AnálisisPC

Kaichu -The Kaiju Dating Sim- Análisis PC

Porque los monstruos gigantes también merecen encontrar el amor

Hay personas que sueñan con tener un gran amor, ese romance con el que se sueña toda la vida, un alma gemela. Y no solo las personas, hay criaturas que también buscan el amor, como los kaijus. ¿Y quiénes somos nosotros para juzgar el romance entre dos bestias gigantes y mitológicas? Kaichu – The Kaiju Dating Sim es un videojuego independiente de simulación de citas sobre kaijus desarrollado por el estudio Squiddershins. Un juego donde podremos conocer a seis kaijus distintos y decidir cuál es más compatible con nosotros. En este análisis os contaré el camino pedregoso que tiene que recorrer un kaiju para encontrar a su amor verdadero.

El amor no tiene barreras, o quizá sí

Gigachu es un romántico y gigantesco monstruo rosa que busca el amor. Un kaiju, para ser exactos. Viene de una palabra japonesa que quiere decir bestia extraña o bestia gigante. Es solitario vagar por el mundo destruyendo ciudades sin razón aparente y sin compañía. Por eso, Kaichu ha querido poner fin a su agonía presentándole a seis kaijus distintos con los que pasar el resto de sus días. De manera que Gigachu se citará con el kaiju que prefiera en un lugar histórico para conocerse y ver si son compatibles.

La gracia de todo esto es que todas sus citas se retransmitirán en directo y serán analizadas por dos comentaristas dedicados al periodismo del corazón (kaiju). Si la situación en sí de ver a dos monstruos citándose en la Torre Eiffel para conocerse no era lo suficientemente cómica, ver a dos personas seguir cada paso de su relación con comentarios jocosos solo puede mejorarlo. Kaichu es un juego ameno con un estilo estrafalario y divertido. Un juego de citas diferente en el que tendremos que conocer muy bien al kaiju en cuestión para que la relación funcione. Y con funcionar me refiero a que destruyan monumentos históricos mientras lo comentan dos periodistas cotillas intentando hacer gracietas.

Un colosal monstruo rosa con corazones ha aparecido y busca cariñitos

Las citas de Gigachu con el kaiju que escojamos serán una ronda de preguntas sobre gustos y compatibilidad narradas por unos periodistas del corazón; porque los jugadores no hablamos “monstruo”, y alguien tiene que traducir. Serán preguntas de compatibilidad basadas en la personalidad y las preferencias de cada kaiju. Tendremos que intentar conocer a los diferentes monstruos para responder con la respuesta correcta, o con la menos mala. Si escogemos con sabiduría, los monstruos se pondrán tan contentos que destrozarán con sus poderes o a puños el lugar histórico en el que se encuentren. Si conseguimos destruir las construcciones, la cita habrá sido un éxito y nuestra relación avanzará.

Al principio es muy curioso intentar conocer a los seis kaijus, con distinto género y personalidad. Es sumamente divertido relacionar el carácter de los diferentes kaijus con los perfiles de tinder: el deportista, la filósofa, el tímido… La caracterización de los monstruos es muy elaborada, y es fácil distinguirles, ya que son todos muy diferentes. Lo que no es nada diferente es el desarrollo de las historias. No importa la bestia que elijas, porque todo sucederá exactamente igual en todas las rutas. Es una pena ver el mimo que le han puesto a cada uno de los monstruos, para que luego las preguntas y el camino a seguir sean siempre igual.

Hay veinticuatro ubicaciones distintas para tener citas, y podremos elegir cualquiera en cualquier momento. No obstante, es lo único que cambia realmente de una ruta a otra, y solo si elegimos nosotros una distinta cada vez. Se desaprovecha el concepto tan ingenioso que es el de un juego de citas de kaijus haciendo que todas las rutas sean exactamente iguales. Me hubiese gustado que con cada uno sucediesen cosas distintas, no que todo sea exactamente igual, solo cambiando algunos diálogos y las respuestas a las preguntas. El entretenimiento inicial acaba reduciéndose a qué respuesta le gustará más a Megaricus o a Seadora.

Bueno, es discutible

Aunque lo que más llama la atención de Kaichu sean los amoríos de los monstruos gigantes, también lo es su apartado artístico. Los colores pastel y las formas redondeadas de los monstruos crean un juego de lo más adorable. Concretamente el diseño de cada monstruo está hecho con mucho cariño y todos son muy diferentes entre ellos. Además, el juego cuenta con arte pintado a mano, con fondos y animaciones que imitan el estilo de las series de animación como Steven Universe. Todo acompañado por la banda sonora original de Clark Aboud, dando como resultado un título bonito y achuchable.

Y con todo lo bueno que tiene el juego, no puedo evitar pensar que sus errores pesan más que sus aciertos. Hay apartados que están muy cuidados, como el arte, los personajes y la banda sonora, pero otros, como el desarrollo de la historia, dejan mucho que desear. Un juego curioso y divertido al principio, que se vuelve tremendamente repetitivo si juegas más de una ruta.

Amor en ciernes

Kaichu – The Kaiju Dating Sim es un juego de citas corto y entretenido en el que el objetivo es encontrar el amor entre las diferentes bestias gigantes que pueblan el mundo. Un juego con un arte bonito y una trama divertida que se ve algo lastrado por su poca rejugabilidad. Aunque Kaichu tiene buenas ideas, se ven completamente desaprovechadas a causa de la poca variedad de historia y diálogos, dando una buena primera impresión que decae rápidamente si quieres jugar todas las rutas.

Kaichu - The Kaiju Dating Sim

Puntuación Final - 6

6

Mejorable

Kaichu - The Kaiju Dating Sim es un videojuego de simulación de citas que causa una divertida y curiosa buena impresión, que decae cuando quieres hacer todas las rutas.

User Rating: Be the first one !

NoeFutu

Jugadora desde que elegí a Charmander en el Pokémon Azul. Defensora acérrima de los videojuegos como forma de arte y hago chistes cuando estoy incómoda.
Apoya el contenido de NaviGames con tus compras en Amazon
Botón volver arriba
X