AnálisisPS4

PUSS! – Análisis PS4

¿Te gustan los gatos?

En Lucy, una de las películas pertenecientes a la filmografía de Luc Besson, se habla de cómo una joven logra aumentar la capacidad de uso de su cerebro hasta el 100%; sin embargo, no sé si eso será suficiente para comprender la extravagante y anárquica naturaleza de PUSS!, un juego desarrollado por TeamCoil que abraza el surrealismo de una manera pocas veces contemplada en la industria del videojuego. Un experimento que pretende dar una pequeña vuelta de tuerca a los conocidos avoid-em up mientras desafía nuestra capacidad de asimilación a través de un universo infernal en el que un gatito es la estrella del show. ¿No te parece interesante?

Si estás asustado, confundido o motivado a estas alturas, es mi deber avisarte de que las bases que dan vida a este proyecto probablemente te resulten tremendamente familiares. Si conoces la categoría anteriormente mencionada, sabrás que estamos ante la clásica propuesta de evitar el contacto con las paredes u otros obstáculos y tratar de superar los niveles desde un punto A hasta un punto B, como aquellos minijuegos de habilidad gratuitos de Internet con los que éramos capaces de pasar horas y horas pegados a la pantalla de nuestro ordenador. Es esta una de las definiciones más escuetas que puedo ofrecer para un resumen, pero no llegar más lejos sería quedarme corto.

Nivel de PUSS!
No trates de encontrar una explicación lógica a todo lo que ocurre, simplemente déjate llevar

Para terminar de entrar en materia, nuestra principal tarea es controlar a un gato que tiene como misión rescatar a varios héroes poderosos atrapados en un mundo dominado por sectas satánicas ¿gatunas? para así unir fuerzas y poder enfrentar al mayor de los males. Para completar con éxito nuestro cometido deberemos reunir un pequeño número de llaves superando un total de 150 niveles que aparecen aleatoriamente en una selección de mundos, cada uno con su correspondiente jefe de turno esperando justo al final para poner a prueba nuestra habilidad.

Para salir sanos y salvos de este lío dependeremos de un sistema de vidas, bastante justo a mi parecer, que recompensa al usuario por pasar un escenario cumpliendo ciertos requisitos como no morir ninguna vez, no rozar las paredes o ser muy veloz. Si no gestionas correctamente tus oportunidades lo tendrás mucho más difícil.

La mecánicas que nos ofrecen podrían ser valoradas como demasiado sencillas o exprimidas hasta la saciedad, y algo de razón hay en esas afirmaciones. A pesar de ello, su dificultad a veces endiablada y su admirable talento de picar al jugador y mantenerlo enganchado durante un largo tiempo lo compensa casi a la perfección, porque si algo tienen este tipo de videojuegos es que son terroríficamente adictivos y son prácticamente una garantía para matar esas tardes monótonas que todos hemos sufrido a lo largo de nuestro día a día.

Escena de PUSS!
Encasillar a PUSS! en un solo género es misión imposible, es de lo más extraño que vas a probar en mucho tiempo

Una de las mayores fortalezas de PUSS!, entre muchas otras, son sin duda sus combates finales, uno de los apartados que mejor escenifican el constante caos al que estamos sometidos. Las peleas contra los jefes son, en su mayoría, intensas, originales y sorprendentemente épicas. Una de las buenas razones por las que podemos definir este título como una irresistible oda a los límites del humor absurdo que puede llegar a enamorar a aquellos que buscan una experiencia atípica totalmente alejada de los focos más populares dentro del mercado.

Jefe de PUSS!
Así es, uno de los jefes de PUSS! es un chihuahua que lanza rayos láser por los ojos. Muy interesante

Por desgracia, creo que en este aspecto podrían haber dado más de sí, pues no son muchos los titanes a los que tendremos que hacer frente. Al fin y al cabo, estamos hablando de un juego que se puede completar en tres o cinco horas dependiendo de las veces que mueras. Entiendo que el número de fases es generoso teniendo en cuenta el planteamiento general, pero me hubiese gustado estar mucho más tiempo disfrutando de unos combates desternillantes y una atmósfera retorcida que parece propia del terror más experimental.

Como ya habéis podido contemplar, el apartado gráfico de PUSS! es tan raro que convierte al propio juego en una opción que no va a gustar a todos los públicos. Se caracteriza por mezclar varias ideas y técnicas como, por ejemplo, el ya adorado glitch-art o una versión bastante exagerada del estilo punk. Un conjunto de ideas bastante arriesgado que, ante todo pronóstico, funciona increíblemente bien a la hora de moldear un ambiente tan divertido como perturbador que solo puede ser proclamado como un tremendo ejercicio de personalidad y un intento ambicioso de representar, de mejor o peor manera, a una juventud encadenada a los efectos de Instagram y a una generación de memes que no necesita una clara estructura humorística para resultar hilarante, los ya asentados shitpost.

Interacción en PUSS!
La combinación de distintos estilos artísticos, además de ser clara, es muy agresiva

Por otra parte, en su faceta técnica, tengo que decir que he experimentado algunos problemas, tanto leves como graves. En el mejor de los casos, me he encontrado con una hitbox algo errática que puede llegar a desquiciar si estamos en algún momento clave. Este problema no es muy notable, pero puede ocasionar algunos malos tragos. En el peor de los casos, puede que tengas que reiniciar el juego en ciertos momentos en los que una fase o una escena se queda literalmente congelada, lo que te impedirá avanzar y provocará que tengas que empezar el mundo de nuevo. Esto me ha ocurrido un total de dos veces, y no es precisamente una de las experiencias más bonitas que un jugador puede llegar a sentir.

Tampoco es motivo para preocuparse en exceso, pues son errores que, aunque tienen su peso indiscutible en el resultado final, no se repiten demasiado y no impiden que PUSS! se convierta en un entretenimiento digno para aquellos que necesiten algo de adrenalina a corto plazo.

El equipo de TeamCoil ha sido inteligente a la hora de crear una montaña rusa de sensaciones y expresiones incapaz de respetar las principales leyes de la lógica humana, un factor muy positivo teniendo en cuenta el humor absurdo que propone PUSS! en todo momento y su inclasificable faceta artística. Un título que engancha con facilidad gracias a su control simple pero efectivo, su dificultad ascendente y sus emocionantes combates.

Todo ha sido satisfactorio a su medida, pero creo que voy a necesitar una cabeza nueva después de tanto bombardeo psicodélico.

PUSS!

Puntuación final - 7.5

7.5

Recomendado

Una de las propuestas más extravagantes que vas a probar en muchísimo tiempo. Un juego breve pero adictivo, ideal para los amantes del humor surrealista.

User Rating: Be the first one !

Antonio Marchena

Jugando a videojuegos desde que tengo uso de memoria. Un fontanero y un marsupial me enseñaron el camino a seguir.
Apoya el contenido de NaviGames con tus compras en Amazon
Botón volver arriba
X