AnálisisPC

Iron Harvest 1920+ – Análisis PC

Estrategia old school en un pasado distópico

Nunca he sido mucho de la estrategia en tiempo real, aunque sí que he jugado a todos los clásicos top del género, que si Age of Empires, que si Warcraft III, en fin… Ya sabéis. Sin embargo, se trata de un género al que a día de hoy no le doy muchas cuentas, pero cuando vi este Iron Harvest 1920+ me conquistó desde el primer tráiler. Ya sea por su innovadora ambientación o por sus mecánicas totalmente old school, este RTS basado en el juego de mesa Scythe gustará a quienes disfrutaron de los mejores RTS clásicos, y por qué no, también a los novatos en el género.

Habéis leido bien, polanios, y no polacos, así como rusviéticos, y no rusos. Este juego nos lleva a un pasado distópico en el año 1920 donde nada tiene que ver con la história real. Aquí para la guerra a parte de rifles, ametralladoras y granadas se utilizan imponentes mechs de estilo dieselpunk, uno de los principales atractivos del juego.

Así viviremos una história flamante a lo largo de varias campañas, aunque de momento solo está disponible una (el resto irán viniendo y parece ser que gratuitamente, asumo que el resto serán igual de buenas). Por lo pronto, solo hemos podido disfrutar de la épica campaña de los polanios, una facción liderada por Anna Kos, la cual se convertirá en una especia de Juana de Arco para su pueblo, que está siendo sometido y diezmado por los rusviéticos que no se cortan en lanzar sus brutales mechs sobre la población inocente.

Y qué decir de esto, la verdad es que no me lo esperaba para nada. El juego nos cuenta una historia épica con grandes personajes, giros argumentales y unos diálogos muy bien doblados. Todo ello acompañado de una buena dosis de cinemáticas con muchísima calidad. En este sentido, Iron Harvest no os defraudará y estoy con unas ansias terribles de poder jugar el resto de campañas.

Pero la cosa no queda ahí, pues otros factores como la increíble banda sonora o un apartado gráfico excelente contribuyen a crear una ambientación sublime que os meterá de lleno en la trama y como no, en la guerra.

Además de las cinemáticas generadas por ordenador, el juego incluye otras como esta, donde se nos muestran como si fueran grabaciones de una guerra real. A este nivel, Iron Harvest es una auténtica joya.

Iron Harvest combina mecánicas propias de la estrategia en tiempo real más old school con otras mecánicas jugables que hacen que las partidas sean muy entretenidas, sobre todo gracias a sus mechs, que como dije antes, son la principal baza del título.

En el aspecto jugable, Iron Harvest es una obra que no da un respiro al jugador. Constantemente tendremos que estar preparados para hacer frente a «mini oleadas» de enemigos que van apareciendo por el mapa, y mientras tanto tendremos que cumplir una serie de objetivos principales y secundarios, construir una base y recolectar recursos como en muchos otros juegos del género.

Cada misión tiene objetivos variados y pocas veces se nos harán repetitivos; tan pronto estaremos rescatando civiles como anulando cañones anti-aéreos, o escoltando un tren cargado de recursos para nuestros aliados mientras lo defendemos de nuestros ataques enemigos. Un reto que se adaptará a todo tipo de jugadores gracias a unos niveles de dificultad bien equilibrados.

¡Esto es una masacre! How do you turn this on, por favor!

Con respecto a construir y acumular recursos, en un principio podríamos pensar que va a ser tarea fácil, ya que en el juego solo hay dos tipos de recursos. Sin embargo, para obtenerlos de forma continuada tendremos que ir conquistando ciertos punto del mapa, que también podrán ser reconquistados por el enemigo. Así que tendremos que planificar de manera rápida y eficiente nuestra estrategia si no queremos quedarnos vendidos.

A base de recursos y construcciones formaremos nuestro ejército. Tened en cuenta que Iron Harvest es un título orientado al micro-management y lo importante es administrar y colocar bien pequeños grupos de unidades. Aquí es donde entran en juego los mechs, que vienen a ser brutales máquinas de matar y os impresionarán no solo por su diseño artístico, si no también por las posibilidades que dan en la partida. Ah, y cuidado con como los movemos por el mapa, porque igual destruimos sin querer alguna trinchera o edificio que nos sirva de cobertura.

Para acabar con esas bestias de metal tendremos que jugar bien nuestras cartas; por poner algunos ejemplos, hay mechs rusviéticos que sufren más daños si se les ataca por la espalda, otros que serán efectivos para cubrir a nuestra infantería, y así mil posibilidades más. Básicamente, ir a la batalla sin mechs es ir a una muerte segura, pero la infantería y otras unidades tampoco se quedan atrás.

Vamos a tope con el ejército, pero poco podremos hacer contra esa bestialidad de mech que se aproxima por la derecha.

Un detallazo es que es posible cambiar las armas con las de el enemigo, de manera que cambia la clase de dicha unidad aún habiendo gastado menos recuros en crearla. Estas unidades también podrán tomar coberturas, lo cual es muy útil para emboscar enemigos, lo que en muchas ocasiones determina el éxito en la batalla. También hay que decir que todas las unidades del juego cuentan con habilidades especiales y, salvo el héroe principal, como sería Anna Kos en este caso, no podremos usarlas a no ser que nuestro ejército coja experiencia en combate, un factor que nos obliga a actuar con más cautela y no perder las unidades ya curtidas en la batalla.

Con todo esto, Iron Harvest genera unas partidas muy variadas, dinámicas y entretenidas. No os aburriréis fácilmente a no ser que no os guste nada la estrategia.

Por otro lado, el juego cuenta con modo multijugador que tiene cierta orientación hacia el juego competitivo, eso sí, tened en cuenta que ganar una partida en el puede ser casi imposible si no lleváis años viciados hasta tipo de juegos. De todas formas, encuentro muy interesante la posiblidad de hacer campañas cooperativas, algo que en el momento de este análisis aún no está disponible.

Las unidades con lanzallamas serán la pesadilla de nuestra infantería, pero también son muy lentas.

Iron Harvest 1920+ es un muy buen juego de estrategia, aunque ha aparecido en un estado en el que no se le puede valorar del todo en su conjunto ya que faltan campañas y modos multijugador. De todas formas, mucho de este contenido debería estar disponible a lo largo de este mes de septiembre.

Aun así, es un juego muy divertido y que le gustará a todo aquel que ha disfrutado con los RTS clásicos, pero también a los nuevos jugadores que les apetezca introducirse en el género. Una compra muy recomendada.

Iron Harvest 1920+

Puntuación Final - 8.5

8.5

Recomendado

Iron Harvest 1920+ sabe combinar un RTS con una ambientación distópica y una jugabilidad que engancha aunque no seas fan del género. No estamos ante un juego de estrategia más. Su gran historia y la cantidad de situaciones con los distintos tipos de unidades lo convierten en uno de los grandes títulos del género.

User Rating: Be the first one !

Nukem

Ingeniero informático, en el mundo de los videojuegos desde que cogí la escopeta de doble cañón en DooM 2 y muy fan de los First Person Shooter clásicos. System Shock 2 es el mejor juego de la historia.
Apoya el contenido de NaviGames con tus compras en Amazon
Botón volver arriba
X