AnálisisSwitch

OPUS: Echo of Starsong – Full Bloom Edition – Análisis Switch

Una partitura de estrellas, un mar de flores y un campo de cantos

Este condenado juego me obligó a tomarme un día entero para recuperarme de su final, porque sabía que si empezaba a escribir el análisis en ese momento, no pararía de hablar de nada más. Eso es porque OPUS: Echo of Starsong – Full Bloom Edition vuelca todo su peso en el destino, en el cierre de la historia, pero también tiene un inicio, nudo y trasfondo más que dignos.

Esta edición viene un año después del estreno inicial en Steam. Por entonces ya recopiló una crítica muy positiva y varios premios en relación a su narrativa y diseño de audio. Al ser una aventura gráfica de unas 10 horas, que ahora también se pueda disfrutar en Switch y que venga con voces en japonés y chino mandarín es todo un acierto. Por desgracia, que no viene mal avisar de antemano, los textos solo están en chino, japonés y, como lo hemos jugado, inglés. Aun con todo, sigue ofreciendo bastantes herramientas para adaptar la velocidad de textos y hasta elegir qué voces quisiéramos dejar o desactivar, para los streamers que quieran doblar ellos/as mismos/as.

OPUS: Echo of Starsong es una space opera con todas las de la ley: tiene misterio, tiene aventuras, tiene suspense, tiene evolución de sus personajes, tiene acción, tiene política, y, sobre todo, tiene amor torpe. Todo ello en un set de ciencia ficción futurista a lo largo del centenario de 8500. De hecho, que el subtítulo sea una coña con Star Wars no es coincidencia, porque también saca partido a ritos antiquísimos, clanes inspirados en el código samurái, y diferencias culturales muy remarcadas según el puerto al que echemos ancla.

El título abre por el final, cuando controlamos a un viejo Jun, uno de los protagonistas de esta historia, caminando lentamente con su bastón. Se convirtió en el jefe de su clan y es respetado, pero el Jun que vemos parece abatido, en búsqueda de la voz de Eda, la otra protagonista. Quiere escucharla de nuevo. Sea como sea.

De aquí en adelante, salvo un intermedio y el final, la sustancia de la historia viene de él mismo, de sus recuerdos en la galaxia en la que conoció a su querida Eda. Y nosotros como jugadores le acompañaremos como oyentes a lo largo de siete capítulos, pero también como jugadores; buena parte del encanto de OPUS: Echo of Starsong viene de su parte de novela visual, del guion, pero también tiene otros apartados muy interesantes de aventura gráfica, recolección y gestión, exploración, puzles light y un par de minijuegos, por llamarlos de alguna manera.

Si a esto se suma un estilo de dibujo anime muy limpio y una banda sonora orquestada (gran composición de Triodust) que sabe cuando parar y cuando dar caña, tenemos una fórmula que entra por ojos y oídos a la primera. Sin olvidar del diseño auditivo, es decir, de la remezcla de sonidos más allá de canciones compuestas. Antes de tan siquiera ver el menú de inicio, nos recomendarán usar auriculares, y eso es porque mucha de la narrativa intrínseca a la historia se puede escuchar solo con sus sonidos envolventes, tan emotivos como ingeniosos. Pero, ¿por qué tanta vara con el sonido?

En este mundo asolado tras los productos de la post guerra, un buen método para labrarse un nombre es encontrar cuevas antiguas que posean lumen, un tipo de energía misteriosa y, parece, inagotable. En Thousand Peaks, el nombre del sistema solar que nos moveremos, todavía quedan restos sin explorar, pero encontrarlos en un espacio tan basto, y encima con todos el papeleo y políticas de convenio restrictivas de las grandes esferas, parece tarea imposible. Pero nada que unas coordenadas aproximadas y una bruja no puedan solucionar.

Ya había mencionado a la mitad de la tripulación. Eda es una bruja (o miko en japonés), una mujer capaz de resonar su canto con las concentraciones de lumen; Jun es el corredor, quien se aventura dentro de las cuevas para explorar y recolectar; Y los otros son Remi, la piloto-mecánica-hacker, y Kay, el guardián de Jun, un guerrero, y también corredor veterano.

OPUS: Echo of Starsong también cuenta con tomas de decisión, la mayoría con resultados aleatorios dependiendo de la suerte de cada personaje o si disponemos de cierto objeto

Eda y Remi por una parte, y Jun y Kay por otra, tienen procedencias, creencias y actitudes muy diferentes entre sí, las cuales iremos explorando tras pasar por momentos claves y, sobre todo, ver flashbacks de su pasado, tanto individual como en pareja. Algo curioso teniendo en cuenta que al final, estos son las memorias del Jun anciano, que es un «presente» de hace 66 años.

