda partida ya repetiremos algunos eventos y, aunque podamos enfocarlos de diferentes formas, ya sabremos por dónde van los tiros. Aquí lo que importa es que este sistema hace sentir que cada paso en nuestro viaje esta sin decidir. No sabemos que podemos encontrar en la siguiente parada, provocando que se sienta esa sensación de estar en un viaje constante.

Sobre las decisiones que podremos tomar, encontraremos varias en cada parada. Desde detalles como buscar en la basura por un poco de cambio a decidir si robar dinero o las llaves de un coche para facilitar nuestro viaje. Los diálogos también influyen, sobre todo a la hora de construir la idea de nuestro personaje ¿Queremos una revolución, dando igual las consecuencias que pueda traer? ¿Preferimos optar por la democracia, aunque la otra candidata quizás sea igual que el tirano que buscamos derrocar? ¿O solo queremos escapar a toda costa y mirar por nosotros mismos?

Captura Road 96 Nintendo Switch
Cada personaje nos dará una mejora que afectará en todas las runs del resto de nuestra partida

Nuestras palabras y acciones nos definirán e influenciarán. Quizás es mala idea expresar nuestras ideas sobre la corrupción del país a una agente de policía o una presentadora de televisión que lleva una de las cadenas del gobierno. Nuestros ideales son importantes, pero también lo es nuestra supervivencia.

Pese a ser un juego cargado de política y de una historia llena de conceptos grises Road 96 también es un road trip. Un largo viaje en carretera donde hay que saber en quien puedes confiar y cuando tienes que decir adiós. Ningún encuentro dura demasiado tiempo, pero eso no resta a la importancia que pueden tener.

Pese a que siempre tendremos en nuestra cabeza los peligros que nos acechan durante nuestro viaje, Road 96 sabe perfectamente cómo darnos esos momentos sacados de película. Tocar una canción en una hoguera con una desconocida, jugar al pong con un chaval en un bar e incluso saber reaccionar a un atraco a manos de un dúo de lo más peculiar. Esto se implementa a través de minijuegos que, además de aportar una variedad refrescante a los eventos que nos iremos cruzando, sirven para que valoremos esos momentos tan únicos de un viaje de carretera.

Es un mensaje que creo que es muy necesario. Aunque todo parezca ir mal y que la solución no se pueda ver a corto plazo es vital saber apreciar los momentos de calma y diversión. Conocer gente, su historia y  aprender a empatizar con personas que pueden tener diferentes puntos de vista.

Captura Road 96 Nintendo Switch
Captura Road 96 Nintendo Switch
Captura Road 96 Nintendo Switch
Captura Road 96 Nintendo Switch

Todos estos momentos llegan tan bien al jugador gracias a la dirección artística del juego. No solo hablo de que visualmente es un juego muy agradable de ver, sino también de su maravillosa banda sonora.

Los entornos que podemos llegar a ver en Road 96 son preciosos. En más de una ocasión me he encontrado asomando la cabeza por la ventana de un coche durante unos cuantos minutos. Poder pararse y simplemente disfrutar del entorno es algo necesario en un lugar donde huimos constantemente para poder salvar nuestra vida.

Por otro lado la banda sonora, sin ser yo un experto en la materia, es algo impresionante. Cada personaje tiene unos temas específicos que encajan según su personalidad. Esta decisión no solo aporta una gran variedad a su OST, sino que además hace que podamos relacionar cada escenario rápidamente a uno de los personajes.

Captura Road 96 Nintendo Switch
La cascada. El último lugar seguro antes de intentar cruzar la frontera

Lo único que daña esta experiencia es que en la híbrida de Nintendo he tenido algunos arañazos de fps que han durado lo suficiente para que resulten molestos. No han sido excesivamente comunes y probablemente sean arreglados de cara a un futuro, pero es algo a tener en cuenta.

Road 96 no solo es un juego que me parezca de sobresaliente. Es un juego sobresaliente que, como ya he dicho, ha llegado en el punto de mi vida donde más podía impactarme. Su manera de enfocar los viajes, la lectura política del juego, las vivencias tanto malas como buenas que vivimos a través de los adolescentes que buscan la libertad y la lectura de que casi todo en esta vida es de un color gris hacen que sea un juego que recomendaré a todas mis amistades en el próximo mes cada vez que hablemos.

Me cuesta pensar en fallos cuando pienso en Road 96. No es que no los haya, ya que no existe el juego perfecto. Pero los momentos destacables son tan abundantes y tan buenos que tapan estos pequeños problemas, como el rendimiento en ciertos momentos de mi aventura.

Road 96 llegó como una sorpresa en los Game Awards del año pasado, pero creo que tiene todo lo necesario para convertirse en uno de los indies del año.

Road 96

Puntuación Final - 9.5

9.5

Imprescindible

Road 96 es una gran experiencia de principio a fin que va a contentar a cualquier persona que busque una buena historia, unos personajes interesantes o simplemente disfrutar de un largo viaje en carretera.

User Rating: Be the first one !
disponible en amazon

Regas

Educador infantil, redactor de videojuegos, estudiante de pedagogía, speedrunner amateur y Dungeon Master vocacional. Luego me pregunto por qué apenas duermo.
Apoya el contenido de NaviGames con tus compras en Amazon
Botón volver arriba
X