AnálisisPC

Fuhrer in L.A. – Análisis PC

Adolf se va de vacaciones a Los Ángeles

Recuerdo aquellos años en los que me metía en páginas como Minijuegos, Kongregate o Newgrounds para echar tardes enteras jugando a juegos flash que eran más o menos buenos y que en su gran mayoría tenían un humor «negro» basado en dosis enormes de violencia y en usar recortes de fotos de personajes reales para poder manejarlos y masacrar a otros tantos. Führer in L.A. parece seguir este mismo camino ofreciendo una suerte de Hotline Miami de baratillo en el que manejaremos a Adolf Hitler, el cual huye de su búnker antes de ser asesinado.

Cómo es obvio, el final de la historia de Hitler en la realidad no coincide con la del juego, ya que en vez de terminar con nuestra vida en el búnker, huimos hacia EEUU donde sembraremos el terror con unas mecánicas que recuerdan a Hotline Miami y que se van convirtiendo en un bullet hell de una manera torpe y brusca. No puedo decir que me haya divertido en la corta experiencia que Führer in L.A. me ha ofrecido, ya que todo parecía hecho para darte los peores controles posibles, usando las flechas del teclado para moverte y apuntar, la tecla A para usar objetos y la barra espaciadora para atacar. Estos controles en ciertos segmentos en los que era necesario apuntar se convertían en un auténtico suplicio.

No, a nivel jugable no estamos ante ninguna maravilla y es más bien básico y aburrido.

Gameplay Fuhrer in La
Manejando a Hitler en diversos escenarios pasaremos de Hotline Miami a un bullet hell de la manera más torpe y brusca posible

En cuanto a su estilo gráfico, bueno, me he sentido transportado a mi adolescencia jugando en Newgrounds, con un apartado artístico basado en fotografías recortadas que se mueven de maneras extrañas. Todo es una foto o al menos da la sensación de serlo. En resumen, no hay nada destacable en lo artístico, sencillamente les gustaría la idea de hacerlo así porque resultaría más gracioso manejar a un Hitler (o a un baby Hitler en una fase) que fuese totalmente reconocible con sus rasgos normales.

Aunque lo más molesto ha sido el apartado sonoro. Música machacona de heavy y un Adolf Hitler que no dejaba de farfullar en «alemán» o lo que los creadores entienden por alemán, frases inteligibles metiendo palabras inglesas acabadas en ein o ien. Sin duda alguna la incapacidad de nuestro personaje para estarse callado y las repetitivas frases de los enemigos se convierten en la cosa más molesta que este título te echa a la cara. El ejemplo más claro es la caricatura del Capitán América que te sale al paso en varias ocasiones cantando «Here I come to save the day» con la melodía del himno estadounidense, para irse corriendo cuando le derrotamos y gritando con voz de pito que ya nos pillará la próxima vez.

Gráficos Fuhrer in La
Recortes de fotografías y un poco de Photoshop y ya tenemos los gráficos de este juego

No estoy en contra de los videojuegos paródicos en los que se nos pone en la piel de una figura realmente horrible y malvada. De hecho Destroy All Humans! me gusta y me divierte sembrar el caos y la destrucción entre los humanos. Pero Führer in L.A. falla en un punto muy importante a la hora de parodiar algo, en ser divertido. Se supone que hay partes de humor, con chistes de algún tipo y que deberían por lo menos sacarme una sonrisa, pero no ha sucedido. No sé si eran los controles horribles, la parodia absurda del idioma alemán, o que sencillamente eran chistes de «humor negro» sin gracia, pero este título no ha logrado hacerme reír en ningún momento. Y el hecho de que Hitler escape de su destino volándose la tapa de los sesos en un búnker para seguir haciendo daño pues no me ha hecho demasiada gracia tampoco.

Historia Fuhrer in LA
Una suerte de historia paródica que no tiene apenas gracia quitando esta escena con Hitler de niño (y tampoco es muy graciosa)

Führer in L.A. es posiblemente uno de los juegos cortos que más me ha costado acabar en mi vida. No lo he disfrutado ni me lo he pasado bien. Todo en este título parecía estar hecho para repelerme y generar en mí un rechazo bastante grande. No es divertido de jugar, no es gracioso y tampoco es interesante de ver. Es una gamberrada sin más, hecha por gente que quería hacer algo parecido a un juego y han sacado esto. No quiero alargarme más sobre un juego que dura media hora y me ha parecido terrible, y el cual considero un insulto que esté a la venta en Steam, aunque supongo que tendrá su público. Desde luego ese público no soy yo.

Führer in L.A.

Puntuación Final - 4

4

Un juego gamberro y paródico que parece olvidar lo más importante de una parodia, ser divertido.

User Rating: Be the first one !

Daniel Jiménez

Me gusta dar la opinión que nadie me ha pedido sobre videojuegos.
Apoya el contenido de NaviGames con tus compras en Amazon
Botón volver arriba
X