Puede ser un grupo pequeño, y el elenco de personajes tampoco se agranda mucho más, gracias a un guion que no podría tildar de otra forma que extraordinario nos acerca a entenderles. Y recalquemos ese «acerca a», porque lo que al principio parecen clichés de anime andantes (al menos a mí), terminan dando pequeñas muestras de entendimiento y empatía. Son personajes disfuncionales, un tanto complejos, e incluso aunque no les cojas cariño como pasa con otros tantos videojuegos del palo, puedes vislumbrar que se comportan siempre acorde a sus valores. Dicho de otro modo, los personajes moldean la historia, incluso si eso significa complicarla.

Mi escena favorita

OPUS: Echo of Starsong también tiene un buen trecho de trasfondo, o lore podríamos decir también. Gracias a los entornos y descripciones, iremos entendiendo el tipo de vida en Thousand Peaks. Conoceremos los puntos habitados, las cuevas, objetos, eventos importantes y alguna mejora. Estas descripciones, por cierto, tienen parte informativa y una reflexión de Jun anciano; a fin de cuentas, es el narrador de esta historia.

Pero si algo captó más mi atención fue la mitología de este sistema solar. Una mezcla inspirada entre mitos chinos y algunos toques de dioses romanos, en donde poco a poco podremos ir encajando piezas y descurbir una historia trágica de amor entre deidades milenarias, contadas por imágenes y pequeños fragmentos. Y de hecho, se puede ver como cada sistema «planetario» (por llamar de alguna forma a asteroides con casas, en algunos casos) tienen un dios predilecto, adoptan creencias diferencias y su cultura gira en torno a ella y su situación. También adoptan diferentes saludos en función de cada dios, pero creo que eso ya parece un poco forzado.

Las cuevas son lineales, y sus puzles sencillos

Pero con todo, el cómo SIGONO se aproxima a los ritos y les da relevancia es fabuloso. Además, como buen estudio taiwanés que es, le encantan los paralelismos. Para los más curiosos o entusiastas de OPUS, podrán ver algunas relaciones de lo más curiosas… No es algo enrevesado como Dark Souls, ni mucho menos, pero explorando un poco y leyendo todo, además de descifrar (fácilmente) el lenguaje antiguo, la historia de amor de este título cobra una nueva capa todavía más mística. O no, todo depende de cuánto lumen haya.

Las aventuras de un grupito juvenil con pasado trágico y emocionalmente torpes que se van labrando un nombre en el sistema de Thousand Peaks. Juntos, demuestran su valía, pero lo más curioso es que, sabiendo que el tema principal de OPUS: Echo of Starsng es el amor, los personajes brillan más por separado.

El desarrollo de Jun y Eda es, cuanto menos diría, atípico, en donde cada escena emotiva que vemos, no surge de repente, sino por los lazos que han ido estrechando y no hemos visto. Al final, el cuentacuentos de esta historia está mayor y no puede recordar todo, pero sí lo que más le afectó. Por resumirlo, es una historia de amor individualista, y su final me hizo llorar a moco tendido. Escribiendo esta parte, vuelvo a escuchar la canción final y sigo sintiendo cómo me desbordan las emociones. Eso sí, también hay que tenerle en cuenta que es muy anime, en el sentido de tener ciertos clichés (muérete Benzel). Si te gustan películas del palo Your Name, este es tu juego; y si no te llaman, creo firmemente que aquí hay bastante mejor material.

Como broche, se nota la pasión detrás del proyecto. Al terminar el juego se desbloquean un Behind the Scenes, en donde el CEO y productor de la serie OPUS comentar en 12 audios de entre 30 segundos y un minuto diferentes aspectos del desarrollo. Y tras oírlos todos, tenemos en el menú de inicio All Memories, otra pequeña sorpresa muy bonita para que nosotros, los jugadores, podamos rememorar la historia de OPUS: Echo of Starsong sin necesidad de acudir a Jun, que ya tiene una edad el pobre.

«Cántala otra vez, Eda»

OPUS: Echo of Starsong - Full Bloom Edition

Puntuación Final - 9

9

Imprescindible

Space opera estilo anime cargada de aventuras espaciales, mitos y misterios arqueológicos, conexiones imposibles entre humanos y un amor juvenil tan torpe como precioso, todo narrado con un diseño de audio y un guion prácticamente perfectos.

User Rating: Be the first one !

Daniel "Fullbull" Rubio

No me pidas mucho para los textos, que solo hice el bachiller de ciencias. En esta vida me gustan tres cosas: cerebro, videojuegos y carlinos.
Apoya el contenido de NaviGames con tus compras en Amazon
Botón volver arriba
X