AnálisisPC

Red Ronin – Análisis PC

La venganza es un plato que se sirve frío

De la mano de Thiago Oliveira de Wired Dreams Studios, nos llega Red Ronin, un título de acción pixelada que nos lleva a través de un camino de sangre y venganza. Un juego al cual su desarrollador ha calificado como un Tactical Turn Based Dash and Slash

Los gráficos de Red Ronin

Cuando Hattori Hanzo le entregó su más preciada katana a Beatrix Kiddo en Kill Bill, este le dio un importante consejo: «La venganza no es un camino recto. Es un bosque. Y, como en un bosque, es fácil perderse. Perderse y olvidar de dónde vienes«.

Red Ronin nos sitúa en una ciudad ficticia en el año 2040. Nos pondremos en la piel de una chica samurái llamada Red, quien se adentra de golpe en un edificio de oficinas. Después de varios acontecimientos descubriremos que, al más puro estilo Kill Bill, Red va en busca de venganza contra los compañeros que la engañaron y traicionaron. Y a medida que avancemos por cada fase iremos descubriendo los motivos que nos llevaron a este punto.

Las fases de Red Ronin

Durante el juego nos moveremos a través de una zona de cuadrículas que podemos ver en un plano general. Al pulsar un botón de dirección Red se moverá en línea recta sin parar hasta que se tope contra una pared o un obstáculo.

Pero por supuesto nuestros enemigos nos se quedarán quietos mientras avanzamos hacia ellos. Cada vez que realicemos un movimiento los enemigos se moverán una casilla. Con esto tendremos que usar el escenario con inteligencia, saber donde movernos y atacar a los enemigos que encontremos en nuestro camino. Si nos encontramos con un enemigo a nuestro lado, este nos atacará y nos obligará a repetir la zona desde el principio.

En las fases de Red Ronin también encontraremos algunos objetos que tendremos que usar para avanzar a la siguiente fase. Uno de ellos será un elemento que nos permitirá detener el tiempo y lanzar dos ataques consecutivos. El otro nos permitirá entrar en un Modo táctico con el que podremos ir por dos direcciones diferentes. Estos objetos no están como una bonificación que ayude a dar una ventaja al jugador, sino que forman parte del puzle de cada zona. Tendremos que saber usarlos en el momento preciso para poder vencer a todos los enemigos, e incluso en algunos momentos habrá que combinar varias bonificaciones a la vez.

La jugabilidad de Red Ronin

Hemos dicho que los enemigos también se mueven con nuestro avance, pero no seguirán un patrón fijo, sino que se moverán hacia nosotros, y si nos distraemos acabarán por rodearnos y llevarnos a una muerte segura. Sin embargo, si sabemos movernos por el escenario podemos atraerlos a un punto favorable y allí acabar con ellos.

A medida que enlacemos enemigos conseguiremos un combo que nos dará una mayor puntuación, según como sea de grande. Al final de cada capítulo, recibiremos una calificación que dependerá de la puntuación conseguida.

También encontraremos zonas con trampas en los escenarios; no se activarán nada más pisarlas, sino que necesitarán varios movimientos antes de que se activen del todo. Éstas serán un añadido más a la dificultad del juego, pero también podemos aprovecharnos y hacer que los enemigos caigan sobre ellas.

Cada una de las fases en las que nos encontramos tendrá una solución fija que iremos descubriendo a medida que avanzamos, o simplemente por ensayo y error. Esto en un principio se puede hacer muy repetitivo, sobre todo si nos vemos atascados en una fase y morimos muchas veces. Sin embargo, también lo podríamos calificar como un mal necesario, ya que si la solución fuese aleatoria, no sentiríamos ninguna sensación de progreso. Resulta mucho más satisfactorio encontrar la solución después de varios intentos, en vez de que nos salga por pura suerte.

Los niveles de Red Ronin

En cada uno de los capítulos nos encontraremos con diferentes enemigos durante nuestro camino. Desde los típicos esbirros a los que podemos despachar de un golpe, pasando por drones de seguridad, los cuales tendremos que evitar sin que nos vean. En otras ocasiones nos enfrentaremos contra enemigos más grandes, los cuales tendremos que golpear dos veces, evitando lanzarnos a por ellos de frente, ya que si nos atrapan nos aplastarán como a un bicho.

Además cada uno de los capítulos nos pedirá afrontarlos de una forma específica. En algunos de esos capítulos tendremos que eliminar a todos los enemigos, en otros tendremos que llegar al final de la fase sin que nos descubran. En otras ocasiones encontraremos una mezcla de ambas al mismo tiempo. Cada uno de los capítulos nos irá presentando diferentes mecánicas, lo que consigue que el juego no aburra y consiga mantenerse interesante en todo momento.

Todo ello lo consigue gracias a una bien desarrollada curva de dificultad. Durante un capítulo las dos primeras fases siempre suelen tener una dificultad más baja y nos permitirá hacernos con el control de la protagonista vengativa, o servirá para presentarnos las mecánicas que usaremos en ese capítulo. A partir de ese momento la dificultad irá aumentando de forma progresiva, haciendo que el progreso se sienta de forma orgánica y no encontremos picos de dificultad en ningún momento.

Las posibilidades de Red Ronin

Al final de algunos capítulos también tendremos que enfrentarnos a un jefe final. Luchar contra ellos también formará parte de un puzle en vez de obligarnos a lanzarnos a la acción directa. Sin embargo, si morimos varias veces, el dron que nos acompaña nos dará una importante pista para superar al enemigo. Algo que quizás no resulte del todo positivo, ya que en muchas ocasiones acabas dando tumbos, hasta que te dicen: «Deberías hacer esto».

Gráficamente Red Ronin presenta un más que correcto estilo retro de 8 bits, con sangre y gore pixelado incluido. No destacan especialmente, pero si que mantienen el tipo en todo momento. Si hay que ponerle un pero, es en su diseño de niveles. No por que estos estén mal hechos, si no porque en muchas ocasiones acaban siendo un poco repetitivos. Algunas veces tendremos la impresión que esa caja o ese elemento del escenario es el mismo que habíamos visto dos fases atrás.

Su banda sonora se mantiene a muy buena calidad, y se mueve dentro del género del Synthwave y el Retrowave de los 80 con estilo ChiptuneUn tipo de música que encaja muy bien dentro del estilo retrofuturista del juego.

Red Ronin sabe usar sus elementos para crear un juego que combina a la perfección la acción y los puzles, a la vez que consigue enganchar gracias a su curva de dificultad bien medida y que consigue que el progreso sea orgánico.

Es cierto que en ocasiones se hace tedioso tener que repetir una fase varias veces hasta que conseguimos dar con la tecla. Sin embargo, esto consigue que cada vez que superemos cada fase sea algo satisfactorio, ya que sentiremos que hemos descubierto el camino por nosotros mismos, en vez de aprovecharnos de algún fallo de diseño o de la IA de los enemigos.

Thiago Oliveira hace un gran trabajo para crear un juego con una historia típica de venganza y violencia, y una muy buena estética pixelada y una jugabilidad más que notable.

Red Ronin

Puntuación Final - 7.5

7.5

Recomendado

Red Ronin combina perfectamente la acción y los puzzles para crear un juego más que notable y que consigue enganchar gracias a su jugabilidad y su curva de dificultad bien medida.

User Rating: Be the first one !

Carlos Boher

Empecé mi camino con una Game Boy y sigo hasta ahora. Fan de los Survival Horror, los RPG y juegos Indie extraños.
Apoya el contenido de NaviGames con tus compras en Amazon
Botón volver arriba
X