AnálisisSwitch

Kimetsu no Yaiba: Las Crónicas de Hinokami – Análisis Switch

CyberConnect2 no se la juega con una fiel adaptación del anime

Fue el 15 de Febrero de 2016 cuando la Shūkan Shōnen Jump de la editorial japonesa Shueisha comenzó a serializar las publicaciones de una temprana Kimetsu no Yaiba. La serie, posteriormente, recibiría una aclamadísima adaptación al anime gracias a, principalmente, su animación y estilo visual.

Hoy os traemos un análisis de un título que brilla, principalmente, por la fidelidad que guarda en relación con ese aclamado apartado estético que tiene la serie original.

Kimetsu no Yaiba: Las Crónicas de Hinokami es la primera adpatación de la serie al videojuego y, por anormal que parezca, encontraremos un juego excesivamente fiel a la serie; tanto, que puede llegar a resultar igual de monótono y descafeinado en los peores momentos de la primera temporada del anime.

Aprovecho para decir que es esta primera temporada la que se ve adaptada en el videojuego sumando, también, lo acontecido en el arco del tren infinito; primera película de la serie de Koyoharu Gotoke.

Captura del movimiento especial de Inosuke Kimetsu no Yaiba: Las Crónicas de Hinokami
Los remates de las técnicas especiales son absolutamente espectaculares.

En Kimetsu no Yaiba: Las Crónicas de Hinokami nos pondremos en la piel de un plantel de 24 personajes que seguirán la cronología de sucesos marcada por la primera temporada de la serie; una primera temporada protagonizada por Tanjirō Kamado y su hermana Nezuko y completamente ambientada en la era Taisho.

La historia cuenta como Tanjirō Kamado se une al Cuerpo de Exterminio de Demonios y se enfrenta contra diversos demonios con el objetivo de encontrar una manera de convertir a su hermana Nezuko, que se ha convertido en un demonio, de nuevo en humana.

El juego resulta extremadamente fiel a las líneas y bases presentada en el anime, algo que agradecerán los más fanáticos de la serie, pero que puede llegar a general problemas a la hora de encontrar cierto entretenimiento en las perdidas de ritmo que suponen muchas de las escenas de transición entre escenario y escenario.

Expresión de Zenitsu en una captura del juego
El humor y el estilo visual es completamente el mismo que el de la serie original. Una adaptación perfecta.

Y es que lo más negativo que podría encontrar la propia estructura de Kimetsu no Yaiba: Las Crónicas de Hinokami es la representación de las partes más flojas o insípidas de su narrativa. Estas mismas partes se traducen en zonas -supuestamente abiertas- orientadas a la exploración del jugador, algo que no sucede y que se acaba convirtiendo en pasillos infinitos previos o consecuentes a batallas completamente llenas de ritmo. Toda esta espectacularidad que ofrecen algunas de las batallas, se ve muy afectada por estas pausas tremendamente fieles pero, en ocasiones, lentas y aburridas.

¡Y es que las batallas son otro tema a tratar al margen! En Naruto Ultimate Ninja Storm estamos acostumbrados a una mirada menos canónica en favor de la espectacularidad, la coherencia entre batalla-minijuegos-exploración y el aporte extra de los distintos desbloqueables que encontraremos en las subtramas no canónicas del título, como el mítico Naruto con traje de Taijutsu de Ultimate Ninja 2 para PS2.

Captura de Tanjiro en pleno minijuego
Tendremos un par de minijuegos que, de nuevo, adaptan a la perfección lo acontecido en la serie.

Las comparaciones son odiosas, pero Kimetsu no Yaiba: Las Crónicas de Hinokami no denota ese trabajo extra, no cuenta con un post game a la altura y se reduce a contar lo ya contado de la manera más absolutamente fiel posible reutilizando patrones de pasillo-pelea-pasillo. Peleas que resultan completamente espectaculares y conseguidas, pero que jugaremos de una forma menos dinámica de lo que nos gustaría.

