AnálisisPC

Neon Blight – Análisis PC

Véngate de tu trágico pasado mientras intentas rehacer tu vida con una tienda de armas

La estética cyberpunk es muy popular hoy en día. Quizás sea porque cada vez vemos esos días más reales y cercanos, o quizás sea por los llamativos colores y luces de neones que invaden esos mundos. Sea como fuere, ahora estamos empezando a ver un boom de juegos con esta temática como ANNO MutationemCyberpunk 2077. Y, trágicamente, el juego que vamos a analizar hoy se acerca más a este segundo ejemplo. Neon Blight, un juego con una premisa original consumida por su propia ambición.

Neon Blight nos pone en la piel de Lara, una agente de policía que, tras un aviso de tiroteo en las afueras, ella y su compañero Franko consiguieron arrestar al peligroso y escurridizo Deathblade. Sin embargo, el sujeto les dice que tiene media comisaría comprada y que, si no cooperan, no saldrán vivos de esta. Finalmente, tienen que dejarle en libertad.

Quince años después, Lara decide abandonar su puesto en la comisaría y empezar a trabajar en la antigua tienda de armas de su tío. Nada más abrir, Tanesha, una simpática comerciante del barrio, nos viene a dar la bienvenida. También nos habla de un pequeño problemilla que tiene con unos gángsters que ahora mismo se encuentran a las afueras, con ese maldito Deathblade como cabecilla.

Así que, movida por la venganza, nuestra protagonista se dirige hacia su base tal y como lo hizo hace 15 años. Al final, logra encontrar a Deathblade y consigue derrotarlo. En sus últimas palabras, nos dice que todo formaba parte de su plan. Había sido contratado para atraerla hacia él y poder darle un serial. Ahora que su parte del trato está terminada, su socio le ayudará a reencarnarse y poder empezar una nueva vida desde cero.

Confundida por toda esta nueva información, Lara vuelve con Tanesha para contarle lo ocurrido. Afortunadamente para nuestra protagonista, Tanesha es capaz de desencriptar el serial y con ello sacar una serie de coordenadas. Ahora es nuestro trabajo ir cazando estas señales para llegar al fondo de todo esto.

El sistema de combate de Neon Blight está calcado de Enter the Gungeon. Y no pongo este juego como un simple ejemplo. Tanto el movimiento del personaje, como los patrones de los enemigos o los elementos bullet-hell son idénticos. Pero esto no lo digo como algo malo. Me gusta Enter the Gungeon, y por tanto me gusta este sistema de combate.

Aunque obviamente, eso no es todo. Hay un pequeño giro, y viene en forma de tienda. Todas las armas y mejoras que consigamos al adentrarnos en las afueras podremos llevarlas a nuestra modesta tienda y venderlas para conseguir dinero. Esto es importante ya que no solo lo necesitaremos para mejorar la tienda, sino que también nos servirá para avanzar a nuevas zonas. Es una mecánica interesante que le da una nueva perspectiva al sistema de combate, ya que tendremos que tomar decisiones sobre qué cosas quedarnos y qué cosas vender.

Pero hasta aquí llega las cosas buenas del juego. Conceptualmente, Neon Blight es bastante original y le da una nueva vuelta de tuerca al género. Sin embargo, la implementación es nefasta. Para empezar, el juego está repleto de bugscrashes. En la salida del juego, mecánicas tan básicas como la popularidad de la tienda directamente no funcionaban. Además de errores fatales como que al elegir ciertos idiomas, el juego ni siquiera se llegaba a encender.

Y por si fuera poco, tal y como el ya mencionado Cyberpunk 2077, los bugs son el menor de sus problemas. La economía está totalmente rota. Las mejoras de la tienda son excesivamente caras y la venta de armas da muy poco dinero, teniendo que vender decenas de armas para poder alcanzar las altas cifras que te exigen. Hay una enorme falta de variedad en los enemigos. No he llegado a ver ningún esbirro básico diferente a los del primer nivel. Además de problemas de balanceo que hacen que, por ejemplo, no tengas que preocuparte de quedarte sin balas en tu arma favorita por el gran porcentaje de drop que tiene la munición. Incluso se les ha olvidado añadir salas especiales a otras zonas más allá de la primera.

Personalmente, me ha dado mucha lástima que Neon Blight haya salido con tantos errores. Cuando vi el tráiler, me llamó mucho la atención. Y no solo la originalidad, sino también el precioso pixel art que tiene. Se nota que Bleeding Tapes querían hacer un juego mucho más grande. Y cuando entro dentro del flow del juego, puedo llegar a ver lo que podría haber sido. Pero fueron demasiado ambiciosos.

Demasiadas mecánicas, demasiado tamaño, demasiados detalles inútiles. Si hubieran centrado un poco más sus esfuerzos, podrían haber sacado un pequeño pero innovador indie. Pero esta es la realidad en la que vivimos. Lo bueno es que la desarrolladora aún no se han rendido y han sacado cinco parches desde su lanzamiento. Quizás puedan llegar a tener un juego funcional, pero la única forma de salvarlo del olvido sería un relanzamiento con una versión 2.0.

Neon Blight

Puntuación final - 4

4

Neon Blight es un juego con buenas ideas, pero que quiso demasiado y al final no ha conseguido demasiado.

User Rating: Be the first one !

topocart

Colaborador de NaviGames y estudiante de Ingeniería Informática. Algún día me gustaría formar parte del proceso creativo detrás de los videojuegos, pero por ahora me contento con analizar y disfrutarlos como hobby.
Apoya el contenido de NaviGames con tus compras en Amazon
Botón volver arriba
X