AnálisisPS5

Resident Evil Village – Análisis PS5

RESIDENT EVIL VILLAGE

En la vida y en la muerte, damos gloria.

Tras un parón por los dos remakes, nos llega la continuación directa del Resident Evil 7 llamada Resident Evil Village. Volvemos a meternos en la piel de Ethan Winters, un hombre que sin duda atrae a los problemas, y que tras su séptima entrega pensábamos que por fin podría descansar en paz tras su odisea.

Como su antecesora volvemos a vivir en primera persona todos los hechos que seguirán a nuestro estoico protagonista. Este Resident Evil Village desde el primer momento que se anunció, ya nos estaba dando a entender que no íbamos a ver un Resident Evil al uso y que bebía una fuerte inspiración con su cuarta entrega. Dejamos atrás todo lo que ya conocíamos, nos adentramos ante una nueva pesadilla repleta de nuevos seres en la saga, los licántropos y los vampiros. Una nueva visión para jugar con el terror y conseguir romper su propio estereotipo. ¿Cómo ha sentado todo este lavado de cara? ¿Mantiene su esencia? Escuchemos la historia de Ethan Winters

Tranquilo, todo acabó bien…¿Verdad? Estamos juntos y ahora somos felices. La pesadilla ha acabado, ahora tenemos algo en común que proteger. O eso pensaba yo, imbécil de mí.

Toda nuestra paz y nuestra felicidad se ha visto truncada una vez más, pero, ¿por qué me has traicionado? No importa, pasaré por encima de quién haga falta para recuperarlas. Esperadme, voy para allá, no estáis solas.

Después de sufrir este accidente de tráfico, el caos, el fuego y la muerte no hicieron más que comenzar. Débil y herido he encontrado un misterioso pueblo, parece ¿abandonado? No, no del todo. A pesar de estar plagado de bestias con sed de sangre, he encontrado algunos supervivientes. No he perdido la fe. Sé que las encontraré y las traeré de vuelta.

La sensación de agobio, angustia y de sentirme observado no se va, cada vez que avanzo más y más, siento que mi final puede estar al doblar una esquina. Los oigo y sé que ellos a mí también. Son ¿perros? No. Son mucho más grandes que unos simples perros, parecen… Hombres lobo, como en los cuentos que nos contaban de pequeños.

El pueblo está acabado, un aura mágica lo invade y no sé si queda esperanza para los supervivientes, pero no importa: mi misión no es ser el héroe de todos. Debo entrar en ese castillo, allí las encontraré.

Los villanos de Resident Evil Village
¿Sobreviviremos a su espectáculo?

¿Las encontraré? Estoy cansado y malherido. He encontrado a cuatro chiflados, que se hacen llamar a sí mismos los jerarcas. Se pelean por ver quien será el primero en destruirme. Debo luchar y sobrevivir.

Este castillo es inmenso. Y esa mujer gigante y las locas de sus hijas no paran de perseguirme, huelen mi sangre. No paro de explorar el castillo de arriba abajo, hay infinidad de secretos, puertas que se abren a mi paso pero que luego se cierran por medio de unos puzles. No me está costando trabajo resolverlos, pero sí es verdad que me parecen ingeniosos; espera… ¿Estoy alabando a estas piradas? No, seguro que ellas son las culpables de la desaparición de mis seres queridos.

Por si no hubiera suficientes «personas» excéntricas, he conocido al Duque, un hombre que se está aprovechando sin lugar a dudas de mi desgracia; un hombre ruin que solo busca mi dinero. Es un mercader que aparece en las zonas que menos me espero. ¿Cómo lo hace? Sabe del peligro que estoy viviendo y a cambio de dinero me provee de objetos que, siendo sincero, son más que útiles. También me permite mejorar mis armas e incluso se ha ofrecido a cocinarme diferentes recetas con las que aumentar mis estadísticas si le traigo los ingredientes correspondientes; pero claro ¡sin dinero no hay ayuda!

Luego está esa estúpida casa de muñecas… No pienso decir nada de ella, solo sé que no quiero volver a ella. He sentido lo que es el miedo. Aún se me hiela la sangre al pensar en ella y en «eso».

Hordas y hordas de enemigos tras de mí y por si fuera poco ese tarado no para de ponerme a prueba.

Ya estoy más cerca… No sé si lo conseguiré, solo sé que debo conseguirlo. Esperadme.

Lady Dimitrescu en Resident Evil Village
Oh Lady Dimitrescu… Tan bella como el día que te fuiste.

Hay dos maneras de tomarte este juego: yendo a desenterrar todos sus misterios o ir directos al grano. Bien, la clave de este juego no es otra que la exploración, buscar y rebuscar todos los secretos (que ya os confirmo que no son pocos). Si vamos como exploradores, el juego ni se nos hará lineal ni corto, al final nos dejará con un buen sabor de boca.

