AnálisisPS4

Life is Strange: True Colors – Análisis PS4

La aventura de Alex Chen ya está aquí para llevarnos a través de un torrente lleno de emociones

Life is Strange: True Colors, la entrega de Square Enix y Chritopher Sica, nos vuelve a introducir en una aventura repleta de momentos llenos de emoción. La saga siempre se ha caracterizado por brindar historias a sus jugadores de una gran calidad. True Colors tiene el objetivo de llevar aún más alto a la franquicia Life is Strange, otorgando a sus seguidores un título con una historia para el recuerdo. En este análisis os contaremos paso a paso lo que nos han parecido las vivencias de Alex Chen.

En esta ocasión, Life is Strange: True Colors va un paso más allá que sus predecesoras en algunos aspectos. La entrega se ha tomado muy en serio la importancia que supone en nuestro día a día establecer conexiones íntimas con los demás. Los seres humanos somos animales sociales, llenos de complejos, traumas, recuerdos y una infinidad de sentimientos que muchas veces nos abruman. Durante la historia de nuestra protagonista, Alex Chen, podremos crear vínculos con los personajes principales y nuestras decisiones serán la clave para subsanar sus problemas psicológicos.

Alex es una mujer con un poder que durante toda su vida la ha atormentado. Dicho poder le permite observar y sentir las emociones de los demás. Sin embargo, poneos en su lugar. ¿Cómo creéis que sería vuestra vida si supierais todo lo que sienten aquellas personas que os importan? No es una tarea sencilla soportar el dolor de vuestros seres queridos, saber sus secretos más profundos y muchas veces, pensando de forma egoísta, qué es lo que opinan de nosotros. Pero también hay un lado positivo: ¿podemos entonces saber la manera de curar los traumas de las personas que lo necesiten? Exacto, esa es precisamente la pregunta que ha conseguido motivar a Alex.

Life is Strange: True Colors
Alex Chen es una protagonista excelente. Es muy compleja y conocerla supone un reto maravilloso

Gracias a la premisa de Life is Strange: True Colors, se nota que el guion ha sido trabajado con muchísimo mimo centrándose en las personalidades de los personajes. Al final estamos ante una aventura gráfica y lo que se espera de ésta es una trama rica y creíble. Os puedo asegurar que en este apartado el título cumple de forma sobresaliente. Los personajes son entrañables, carismáticos, complejos… Hay momentos en los que incluso sientes que están vivos realmente. ¿Habéis visto alguna vez a un actor interpretar tan bien su papel, que por un momento habéis olvidado que está interpretando? Seguro que sí, pues al final es su meta principal. Aquí sucede lo mismo gracias a sus excelentes diálogos.

Por otra parte, me ha parecido sorprendente lo bien llevada que está la toma de decisiones. Hay videojuegos que te permiten decidir, pero luego en la trama nunca se da un peso real. Esta vez sí que he observado cambios sustanciales, y teniendo en cuenta lo bien escritos que están los personajes el impacto en la trama es aún mayor. Además, los desarrolladores han tenido en cuenta el impacto emocional que pueden generar las distintas decisiones a cada jugador. Dependiendo de tu personalidad puedes guiar a los personajes por un camino u otro. De ahí la importancia de establecer vínculos emocionales.

Life is Strange: True Colors, aunque acierta de pleno con su historia y apasionantes personajes, comete un error y es que resulta ser demasiado continuista jugablemente. En mi caso no ha supuesto un problema, ya os digo que la trama soporta todo el peso de la obra. Sin embargo, me hubiera encantado que se dieran lugar ciertos retoques a la jugabilidad.

Life is Strange: True Colors
La historia y los habitantes de Haven Springs cargan con el peso que la jugabilidad por sí sola no logra soportar

En la entrega la mayor parte del tiempo vamos a estar conversando, tomando decisiones y explorando Haven Springs (zona principal donde transcurre el título). Más allá de esas facetas, no tienes mucho más que hacer a nivel mecánico. Recorre la ciudad, encuentra objetos con los que interactuar, descubre el pasado que existe detrás de ellos y… hasta ahí llega la exploración. Es cierto que en una aventura gráfica tampoco vamos con la idea de encontrar un sistema jugable lleno de acción y frenesí, pero sería de agradecer que el género innovara hacia nuevas cotas de calidad.

Aparte de lo anterior, en Life is Strange: True Colors también regresa el móvil. Con él podremos observar qué piensan los personajes de los acontecimientos que van ocurriendo en el transcurso de la narrativa. Además, también te mandarán mensajes reaccionando a las conversaciones que acabáis de tener. Es una buena manera de observar si las decisiones que has tomado han creado buenos frutos en los demás. Por otro lado, es interesante ver la opinión que tienen los personajes entre sí. Aunque el eje principal seamos nosotros como jugadores, las relaciones interpersonales entre los miembros del núcleo central de la narrativa están cuidadas.

