AnálisisPS4

Observer: System Redux – Análisis PS4

El montaje con el unicornio llega a las consolas

El cyberpunk es un género difícil de tratar. Por suerte una desarrolladora polaca con experiencia en esto de hacer videojuegos y con un éxito considerable ha decidido hacer uno que, os adelanto, me parece que lo trata muy bien. Por supuesto me refiero a Bloober Team, que con títulos como Layers of Fear 2Blair Witch o el reciente The Medium se han hecho ya un hueco en la industria como una desarrolladora especializada en el terror.

Para ser más exactos Observer fue el segundo título de terror de la compañía, después del primer Layers of Fear. Esta versión, Observer: System Redux, no solo llega a nuevas plataformas como PlayStation 4 o la nueva generación, sino que además ha recibido diferentes mejoras en gameplay y nuevas historias secundarias ¿La nueva experiencia del estudio ha permitido refinar algo que salió hace tres años o se ha quedado algo corto?

Una ciudad con constante lluvia. Unas luces de neón tan abundantes que eclipsan los grises muros de los edificios. Una sociedad controlada por empresas capitalistas cuya única finalidad es seguir produciendo dinero imaginario sin valor en un mundo cada vez más roto. El cyberpunk es un cocktail de ingredientes tan específicos que, aunque se ha experimentado con él de otras formas, ya no podemos imaginarlo fuera de ambientaciones como la del clásico Blade Runner.

Observer: System Redux no escapa de estos arquetipos, si no que los abraza. Contar con el papel de Rutger Hauer como protagonista es toda una declaración de intenciones. Desde el primer momento estamos sumergidos en este oscuro y a la vez colorido mundo.

Tomamos el papel de una persona que trabaja para las fuerzas del orden.  Un detective al uso especializado en introducirse en el subconsciente de las personas a las que quiere interrogar. Y sí, querido lector, esto es claramente una infracción de manual sobre respetar un mínimo la intimidad de una persona. Es por algo que la gente dentro del juego se dirige a nosotros con miedo, respeto, terror o incluso rabia. No somos bien recibidos, porque representamos a estas codiciosas empresas que se han hecho con el mundo. Aquí no somos un héroe, somos una persona utilizada por los grandes. Alguien que busca sobrevivir adaptándose a un mundo cruel.

Captura Observer: System Redux PS4
El juego no tiene ningún miedo en mostrar sus inspiraciones

Pero aún más importante, somos un padre que busca a su hijo. Un hijo distanciado, del que poco sabíamos antes de recibir una llamada donde nos dice que, aunque ha estado cerca de poder cambiarlo todo, no ha podido al final cumplir su sueño. Al llegar al lugar donde se originó la llamada lo único que encontramos es un cadáver sin cabeza. Averiguar qué ocurre detrás de todo esto y dónde se encuentra nuestro hijo serán los misterios que deberemos resolver con nuestras herramientas de observer.

Cómo interactuamos con el entorno es gran parte de lo que hace a Observer: System Redux un juego tan completo. Tenemos una visión nocturna, un visor tecnológico y otro biológico. Cada uno de los dos últimos nos permite buscar pistas relacionadas según su función. Así, podemos inspeccionar desde marcas de garras a rastros de sangre. El otro sensor en cambio nos permitirá analizar diferentes componentes electrónicos, hackear algunas terminales y lo más importante: Entrar en el subconsciente de los testigos.

Aunque estos sensores nos permiten recabar diferentes pistas, encontrarlas no tiene un gran impacto. Podríamos ignorar varias y no sentirnos perjudicados, ya que solo tendrán la utilidad que nuestra imaginación quiera darle. Sirven como eje para vendernos la profesión de nuestro protagonista y observar su naturaleza observadora, pero a nivel mecánico se quedan muy atrás.

Por otro lado tenemos las investigaciones dentro del subconsciente de nuestros testigos. Estas secciones, donde recorreremos los diferentes recuerdos de las personas a través de sus ojos, están ridículamente bien hechas. Todo se siente un sueño febril, pero es difícil que nosotros como jugadores nos sintamos perdidos. Los puzles, introducidos de una forma realmente orgánica, hacen que tengamos que observar el entorno sin rompernos la cabeza demasiado.

Captura gameplay Observer: System Redux PS4
Los momentos en el subconsciente de la gente son, sin duda, su mejor punto

No solo a nivel jugable son una gran parte de la experiencia, sino que a nivel narrativo nos dicen todo lo que necesitamos saber. El pasado de la persona, sus miedos, sus metas, cómo llegó a donde esta… Pero esto solo funciona porque el equipo de Bloober Team le dedica el tiempo necesario a cada una de estas secuencias. Son escasas, pero cada una es diferente y tiene un propósito claro.