Resident Evil Village se centra en su acción (cuando no estamos explorando) y en tener al espectador en constante tensión, sin saber si va a ocurrir algo o no. Esta es otra forma de mostrarnos el terror, no cayendo en una manera mucho más simple como sería darnos constantes sustos y demás; aquí puede que pase algo o no, no lo sabremos. No sabremos si al mirar por una simple ventana nos llevaremos un susto o simplemente no pasará nada. Jugar con esa tensión que se crea en el ambiente es simplemente maravilloso. Al final el miedo tiene muchas caras, y la incertidumbre es otra de ellas.

Pero si también queréis terror a la más vieja usanza, lo tendréis, vaya si lo tendréis. Hay un punto en que dejará a más de uno pasándolo realmente mal. Y es justo lo que se busca, despojarte de toda clase de defensa donde solo se te permite avanzar, esconderte y mirar al terror a la cara. Dejamos la acción en un segundo plano y solo nos quedará intentar salir de allí lo antes posible.

La exploración en Resident Evil Village
La clave está en la exploración, encuentra todos los secretos

Si queremos descubrir todos los misterios y conseguir todos los tesoros ocultos (el Duque se está frotando las manos de pensar en esto) tendremos que desviarnos del camino principal y buscar bien. Si queremos encontrar las armas más poderosas o mejorarlas a su máximo nivel todo esto será necesario.

El juego cuenta con reservas suficientes para no tener que ir con miedo a pensar «me quedo sin balas». Para los más aventureros, siempre podréis ir con el cuchillo a cuerpo descubierto a por los enemigos y ahorraros las municiones, pero ya os digo que en esta entrega no hay problemas en encontrar munición. Todo esto lo iremos guardando en nuestro maletín, que tiene una capacidad limitada (aunque le podremos comprar al Duque otro más grande), lo que provocará que los que somos organizados estemos ordenándolo todo a cada rato.

El juego cuenta con un sistema de crafteo en el que usaremos los materiales que vayamos encontrando, ya sea para crear munición o para producir medicamentos a partir de las ya míticas hierbas verdes.

El inventario en Resident Evil Village
Señor Duque necesitamos un maletín aún más grande

En definitiva, Resident Evil Village es un buen juego. Su ambientación es espectacular y gráficamente se ve realmente bien; hay algún problema menor como el famoso popping, pero ¿entorpece la experiencia vivida? Para nada. A pesar de que sea en primera persona, esto no impide que el juego recoja toda la esencia de los Resident Evil antiguos, especialmente del cuatro, con el que comparte parte de su ambientación.

La historia al principio es un poco caótica y hay escenas que realmente no tienen sentido y se sienten incluso estúpidas (los que hayáis llegado ya a esta parte seguro que sabéis a qué me refiero), pero conforme llegamos al tramo final todo queda explicado e hilado.

La música y el sonido es un fiel acompañante de toda esta sensación que os he ido describiendo. Da con el toque justo para ponerte en alerta en cuestión de segundos. También nos servirá para descubrir por dónde llegan los enemigos que nos persiguen. El doblaje en inglés es muy bueno y recomiendo jugarlo en este idioma, aunque también viene con voces en castellano.

Una nueva experiencia para la saga

La dificultad si lo juegas en normal, como ha sido mi caso, está equilibrada. Los puzles que hay que ir resolviendo a medida que vamos avanzando no son complejos, y si bien en antiguas entregas teníamos que ir de una parte a otra del mapa para resolverlos, ahora está todo mucho más concentrado para no tener que dar esos largos paseos. Esto no quita que haya lugares secretos y más escondidos que será necesario encontrar si quieres conseguir todos los tesoros.

Los jefes finales me han gustado bastante. Más allá de la ya icónica Lady Dimitrescu, sus combates son muy buenos, todos ellos diferentes y en los que el uso del escenario es fundamental para poder derrotarlos.

Al final esta octava parte es como juntar la cuarta parte y la séptima, siendo una buena mezcla a mi parecer y arreglando algunos fallos que podríamos encontrar en su antecesora, que al fin y al cabo comparten protagonista. Un juego que me ha gustado en su conjunto y que pese a tener algunos fallos menores, me ha resultado divertido y ha conseguido tenerme pegada a la pantalla. Y como guinda final, el juego invita a ser rejugado, pudiendo completarlo de nuevo con nuevas armas especiales, munición infinita, etc.

Además, contamos con un Modo Mercenarios. ¿En qué consiste? Fácil, equípate con tu arma y ponte a matar, todo esto dentro de un límite de tiempo para conseguir más puntos. Otra mecánica que sigue apostando por la acción pura y dura.

Si queréis vivir la experiencia de este Resident Evil Village, ya se encuentra disponible tanto para PlayStation 5, Xbox Series X/S, PlayStation 4, Xbox One, Stadia y PC.

Resident Evil Village

Puntuación Final - 9

9

Imprescindible

Resident Evil Village es un buen juego que nos deja con un gran sabor de boca. Recupera la esencia de la saga llevando la exploración a un primer plano y jugando con el terror en todas sus facetas.

User Rating: Be the first one !

Pilar Asdasd

Pilar Asdasd of Majima Family , Tojo Clan Subsidiary.
Apoya el contenido de NaviGames con tus compras en Amazon
Botón volver arriba
X