AnálisisPS5

Gran Turismo 7 – Análisis PS5

Una obra de amor a los coches

La conducción ha sido siempre uno de los géneros más populares del mundo del videojuego. La simulación de carreras con distintos vehículos tiene muchas décadas de historia, y con numerosas vertientes que surgieron a posteriori. En una de esas vertientes, en una simulación con el realismo como meta, nació Gran Turismo hace 25 años. Poco a poco, entrega a entrega, su evolución fue marcando una tendencia cada vez mayor hacia la devoción por los coches. Ahora, en Gran Turismo 7, juego protagonista de este análisis para PS5, encontramos el máximo exponente de amor hacia estas veloces máquinas.

Gran Turismo 7, el brillante regreso de la saga numerada de Polyphony Digital, ya se ha producido tras un pronunciado letargo de la franquicia. Con Gran Turismo Sport como última entrega y un prolongado servicio, era evidente que el género de la conducción no había pasado por su momento más brillante en los últimos años, a pesar de los avances técnicos. Gran Turismo 7, sin embargo, llega a PS5 y PS4 para demostrar que este género sigue vivo para Sony.

El estreno de Gran Turismo 7 ha llegado con muchos ojos encima. Han pasado pocos meses desde el estreno de Forza Horizon 5, otro juego de conducción que, a pesar de su distinto enfoque, ha sido objeto de comparación por el éxito que el título de Xbox ha tenido tanto en su comunidad como en prensa y premios. En el caso de Gran Turismo 7, eso sí, encontramos una propuesta muy distinta que, además de mostrar un trabajo impecable con sus carreras en circuitos, también ha sido capaz de rodearse de un aura de estima y homenaje que le sienta genial. Ahora, sin más esperas, arrancamos este análisis.

Gran Turismo 7 ha querido alejarse desde el primer momento del formato seguido en Gran Turismo Sport, donde se centran en la jugabilidad online. Ojo, en este juego también tiene un peso importante, pero lo tiene sin prescindir de las decenas de cosas que le dan a esta entrega un inmenso valor añadido. Solamente basta con empezar el «modo historia» del juego visitando el Café para darse cuenta de que el equipo liderado por Kazunori Yamauchi adora todos y cada uno de los vehículos: desde el utilitario compacto más estándar de conducción urbana, hasta el deportivo más despampanante del concesionario de lujo.

El Café será el centro neurálgico de todas las misiones que tendremos que llevar a cabo. Nos irán dando objetivos poco a poco mientras gradualmente vamos desbloqueando nuevos circuitos, nuevos modos de juego y añadimos nuevos vehículos a nuestro garaje. Avanzaremos casi sin darnos cuenta, ya que está implementado de un modo muy ameno. Además, cada texto que aparece en pantalla nos demuestra que cada coche es mucho más que un medio de transporte o una herramienta de carreras.

El formato escogido para que vayamos sumergiéndonos en el mundo de Gran Turismo 7 es de lo más acertado. Le sienta de maravilla a la franquicia, y con que tengamos un mínimo de interés por los coches, este título nos dejará boquiabiertos con las impresionantes imágenes que veremos o con los apasionantes detalles que aprenderemos sobre los distintos modelos de coches. Este título es capaz de convertir a muchos jugadores casuales en grandes amantes de la conducción. Gran Turismo 7 muestra pasión por los coches dentro y fuera de los circuitos.

Gran Turismo 7 Análisis PS5
Gran Turismo ofrece una experiencia memorable al jugador

Realizar el análisis de Gran Turismo 7 en PS5 ha sido un salto cualitativo escandaloso respecto a experiencias anteriores. En PS4 se mantienen muchos elementos, como la calidad de la conducción, donde cada coche se siente único. Sin embargo, la consola Next-Gen es capaz de mucho más, gracias a tres aspectos: el fascinante audio 3D si usamos auriculares, los tiempos de carga inexistentes que nos permiten iniciar una carrera de manera instantánea, y el sobresaliente uso de las funcionalidades del DualSense, tanto por los gatillos adaptativos como por el feedback de la vibración háptica en nuestras manos. La experiencia de conducción es inmejorable. La IA, además, ofrece carreras muy divertidas, aunque no son comparables a las encarnizadas carreras online.

