AnálisisPC

Final Fantasy Pixel Remaster: I, II y III – Análisis PC

Mucho más que un lavado de cara

Hoy traigo un análisis 3 en 1 muy especial para mí. Posiblemente esta sea la saga más importante de mi vida, junto con The Legend of Zelda y Metal Gear Solid, a las cuales les guardo también especial cariño. Seguramente gran parte es la nostalgia, pero no puedo evitar saber que el mundo de los videojuegos ha crecido conmigo y precisamente juegos como estos han sido los que han marcado el camino en gran medida para el resto.

Lo mejor de todo, es que al principio yo mismo miraba con recelo este «remaster«, primero porque PC no es mi plataforma favorita y segundo porque no veía muy bien qué podían aportar. Y de hecho no es que tengamos exactamente cambios sustanciales, pero al mismo tiempo sí que los encontramos en esta versión. Es decir, los juegos son los mismos, pero digamos que estamos ante un gran upgrade que mejora lo ya visto durante estos años en este Final Fantasy Pixel Remaster I, II y III.

Me vais a permitir que utilice estos análisis para contaros un poco de historia del videojuego, y de cómo el acto de despedida de un hombre que decía no saber juegos de acción y prefería contar historias inició una de las sagas más famosas de la historia del videojuego.

Puede que ya lo sepáis, pero a mediados de los 80 la antigua Squaresoft estaba en bancarrota. Nació sobre 1985 y para casi el 87, con apenas unos pocos títulos a su espalda atisbaba su final. Entonces un joven Hironobu Sakaguchi con su equipo decidió realizar su acto final: quería contar una historia en un mundo amplio y así despedirse por todo lo alto, pero sin perder la esperanza. Un proyecto que junto a personas como Nobuo Uematsu y Yoshitaka Amano, nos planteaba una historia sobre la luz y la oscuridad, pero sobre todo arriesgaba con elementos novedosos para la época, teniendo presente que ya había salido a la luz el inmortal Dragon Quest.

Final Fantasy fue y es mucho más de lo que podríamos llegar a imaginar. Su extraño sistema de magias, que las limita por usos, es referencia directa a D&D, el cual era lógicamente, junto a los sistemas que ya salieron de El Señor de los Anilllos y Rolemaster, referentes del rol de aquella época. Todos estos mundos de fantasía épica evidentemente influyeron en esta magnífica obra, la cual, pese a no ser la primera, fue y es de las más influyentes de la historia.

A pesar de mis recelos iniciales, aquí me hallo, escribiendo estas letras y dando gracias de estar equivocado, pues Final Fantasy Pixel Remaster, no solo ha sido una experiencia tan buena como siempre, sino que ha sabido darme mucho más de lo que esperaba, sobre todo a nivel musical.

Aquí es cuando vienen las muecas con gesto interrogante y las dudas de los lectores menos experimentados en la saga. «¿Cómo que musical?» Pues porque el magnífico Nobuo Uematsu ha compuesto temas que pueden hacerme sonreír y llorar en menos de un segundo, siendo a mi parecer gran parte del alma de lo que es un Final Fantasy. Evidentemente la fantasía y el combate por turnos son sustanciales, pero al escuchar el Prelude sabes todo lo que tienes saber sobre la saga, la historia, los recuerdos que te provoca, todo viene a tu memoria. Por eso mismo las nuevas versiones de los temas originales que traen estos Pixel Remaster justifican su existencia de lejos.

Los enemigos de Final Fantasy Pixel Remaster
No se ya cuantas veces habré vencido a Garland en estos casi 20 años

En este caso con Final Fantasy, tenemos la historia original en un perfecto castellano y un remodelado del píxel, que en mi humilde opinión, es muy bonito, aunque eso puede variar por gustos. De todas formas y pese a la simpleza narrativa de este juego y su dificultad en algunos puntos, estamos ante historia viva de los videojuegos. El hecho de poder elegir qué clase de héroes tendremos en nuestro equipo al principio, las configuraciones posibles (por escuetas que sean) y el cómo nos cuenta una historia donde nosotros somos los protagonistas, son cosas que han permeado el mundo de los videojuegos hasta nuestros días. Un título que entiendo que a muchos les puede saber a poco, pero que sin duda puede sorprendernos mucho más de lo que parece si le damos una oportunidad.

