AnálisisPC

Final Fantasy VI Pixel Remaster – Análisis PC

La guinda de uno de los mejores JRPG de la historia

Después de varios meses y de una larga espera, por fin tenemos ante nosotros el culmen de uno de los remasters/recopilatorios, más importantes de los últimos años. Un calificativo que aunque para muchos pueda sonar exagerado, a mi parecer define muy bien el lavado de cara de estas seis maravillas, las cuales convergen en un titulo que aunque aquí no pudiéramos vivirlo en su contexto, marco un hito en la historia de los videojuegos.

A lo mejor la gente más joven no creerá, pero casi cualquier persona que haya vivido los JRPG clásicos y tenga una edad, recordará aquella edición de Final Fantasy VI para la primera PlayStation y casi seguro que afirmará que este es uno de los mejores Final Fantasy, si no el mejor. Un titulo de grandeza que si bien puede llegar a debatirse, gana fuerza con remakes como este.

Es curioso como muchas de las personas que accedieron a este juego ya sea por importación o métodos menos legales, antes de su salida en nuestro territorio, posiblemente lo conocieran como Final Fantasy III, una licencia que se tomaron en estados unidos ya que como he explicado en los anteriores análisis, fue el tercer titulo en salir por aquellas tierras.

El juego salió originalmente en 1994 para Super Nintendo(Super Famicom), una fecha que aunque suene lejana, llevaba a sus espaldas el legado de una gran cantidad de JRPG, entre los cuales Final Fantasy VI se alzó como la cúspide de una montaña, que se erguía sobre los hombros de todos sus antecesores, cogiendo sus excelencias y mezclándolas en un coctel glorioso y épico, que empezaba con tres robots andando por la nieve y una banda sonora magistral, como no, otra vez obra del divino Nobuo Uematsu.

Final Fantasy VI Pixel Remaster, argumento

Entre los elementos que hereda, podemos ver como el uso de la barra BTC, los personajes con sus clases definidas y las invocaciones, destacan por encima de todo; teniendo estas últimas un peso capital sobre el argumento del propio juego. Todos estos elementos se perfilaron y actualizaron para lo que serían los siguientes títulos, convirtiendo a este juego no solo en un punto álgido de la saga, si no el principio de lo que acabarían siendo cuatro de los juegos más famosos y mejor valorados de toda la historia.

Puede que desde el desconocimiento, Final Fantasy VI solo parezca un juego antiguo; una obra pasada que solo era una piedra más en el camino. Pero esto no se acerca ni de lejos a la realidad, ya que no estamos ante un juego más y muchos menos un JRPG más. Estamos ante lo que en la época pudieron ser juegos del calado de Breath of the Wild o Elden Ring, salvando las distancias claro está.

Su propio argumento, la magia contra la tecnología, si bien se había explorado con anterioridad, aquí marca un antes y un después, poniendo de moda este tipo de argumentos e influyendo en gran cantidad de autores, siendo el propio Hironobu Sakaguchi, uno de los que más utiliza en sus títulos. Evidentes referencias podemos encontrar en Lost Oddysey o el más reciente Fantasian, los cuales parecen casi continuaciones espirituales de lo que este enseñaba que debía ser un Final Fantasy.

Personajes de Final Fantasy VI Pixel Remaster

Aunque a mi parecer, el punto más importante de todos es, como se trata el juego a si mismo. Aunque en cuanto a conversaciones tiene momentos que van demasiado al grano, en términos generales vivimos una historia completa en todos los aspectos, una que se libra de complejos y no teme darse todo el bombo que merece; con escenas tan míticas como la opera, la cual nos transporta más allá, de la propia aventura, más allá de la repetición mecánicas de historia y combates, otorgando vida, complejidad y profundidad al argumento. Precisamente ese es el punto más importante del que hablo y el que sin duda ha influido en la mayoría de JRPG posteriores, el cual se trata de subvertir una historia de aventura y acción para darnos algo más.

En Final Fantasy VI no solo se llegaba a un punto álgido en cuanto pulido de lo ya mostrado anteriormente, también se alcanzaba una escala nunca antes vista en cuanto a contenido y opciones. Partíamos de la base de personajes distintos que en principio, por razones de argumento, no podían usar magia, algo que durante el propio juego cambia. Un detalle bastante importante que en realidad enarbola una de las mayores esencias de Final Fantasy, y es el cambio de paradigma argumental y mecánico que suelen plantear todos los títulos. Esto es grandioso porque aunque muchas veces los JRPG acaban siendo conjuntos lineales que solo cambian en que van teniendo más opciones. Por norma general los FF generan distintas situaciones argumentales donde se rompe la propia dinámica del juego, aunque sea de forma temporal. Como si el propio juego fuera una serie de TV donde cada temporada tiene arco distinto, pero parte de un todo.

Otro detalle verdaderamente importante y que no se ha vuelto a repetir en general es que en Final Fantasy VI hay muchos personajes, incluyendo algunos secretos; algo que también veremos en Final Fantasy VII, pero de manera igual demasiado evidente. En el caso del juego que nos ocupa, estos personajes no tienen a lo mejor tanta relevancia, pero crean una gran sensación de sorpresa y descubrimiento, ya que requieren de ciertas circunstancias para estar con nosotros. Es otra de las grandezas del juego, ya que es un detalle que en la época convertía a los FF en juego rejugables, ya fuera por esta clase de personajes o por objetos e invocaciones secretas.

Aunque Final Fantasy VI no es un juego que este encarado a tomar decisiones y tener distintos finales, esta opción está presente de cara a ciertos eventos que implican la vida de personajes y demás. No quiero entrar comentar esto en profundidad, ya que merece la pena vivirse sin saber nada, pero sí puedo comentar que permite que el juego alcance una profundidad que incluso hoy en día es destacable, porque nos da una mayor sensación de control y de implicación en lo que estamos viviendo.

No he hablado mucho de los cambios pero realmente poco hay que decir, el resto de análisis de los Pixel Remaster ya inciden en esto, pero aquí consideré que era necesario hablar en sí del juego. Una decisión tomada a la luz de una realidad innegable y es que estamos ante uno de los mejores juegos de la historia, una obra colosal que para su época supuso un antes y un después.

Final Fantasy VI Pixel Remaster nos da la oportunidad de volver a a este juego o de descubrirlo si no lo hicimos antes, acompañado de unos gráficos rediseñados y sobre todo una banda sonora extraordinaria. En general un videojuego sobresaliente que cierra este ciclo de remasters tan mágico, el cual no sabíamos ni que necesitábamos.

Final Fantasy VI Pixel Remaster

Puntuación Final - 9.5

9.5

Imprescindible

Final Fantasy VI Pixel Remaster nos da la oportunidad de volver a uno de los mejores videojuegos de la historia o de descubrirlo si no lo hicimos antes, acompañado de unos gráficos rediseñados y sobre todo una banda sonora extraordinaria.

User Rating: Be the first one !

Francisco Jose Moreno

Gran Fan del Zelda, Final Fantasy, Metal Gear y largo numero de Etc. Lo mío son los juegos que me divierten simplemente o los que me llegan a la patata. No creo que nadie pueda sentar cátedra en opinar sobre videojuegos.
Apoya el contenido de NaviGames con tus compras en Amazon
Botón volver arriba
X