AnálisisSwitch

Lemon Cake – Análisis Switch

¡Un poquito de azúcar, un poquito de limón y un poquito de amor!

Los simuladores de tiendas forman parte fundamental de mi infancia jugando a juegos flash. Muchos de nosotros habremos jugado al típico juego en el que van llegando clientes pidiéndonos pizzas con diferentes toppings y teníamos que ir a la cocina a preparárselo. Lemon Cake toma esta idea para llevarla a nuestras consolas y ordenadores, con un toque muy cuco.

Cuando llegamos a nuestra tiendecita, hay una pequeña fantasma que no está tan contenta de que hayamos entrado en su local. Era la antigua dueña de la repostería que había aquí, pero incluso después de la muerte sigue teniendo ganas de servir a sus clientes. Pero claro, sin un cuerpo físico está complicado. Es ahí donde entramos nosotros.

Nos enseña cómo preparar nuestra primera tarta en un tutorial bastante sencillo, y con un gesto de aprobación nos permite hacernos cargo de la cafetería. Nuestro objetivo será ir día a día atendiendo a los clientes para conseguir dinero y experiencia y mejorar nuestro local.

Captura de pantalla de Lemon Cake donde se ve al jugador cocinando

Lemon Cake es un juego con un gran componente arcade, pues la mayor parte del tiempo nos la pasaremos abriendo el local y satisfaciendo los deseos de los consumidores. Estos irán entrando en la tienda y se sentarán a una mesa que esté disponible. Tendremos que tomar apuntes de su pedido y dárselo antes de un tiempo límite. Cuanto menos tardemos, más dinero y experiencia nos darán.

Al final de cada día tendremos la oportunidad de gastarnos el dinero para conseguir nuevos ingredientesmejoras. Incluso podremos ir mejorando nuestra habitación para dejarla más presentable.

Vamos al meollo del juego. La cocina. Al principio de cada día debemos seleccionar una determinada cantidad de recetas que podremos cocinar ese día, que podremos ir aumentando conforme avancemos en el juego. Deberemos planear bien el menú, pues nos darán más propina si cumplimos ciertos requisitos como tener opciones veganas en el menú, opciones sin gluten, no repetir recetas durante mucho tiempo…

Antes de empezar a cocinar, deberemos seleccionar la receta que queramos hacer. Entonces, se nos mostrará la lista de ingredientes que necesitamos. Deberemos coger estos ingredientes y meterlos en el bol de mezclas para, bueno, mezclarlos. La masa resultante deberemos meterla en el horno y esperar un tiempo para que se cocine. Hay que tener cuidado, ya que si lo dejamos durante demasiado tiempo se nos quemará. Una vez tengamos nuestro dulce, deberemos ir al comedor y darle su pedido al cliente.

Captura de pantalla de Lemon Cake donde se ven los árboles de mejora

Pero eso no es todo. Gran parte de nuestro trabajo será mantener todo en orden. Tienes varios elementos con temporizador, que tendrás que gestionar para que todo vaya como la seda. Los hornos, por ejemplo, agotarán la leña que le echen y pararán cuando no tengan. O cada cierto tiempo aparecerán manchas en el suelo que nos ralentizarán si no las limpiamos con la escoba. También tenemos aquí la parte de agriculturaganadería, ya que tendremos que regar y cepillar respectivamente para que nos den ingredientes.

Con las mejoras también desbloquearemos nuevas mecánicas. Por ejemplo, podemos comprar expositores, en los que podremos colocar productos para que algunos clientes los compren sin tener que sentarse. O las carretas, que nos ayudarán a llevar ingredientes de un lado a otro con mayor facilidad.

Lemon Cake es un juego que no sorprende, pero tampoco decepciona. Es tal y como os lo imagináis, un juego simple en el que predomina el aspecto arcade. Cuenta con una estética muy cuca que definitivamente le favorece. El ciclo de jugabilidad es, de nuevo, muy simple. He podido describirlo casi entero en tan solo un apartado. Pero conforme más cosas nos echemos encima y más beneficios queramos obtener, empieza a complicarse bastante y nos obligará a estar atentos a muchos elementos.

En conclusión, quizás Lemon Cake no sea el próximo Death Stranding. Pero lo que si va a ser es un juego bonitosimple que, si es lo que buscas, te dará una buena porción de diversión. Además, la portabilidad que aporta la Nintendo Switch le viene genial a este juego para poder echarte uno o dos días rapiditos.

Lemon Cake

Puntuación final - 6.5

6.5

Interesante

Un juego entretenido, en el que la simpleza y su estilo artístico te puede llegar a dar una buena ración de diversión.

User Rating: Be the first one !

topocart

Estudiante de Ingeniería Informática. Algún día me gustaría formar parte del proceso creativo detrás de los videojuegos, pero por ahora me contento con analizar y disfrutarlos como hobby.
Apoya el contenido de NaviGames con tus compras en Amazon
Botón volver arriba
X