AnálisisPC

Hell Pie – Análisis PC

El juego del mal gusto

Hace un tiempo que el cuerpo me pedía un plataformas 3D, de los del estilo de Nintendo 64, Xbox o PS2, rollo cartoon. No es que sea un gran amante del género, pero creo que es uno que siempre cae bien, sin importar mucho tu bagaje dentro de tu catálogo de juegos. Además, suelen venir con un sabor nostálgico. Y hablando de sapidez, me siento engañado después de haber completado Hell Pie; Para llevar al demonio del mal gusto, me dejó un buen sabor de boca.

El título de Sluggerfly nos pone al control de Nate, el recién ascendido demonio del mal gusto. ¿El Octavo Pecado Capital? Bueno, eso está por ver. Quizás cuando demuestre lo que vale. Pero, por lo pronto, su primera tarea llegará más pronto que tarde: Colaborará con el Chef del gremio demoníaco para crear un pastel digno del mandamás del Infierno, Satán. Para ser más específicos, se nos encomienda la tarea de reunir los ingredientes necesarios para el postre.

El tutorial será en el supermercado de Sin inc., donde también conseguiremos a nuestro amigoaliadomascota utensilio volador Nugget, una pequeña y esférica unidad de querubín. De aquí en adelante, tendremos hasta cinco niveles en los que hacerse con los hasta 20 ingredientes para la tarta. Por regla general, cada mundo que visitemos consiste en una zona abierta con tres ingredientes expuestos, y luego habrá otras tres mazmorras más lineales, cada una con un ingrediente.

Tratando de emular a los plataformas 3D de hace 25 años, Hell Pie lanza un esquema que ya muchos reconocerán, con desafíos variados, algún que otro feje que dura tres toques, reunir piezas, hacerse con distintos coleccionables, usar gemas para comprar cosméticos para la pareja protagonista… Y también formas de mejorar a los personajes, sea potenciando una rama de habilidades consiguiendo comida enlatada a Nugget, o sacrificando unicornios para hacerse con hasta seis tipos de cuernos intercambiables en todo momento y con poderes especiales.

Cuando pensamos en plataformas 3D, se nos vendrá a la mente grandes sagas de mascotas, por lo general muy queridas, y que han inspirado a muchos desarrolladores indie a aportar su trocito. Hell Pie es uno de estos resultados, que coge un poco el humor obsceno y niveles semiabiertos de Conker’s Bad Fur Day, sumando un poco de la libertad de movimiento de un Rayman con esteroides y power-ups de Banjo-Kazooie. Estos son solo algunos ejemplos de franquicias conocidas, pero lo que este indie aporta a la palestra es que te sientes un dios (o mejor dicho, demonio) entre meros mortales.

Lo normal de un plataformas, como dice su nombre, es pasar de una plataforma a otra de diferentes modos. Depende de los poderes que tengamos y de la gimmick (el truco que hay que descubrir para superar un serie de niveles), se pueden formar todo tipo de obstáculos que desafían al jugador. ¿Y si dijera que Hell Pie se pasa esta regla universal por el forro?

El personaje tiene ataque, salto, doble salto, una esquiva… movimientos estándar. A esto se suman seis cuernos con poderes especiales, pero quitando dos mazmorras y una zona apartada en el último mundo, ninguno es esencial. De hecho, incluso las mejoras de habilidad tampoco son obligatorias; Hell Pie tiene tantos puntos de control (a veces diría que demasiada cantidad y muy pegados) y tantas plataformas en las que apoyarse, que puede bastar con el set de movimientos estándar que menté al inicio de este párrafo. ¿Pero donde está la gracia en eso? Los juegos de Sluggerfly, además de compartir este tono irreverente, cartoon, obsceno y algo gore, suelen ser sencillos, de pasar por una experiencia agradable de fantasía de poder. En Hell Pie, esta fantasía es estar más tiempo en el aire que pisando suelo.

Un girito al típico «gancho»

Gracias al angelito, Nate se puede balancear en un punto en el aire, dándole un impulso extra. Si a esto le añades que más de la mitad de la rama de habilidades van encaminadas a tener un balanceo extra, a que el ataque en salto impulse un poco, o que de caer al suelo hagamos un pequeño rebote, entre otras tantas, resulta en que podemos ignorar el 80% de las plataformas de un nivel. Es cierto que estas habilidades solo se desbloquean encontrando comida enlatada, pero suelen estar repartidas de forma tan evidente que no resulta nada complicado completar la tabla de habilidades.

Ñordos nazi, lagartos cocainómanos, flores de poronga y pedos. Hell Pie toca los principales temas tabú con algo de humor absurdo y guiños a ciertas películas. Pero si hay algo de lo que me quedo de este plataformas es su entusiasmo por crear niveles muy variados, intercambiables y misiones originales, todo esto enfocado a una experiencia sencillamente entretenida, un tanto corta, y pensada para que el jugador que lo quiera explote sus mecánicas sin mucha dificultad. Como pegas, las animaciones son chapuceras y siento que el tramo final está creado con prisas y se podría haber exprimido mejor.

Incluso hay razas como en la alta fantasía. Sí, y tan fantasía…

Hell Pie se pondrá a la venta el 21 de julio en las principales plataformas videojueguiles (PC, Switch, PlayStation, Xbox y Steam Deck). Y por si quieres ver un pequeña muestra de un nivel, te dejamos cuando desvelamos con antelación la demo en Steam hace unos meses.

Hell Pie

Puntuación Final - 7

7

Interesante

Un plataformas 3D cortito que resulta en un muy entretenido paseo de rosas demoníaco. Cada nivel es un parque de diversiones y obscenidades que encajan perfecatmente con el tono cartoon y gore que comparte.

User Rating: Be the first one !

Daniel "Fullbull" Rubio

No me pidas mucho para los textos, que solo hice el bachiller de ciencias. En esta vida me gustan tres cosas: cerebro, videojuegos y carlinos.
Apoya el contenido de NaviGames con tus compras en Amazon
Botón volver arriba
X