En general, la contraposición de un mundo físico lógico con un mundo de subconsciente irreal es algo que siempre funciona muy bien para mantener la tensión y paranoia en el jugador. Es algo que personalmente pude vivir también en The Signifier. Aquí incluso diría que está mejor llevado, sobre todo por cómo empieza a funcionar esta relación entre los dos mundos en la segunda mitad de la historia.

Ahora bien, me toca hablar del peor punto de Observer: System Redux. Solo ocurre en dos ocasiones mal contadas, pero es algo que arranca completamente la tensión y la ambientación: Las secciones de sigilo.

En algunos momentos deberemos agacharnos y huir de unos monstruos que buscan darnos caza. Esto se hace como siempre: Te agachas en una esquina, esperas a que el bicho pase y avanzas sin mirar atrás rezando para que la I.A del enemigo no sepa sumar dos más dos. En teoría este apartado ha sido una de las cosas que han pulido en esta versión para consolas y nueva generación, pero siento que desde un principio es algo que sobra.

Si quieres asustar al jugador con algo que puede llevar a una pantalla de Game Over, más vale que sea algo que afecte al jugador. Volver a un punto de control de hace un minuto hasta que sepas superar un minijuego de sigilo llevado de una forma mediocre rompe completamente la relación entre obra y jugador y le recuerda que está, precisamente, jugando a un videojuego.

Captura gameplay Observer: System Redux
El sigilo se siente puesto por obligación, ensuciando una obra que podría llegar a ser excelente

Por suerte, como he dicho, estas secciones son muy escasas, pero con una duración de unas cinco horas terminan siendo dos momentos destacables que pueden matar el interés de cualquier persona que falle más de una vez estas secciones.

La crítica al sistema en Observer: System Redux no se queda corta. Como toda obra que se precie del género podemos encontrar unos mensajes muy claros ante una sociedad a la que cada vez parece que nos acercamos más. El abuso de las empresas que bajo un mundo capitalista se han hecho con todos los poderes de los que goza un gobierno. Empresas que explotan a los trabajadores, los divide en clases sociales y los obliga a servir como engranajes de una máquina. Un tema que no para de repetirse.

Aún así, el juego también se toma su tiempo para hablar de historias individuales. Porque no hay mejor forma de ver cómo funciona una sociedad que a través de los ojos de sus habitantes. Sobre todo porque en todo momento de la historia nos juntamos con lo más bajo de esta distópica sociedad. Gente que vive en unos apartamentos destruidos, que solo se mantienen habitables gracias a una ilusión. Personas que han perdido todo y se sumergen en un mundo virtual para escapar de las preocupaciones de un mundo que los rechaza si no son capaces de producir.

Ante todo esto también tenemos la historia de nuestro protagonista y su hijo. Una relación que se descubre sobre todo en los últimos compases de la historia y que, pese a su corta duración, trata todos los temas principales que podemos encontrar en el propio título.

El propio final, aunque algo cliché, es uno que no deja indiferente a nadie. Cuando parece que la conclusión de la historia va a ser el punto débil de esta narrativa, los últimos minutos saben compensar toda la inversión que ha realizado el jugador en esta y lo compensa con creces.

Captura gameplay Observer: System Redux PS4
La crítica al sistema esta tanto en primer plano como en el segundo. Es imposible ignorarlo

Además, gracias a los nuevos casos secundarios añadidos en Observer: System Redux, podemos saber más de este mundo, de los temas que quería tratar el equipo de desarrollo al completo y en general poder alargar un poco la duración de una obra que cumple con creces lo que se propone.

Si el equipo de Bloober Team se ha hecho un hueco tan destacado en el género del terror es por algo. Saben perfectamente los ingredientes para crear una obra más que solida. Aunque a veces Observer: System Redux peca demasiado de videojuego, compensa por su gran historia, su excelente ambientación cyberpunk y por la forma tan buena que tiene de llevar al jugador.

Cabe destacar que en la versión de PlayStation 4 donde he analizado el título el uso del Dualshock 4 es muy destacable. Desde usarlo como altavoz de la radio a usar los diferentes colores de su luz para señalar qué tipo de escáner tenemos activo. Quizás una mayor utilidad a su pantalla táctil hubiera sido la guinda del pastel, pero igualmente es un uso del hardware que siempre se agradece ver.

Si te gustan los títulos de la compañía o el género cyberpunk y los temas que suele tratar cuando se hace bien, no puedes ignorar este título. Una obra que combina una ambientación y un género inusuales, pero que lo hace con tan buen conocimiento que parecen estar hechos el uno para el otro.

Observer: System Redux

Puntuación Final - 8

8

Recomendado

Aún con secciones que le sientan fatal, Observer System Redux es incluso más sólido que hace tres años. Una obra cyberpunk de la cabeza a los pies.

User Rating: Be the first one !

Regas

Educador infantil, redactor de videojuegos, estudiante de pedagogía, speedrunner amateur y Dungeon Master vocacional. Luego me pregunto por qué apenas duermo.
Apoya el contenido de NaviGames con tus compras en Amazon
Botón volver arriba
X