AnálisisPS4

Pile Up! Box by Box- Análisis PS4

Ser una caja es más divertido de lo que parece

Pile Up! Box by Box es un divertido juego familiar de plataformas desarrollado por el estudio Seed by Seed con un encanto único y muchas dosis de entretenimiento. Su premisa es sencilla: somos unas cajas y tenemos que devolver el color al mundo; y digo somos, porque sí, podemos jugar en compañía hasta 4 jugadores.

Este juego indie es la prueba de que a veces lo sencillo funciona y que no necesitamos grandes pretensiones para disfrutar de los videojuegos. Acompañado de un bonito estilo, la experiencia que he tenido al jugar a este título ha sido del todo agradable. Sin embargo, os cuento más detalles a continuación.

Un terremoto ha asolado el mundo en el que nos encontramos y nuestra misión es paliar el daño ayudando a los afectados y reconstruyéndolo . Este lugar se encuentra dividido en cuatro zonas diferenciadas en las que encontraremos ciertos retos que consisten en ayudar al prójimo. Una contextualización simple que nos servirá para tener una excusa por la que dedicar nuestro tiempo a resolver puzles.

Con un bonito estilo artístico, el mundo estará separado por cartones y demás materiales de papelería muy graciosos, mientras mantiene una estética poligonal, colorida y en constante transición. Está muy bien conseguida la fusión del craft con entornos naturales, algo que me ha recordado al efecto que se conseguía en Sackboy, pero de una forma más modesta. Conforme avancemos y cambiemos de portal, los escenarios se irán transformando y variando de temática encontrando incluso un cine.

Durante todo el tiempo de juego, una música agradable acompañará a la acción, muy similar en algunos fragmentos a la música de los primeros Crash Bandicoot o Yoshi Island. Son piezas muy tranquilas y relajantes que si bien no vamos a percibir como tal, ayudan a enriquecer la experiencia de juego.

Un entorno bonito y acogedor se junta con una divertida jugabilidad, aunque recomiendo jugar en compañía para mayor aprovechamiento de lo que el juego ofrece. Hay mucho plataformeo que tendremos que resolver mediante puzles para poder seguir avanzando y que en muchas ocasiones consiste en trabajar conjuntamente para allanar el camino. Somos una caja, es decir, nuestros movimientos son los que son y no vamos a encontrar enemigos, pero sí la necesidad conjunta de cooperación, como por ejemplo ocurría en Trine. Si a eso le sumamos algunos minijuegos como partidos de fútbol, la diversión está asegurada. Además, de cajas va la cosa y encontraremos distinta variedad de ellas, cada una con una función distinta.

En definitiva, no hay una variedad asombrosa de mecánicas, pero las que hay son efectivas e ingeniosas. Os hablaba del fútbol, pero también hay otro tipo de pruebas cooperativas. Lo más interesante de esto es la experiencia que se genera en compañía, ya que no deja de ser un juego sencillo, pero muy ameno y apto para pasar un rato divertido.

El título es bastante lineal, pero no resulta incómodo. Pensemos que está pensado para una variedad amplia de público y que es muy apto para jugar con los más pequeños. En todo momento vamos a ir guiados por los portales, los cuales iremos desbloqueando con llaves, algo similar a lo que ocurría en Mickey Castle of Illusion. Sin embargo, no se hace pesado, ya que hay muchas transiciones y las zonas son muy diferenciadas con una dificultad progresiva, pero no inabarcable. Si bien el mundo no da para mucha exploración sí que hay cierto sentido del reto a través de coleccionables que encontraremos repartidos por el mapa.

Gráficamente el juego funciona correctamente, aunque hay que señalar que hay falta un leve pulido en cuanto a manejo de objetos y puesta en marcha de las mecánicas, porque a veces no acaba de ser del todo preciso. No es una molestia especialmente grande y tampoco ocurre siempre, pero si pensamos que los pequeños van a estar jugando sería conveniente que esto estuviera un poco más afinado. Vamos a arrastrar muchas cajas, colocarlas y demás y a veces hay que ponerle empeño para que esto sea efectivo.

Pile Up! me ha parecido muy ameno y entretenido, aunque jugar sólo no le hace justicia. Sin tener grandes pretensiones no tiene nada que envidiar a otros juegos de corte casual y es muy accesible para los pequeños. Sin duda alguna es una aventura pensada para jugar en familia en la que además los más jóvenes se pueden familiarizar con mecánicas sencillas que después les permitan acceder a otro juegos.

La duración no es muy larga, en torno a la cuatro horas, pero ofrece una experiencia completa que para el poco desarrollo narrativo que tiene es más que suficiente. Lo divertido es que la rejugabilidad siempre reside en jugar con otras personas y que se den otras situaciones, porque al final lo que prima es la experiencia que compartes. Todos los apartados están bien cuidados y se nota un esfuerzo más que notable por desarrollar la creatividad y la innovación con los medios disponibles. ¡Muy recomendable!

Pile Up! Box by Box

Puntuación Final - 8

8

Recomendado

Una aventura de cooperación muy accesible para todo tipo de públicos y divertida

User Rating: Be the first one !

Raquel Cervantes

Periodista de videojuegos. Streamer y portadora de la Llave Espada.
Apoya el contenido de NaviGames con tus compras en Amazon
Botón volver arriba
X