Cada pelea resultará un patrón continuo en el que atacaremos, esquivaremos varios ataques imbloqueables y, cuando nos lo permitan, nos dispondremos a dar el golpe de gracia para acceder al los míticos Quick Time Event que ya son marca de la casa de CyberConnect2.

Con esto no quiero decir que sea una mejor forma de hacer las cosas si no que, al menos para mi, me ha resultado algo decepcionante ver como la desarrolladora de algunas de la mejores adaptaciones del anime al videojuego ha adquirido el cierto tinte conformista del encargo.

Captura de Tanjiro en plena ciudad Kimetsu no Yaiba: Las Crónicas de Hinokami
Si bien encontraremos zonas lineales algo aburridas, su recreación visual es completamente acertada.

Se aprecia el mínimo muy bien hecho, pero sin pararnos a pensar si acaba funcionando de la forma en la que si lo podría haber hecho con otro estilo de juego. Incluso acaba dejando un sabor de boca que te hace pensar si para este título hubiese sido más interesante ofrecer una experiencia cercana a lo visto en One Piece: World Seeker o Dragon Ball: Kakarot.

Al final, Kimetsu no Yaiba: Las Crónicas de Hinokami, se acaba refugiando en su punto fuerte; fuertísimo más bien: Su apartado visual.

La seña de identidad de la serie, sus chistes, sus rostros, su trazo y sus colores están completamente adaptados al 3D de una forma absolutamente salvaje. Es una de las adaptaciones visuales más perfectas que podremos encontrar en el catálogo de Nintendo Switch junto con Dragon Ball FighterZ.

Y hablando de la propia consola, es absolutamente increíble como se comporta en términos de frame rate, con una solidez impecable para una consola para la que, en ocasiones, encontramos ports con bastantes faltas de cariño.

Nezuko usando sus artes demoníacas
¡Nezuko llega para volver a dar guerra!

Se mueve, se ve y se siente de una manera espectacular, lo cual enamorará a los fanáticos de la serie. Es una verdadera pena que en el modo historia no podamos emplear a todos los personajes y a la fluidez de sus posibilidades y sus técnicas definitivas, pues creo que se desaprovecha mucho el impacto visual que podrían tener lo combates si no hubiesen tratado de alargarlos tanto con patrones insípidos y sin razón de ser.

Kimetsu no Yaiba: Las Crónicas de Hinokami se pasa de perfeccionista y acaba confeccionando una adaptación que roza lo clónico y, por ende, desaprovechando la fluidez, el tacto y el rigor visual que es capaz de ofrecer tanto el título como el medio.

Con un modo versus aceptable y divertido sumado a una calidad visual absolutamente perfecta acaba desarrollando una adaptación idónea que, aún siendo título divertido, acaba sumergiéndose en las mismas sombras que acechan a la serie original: Una narrativa que en ocasiones se vuelve lenta y pausada y una batallas con patrones que acaban resultando monótonas.

Un título para los mayores fanáticos de la entrega que quieran revivir con todo lujo de detalles la obra. Esta es la propuesta de Kimetsu no Yaiba: Las Crónicas de Hinokami, y la cumple volviéndose imprescindible para los mayores fans de la serie o para los que quieran descubrirla por primera vez.

Kimetsu no Yaiba: Las Crónicas de Hinokami

Puntuación Final - 7.5

7.5

Recomendado

Kimetsu no Yaiba: Las Crónicas de Hinokami se pasa de perfeccionista para bien y para mal. Encontraremos una adaptación que roza lo clónico y que, por este motivo, desaprovechará la fluidez, el tacto y el rigor visual que es capaz de ofrecer tanto el propio medio y como las mayores virtudes del título.

User Rating: Be the first one !

Carlos González

Buscadme en Tokio-3 o junto con mi gato, que se llama Wanda y es de Wakanda.
Apoya el contenido de NaviGames con tus compras en Amazon
Botón volver arriba
X