Life is Strange: True Colors
Usar nuestro teléfono nos ayuda a tener una conexión más cercana con el resto de los personajes

En relación al resto de elementos que componen la faceta jugable de la aventura gráfica, sigue con la seña de identidad de la saga. Tenemos un diario dónde podremos observar poco a poco los pensamientos de Alex Chen y una lista con los objetivos a realizar. He de añadir que hay un aspecto positivo dentro de esta simpleza y es precisamente esto mismo: es simple, directo y seguro que gusta a personas que quieran una experiencia más pausada. Sé que lo hemos visto ya muchas veces, pero funciona a la hora de potenciar la narrativa. Eso sí, esperamos que para próximas entregas mejoren y profundicen en el aspecto jugable.

Si en algo ha evolucionado Life is Strange: True Colors es en su apartado gráfico. La segunda entrega supuso una mejora con respecto a su predecesora, pero la historia de Alex Chen luce aún mejor. No estamos ante una obra puntera de nueva generación; sin embargo, considero que os va a introducir sin ningún tipo de problema en sus bellísimos escenarios.

Life is Strange: True Colors
Haven Springs es una localización que nos deja estampas deslumbrantes

Haven Springs es una localización estupenda. Te hace sentir que formas parte de ese típico pueblo de película lleno de habitantes que se conocen entre sí, como si se tratara de una gran familia. Es muy sencillo dejarse llevar por el sentido de familiaridad que desprende el título por los cuatro costados. Ha habido ocasiones en las que simplemente he recorrido las calles, tiendas, y jardines para sentir que formaba parte de ese lugar tan hogareño. Es por esto mismo que el estudio ha acertado de pleno en el aspecto artístico de Life is Strange: True Colors. Es simple, llamativo, no busca irse por las ramas, pero al mismo tiempo consigue deslumbrar. Si buscabais un videojuego agradable visualmente vais a salir muy contentos de la experiencia.

Por otra parte, el diseño artístico de los personajes principales casa a la perfección con sus distintas personalidades. No hay ni uno solo que me haya chocado. Además, el doblaje en inglés es excepcional haciendo creíbles todas las situaciones por las que pasan los protagonistas. Por el contrario, tengo que sacar un punto negativo y es que los NPCs que ocupan el pueblo son demasiado inverosímiles e inocuos. Hay muchos que no tienen personalidad, son más una decoración que otra cosa y no se comportan de forma realista. Comprendo que no son ni de lejos el foco de la entrega, pero hubiera estado bien algo más de mimo. El único aspecto positivo de los mismos gira en torno a la posibilidad de saber sus sentimientos a través de los poderes de Alex Chen.

Life is Strange
Los personajes principales cuentan con un diseño muy carismático

Ahora entrando con el apartado sonoro, éste es igual de sobresaliente que el apartado artístico. Life is Strange: True Colors tiene una banda sonora llena de temas muy pegadizos. Son coherentes con cada situación de la trama y nunca vais a sentir que se os hace repetitivo escucharlos. Por su parte, los efectos sonoros son de un alto nivel. Al final el videojuego se localiza en una zona muy forestal, por lo que los sonidos del río, los pájaros, el viento, el crepitar de las ramas, etc, son elementos que dan mucha personalidad al conjunto global de la obra.

Life is Strange: True Colors

Life is Strange: True Colors es una aventura gráfica excelente. Posee todo lo que se le pide a un título del género: una buena historia, localizaciones para el recuerdo y una lista de personajes escritos con mucho mimo. Es sorprendente cómo aún no se notan signos de tedio en la saga; puede que jugablemente no sea una entrega innovadora, pero la trama es tan atractiva que os va a dejar impresionados.

Ahora solo falta observar si Square Enix quiere llevar a su saga hacia nuevas cotas de calidad. Hasta ahora la historia ha soportado la carga de sus títulos, pero poco a poco los signos de cansancio acabarán llegando. Esta vez puede que ya se presenten, pero no lo suficiente como para que sea achacable. Por el contrario, cuando salgan las siguientes entregas (seguramente las habrá), tienen que plantearse mejorar e innovar en el apartado jugable. No siempre se puede depender de grandes historias.

Quiero añadir que me alegra saber que cada vez hay más títulos dentro de la industria de los videojuegos que tratan con cuidado la salud mental. En videojuegos de la talla de Life is Strange: True Colors es una buena noticia que se manejen esos aspectos de nuestra vida cotidiana con tanto respeto y empatía. Considero que esto último es, de lejos, lo más importante del videojuego. No es fácil abordar la salud mental, los trastornos y traumas que padecemos en nuestro día a día, o el miedo al duro viaje que supone la pérdida. Sin embargo, no se olvidan del amor, la amistad, la familia, la diversión y lo bueno que nos ofrece la vida. El rango de emociones es muy amplio.

Por todo lo comentado, Life is Strange: True Colors es una aventura gráfica con un muy buen fondo, con muchísimo corazón, y que recomiendo encarecidamente a cualquier amante de este apasionante género.

Life is Strange: True Colors

Puntuación Final - 8.5

8.5

Recomendado

Life is Strange: True Colors es una gran aventura gráfica. Su historia y sus excelentes personajes convierten a esta experiencia en una travesía llena de emociones.

User Rating: Be the first one !

Javier Peñalba

Diseño 3D y desarrollo multiplataforma. Llevo jugando a videojuegos durante toda mi vida y escribir sobre ellos es una de mis grandes pasiones. Amante de las buenas historias.
Apoya el contenido de NaviGames con tus compras en Amazon
Botón volver arriba
X