A la hora de configurar nuestros controles, podremos escoger entre diversas opciones. Para los corredores clásicos que no se acomodan a acelerar y frenar con los gatillos, podrán seguir acelerando con la cruz y cuadrado. O quienes necesiten de accesibilidad especial, alzando hacia arriba el joystick derecho. También habrá muchas ayudas que podremos activar y desactivar a placer, desde un asistente de freno hasta ayudas visuales para las mejores trazadas o las zonas óptimas de frenada. Faltarían, eso sí, algunas mejoras de accesibilidad para personas de movilidad reducida para que este aspecto sea perfecto, como la compatibilidad con periféricos adaptados.

Respecto a los modos de juego, quien tenga experiencia en Gran Turismo se sentirá familiar con lo disponible: las licencias de conducir, las «Copas Sunday» de las misiones, o el modo Sport del online. Ahora, sí hay un añadido de lo más curioso. El Music Rally es un modo de juego con una clásica cuenta atrás y puntos de control que nos añadirán tiempo extra. Mientras completamos esta prueba, escucharemos una pieza musical que marca el inicio y final de la prueba. Según la distancia que hayamos logrado recorrer antes de que acabe la canción, podremos obtener insignias de bronce, plata u oro. Luego, tras la prueba, podremos disfrutar de una espectacular repetición con la canción del circuito y un juego de cámaras casi hipnótico.

Gran Turismo 7 en cámara interior
Podremos activar ayudas como la línea ideal de trazado o los avisos visuales para frenar

Obviamente, Gran Turismo 7 nos permite recrearnos al máximo con nuestros vehículos, e incluso con nuestra equipación. Podremos realizar ajustes a placer en los coches de nuestra propiedad hasta que el resultado final sea exactamente el que tenemos en la cabeza. Por supuesto, no hablamos solamente de aspectos estéticos, sino también del rendimiento de nuestro coche a nivel mecánico, algo que podemos modificar sensiblemente a nuestro gusto.

Respecto a lo mecánico, podremos comprarle piezas mejoradas a cualquiera de nuestros coches previo paso por caja. Si hacemos nuestro trabajo en el Café, nuestro nivel de coleccionista subirá y nos desbloqueará nuevas piezas que alzarán a nuestros vehículos a nuevas cotas. Eso sí, mejorar un coche en vez de comprar otro más potente nos saldrá caro, por lo que tendremos que ganar muchas carreras para mejorar varios vehículos en poco tiempo. Además, también podremos configurar nuestro coche y guardar nuestras ediciones en distintas hojas de ajuste. De este modo, podremos adaptar nuestra máquina a los distintos circuitos que tenga por delante. Pero que no cunda el pánico, que también tendremos opciones de ganar carreras individuales sin tocar estas configuraciones.

En cuanto a lo visual, podremos diseñar nuestro mono y coche a placer. Podemos pintarlo como más nos guste, o incluso crear diseños a placer. De hecho, como muestra, hemos improvisado un logo inspirado en el de NaviGames y el resultado es más que satisfactorio. Además, también podremos realizar mantenimiento básico a nuestros coches, ya sea con lavados, cambios de aceite o puestas a punto del motor.

Pantalla de podio en Gran Turismo 7
No solo podremos diseñar el aspecto de nuestro coche, también el del mono del piloto.

Se ha hablado mucho del modo foto de Gran Turismo 7, y todo comentario posible tiene razones de sobra para destacar este apartado. Antes hemos mencionado que, en este análisis para PS5, Gran Turismo 7 es mucho más que unas simples carreras. El equipo de Yamauchi ha trabajado duro en mostrar los coches del modo más bello posible, y el modo foto es el culmen de todo homenaje de la franquicia hacia estas máquinas.

Podemos encontrar, de hecho, una cantidad de opciones en cuanto a parámetros fotográficos que pueden llegar a considerarse profesionales, ya que hablamos de aspectos como la apertura focal, la velocidad de obturación y decenas de aspectos relacionados con la edición fotográfica avanzada. Y es que, este modo foto, es tan útil en repeticiones de carrera como en el modo «Scapes». Además, quien no se sienta cómodo editando parámetros fotográficos avanzados, puede tirar de una amplia selección de filtros predefinidos con resultados muy satisfactorios.

En el modo «Scapes» podremos situar a nuestro coche y piloto en cientos de escenarios repartidos por todo el planeta. De hecho, entre todas esas capturas podemos hallar una docena de fondos en los que algunos espacios protagonistas son los molinos manchegos y los escenarios andaluces. Pero no solo tenemos fondos de España, ya que son una parte mínima de toda la colección disponible. ¿Nos apetece una foto en las calles de Nueva York? Adelante. ¿Preferimos un toque más exótico con las calles de Bangkok? No habría problema. Además, todas estas fotos podremos subirlas en una plataforma interna de Gran Turismo 7, donde podremos seguir a otros jugadores y viceversa.

Modo foto en Gran Turismo 7
Podremos retocar decenas de parámetros diferentes para obtener la imagen perfecta.

Si existe un aspecto que impide decantar el trabajo de este juego hacia la perfección, es la obligación que nos marca el juego de estar siempre en línea. Se trata de un aspecto que cada vez más juegos aplican, pero que suponen una gran piedra a los jugadores cuando sus modos de juego también tienen un importante peso en el modo un jugador. Gran Turismo 7 tiene este problema, y nos tocó «sufrirlo» durante su análisis en PS5, ya que el juego capa casi todas sus funciones si jugamos en un sitio sin internet.

Los únicos modos disponibles son el mencionado Music Rally y carreras arcade. Por tanto, sin estar en línea, tampoco podremos completar las misiones del Café. Puede comprenderse que, un juego que se ha concebido como servicio, tenga un importante peso en su factor online, o que incluso haya micropagos con objetivo «Pay 2 Fast», pero que el modo historia del juego también nos obligue a estar siempre conectados perjudica a los jugadores sin ninguna ventaja a cambio.

Mazda Demio en Gran Turismo 7
El realismo de Gran Turismo 7 nos hará dudar de si se trata de coches y escenarios reales.

Podríamos decir que, en su análisis para PS5, Gran Turismo 7 roza la perfección si no fuera por la conexión permanente y las necesarias mejoras en accesibilidad. Si no tenemos en cuenta estos dos aspectos, estaríamos ante un simulador de conducción casi perfecto: su conducción es impecable, el sonido tiene una capacidad inmersiva espeluznante, el feedback del DualSense es magnífico, su modo foto es un escándalo, y una simple repetición basta para dejarnos embobados con las imágenes.

Gran Turismo 7 es el mejor juego de conducción jamás creado por Polyphony Digital. Han elevado su cultura al máximo exponente, y resulta imposible no recomendar este título a cualquier usuario de PlayStation 5 que tenga un mínimo interés por los coches. Se trata de un juego imprescindible y fundamental para comprender la devoción por los coches que tanta gente profesa. De hecho, este título tiene poder propio para crear nuevos amantes de la conducción.

Gran Turismo 7

Puntuación Final - 9

9

Imprescindible

Gran Turismo 7 muestra pasión por los coches dentro y fuera de los circuitos. Su conducción, el uso del DualSense o el modo foto tienen un nivel de escándalo. Por contra, su mayor defecto es la necesidad de estar siempre en línea para tener acceso al juego.

User Rating: Be the first one !

Daniel García

Mis primeras aventuras comenzaron en un pixelado Pueblo Paleta con una Game Boy Color en la mano. Mis últimas aventuras, sin embargo, son en alta definición y conectado a Internet. Los tiempos cambian, pero se mantiene la esencia.
Apoya el contenido de NaviGames con tus compras en Amazon
Botón volver arriba
X