Por desgracia no es oro todo lo que reluce, pues estas versiones de salida han venido con ciertos errores y bugs que, por suerte, ya han sido corregidos la mayoría. Aunque en este caso hay un problema que persiste en los tres primeros títulos al menos, un problema de sincronización vertical que en el caso de poner pantalla completa, nos provocará un efecto de rasgado de la pantalla similar a las antiguas scan lines. Por suerte si ponemos la opción de ventana sin bordes, el juego ocupará la misma proporción de pantalla que la completa y este efecto desaparecerá. El problema se puede solucionar sin sacrificar realmente la experiencia, aunque también esta la opción de activar el filtro CRT, que lo suaviza y le da aspecto de pantalla de tubo, pero en lo personal esto último no lo recomiendo.

Las BSO de Final Fantasy Pixel Remaster
Parece una tontearía, pero me encantan esta clase de detalles, sobre todo con BSO tan buenas

Los primeros Final Fantasy son relativamente famosos, ya que aunque mucha gente los conoce, no tanta gente los ha jugado. Al menos no en comparación con los más actuales, sobre todo el VII. En este caso la segunda entrega podría considerarse uno de los tapados, ya que poca justicia se le hace a lo que aportó al mundo de los videojuegos. Además de que técnicamente es donde se empezó a gestar el concepto de que Final Fantasy es una saga de juegos con elementos comunes pero distintos, ya que el primero se ideó como una despedida por todo lo alto.

Aunque suene a chiste, de «SaGa» va la cosa, ya que gracias a esta segunda entrega nacieron los juegos conocidos como Final Fantasy Legend o SaGa en Japón. Títulos que, si bien no son muy conocidos, nos han regalado pequeñas rarezas como SaGa Frontier o Unlimited SaGa. Y todo esto se lo debemos a un sistema novedoso que, aunque no se ha vuelto a dar en Final Fantasy, creó unas dinámicas muy interesantes y rompedoras para la época. No olvidemos que Final Fantasy II salió en 1988 y por lo tanto casi todo lo que conocemos hoy en día sobre los videojuegos estaba por inventarse.

Lo primero a destacar es su sistema de mejora, que en este caso obvió las clases y dejó total libertad al jugador para decidir qué armas y magias usarían los protagonistas, los cuales esta vez tenían nombre propio. Si bien este sistema con el paso de las remodelaciones ha sufrido algunos cambios, el que podemos disfrutar en este Pixel Remaster deja el crecimiento de nuestro personaje totalmente a discreción de nuestras decisiones y consecuencias durante el combate. Desde si atacas más, hasta qué arma usamos, si usamos más magia o si sufrimos más daño, cada pequeña decisión afecta al futuro de cómo nos desenvolveremos en combate. Un sistema bastante coherente que incluso hemos podido ver en sagas como The Elder Scrolls.

Las habilidades en Final Fantasy Pixel Remaster
Un ejemplo de como suben de nivel nuestras habilidades según las usemos

Pero esto no es todo, ya que si bien en el primer título dentro del mundo amplio que propone albergaba cierta linealidad, en Final Fantasy II rompieron con eso. Prácticamente al poco de empezar tenemos sitios distintos a los que ir y si bien sigue habiendo un orden en los acontecimientos, la sensación de libertad y desconocimiento se ve incrementada por el uso de las palabras clave. Dichas palabras se nos muestran durante conversaciones, en las que tendremos que memorizarlas, con la intención de usarlas con otros personajes y así avanzar en la trama. Un sistema que, aunque nos provocara perdernos en algunas ocasiones, le aplica al juego una capa de profundidad que era completamente desconocida allá por el 1988, pero que sigue funcionando muy bien hoy en día, haciendo de este juego una aventura épica y muy interesante.

El arte de Amano en Final Fantasy Pixel Remaster
Esta es una de mis ilustraciones de Amano favoritas

Ya lo comenté sobre la primera parte, pero es que la banda sonora de Final Fantasy es tremenda, y encima el trabajo de modernización de los temas que en concreto se ha hecho con Final Fantasy II es para quitarse el sombrero. El bueno de Nobuo hizo obras que suenan bien en todos los formatos, y una muestra de ello es Rebel Army Theme, a mi parecer una de las mejores piezas de la toda la saga. Lo bueno es que los melómanos y amantes de las ilustraciones como yo podemos acceder a una galería de ilustraciones del propio Yoshitaka Amano y de toda la música de cada juego, según los adquiramos. Todo un regalo para los fans de la saga que evidentemente podemos a disfrutar mucho con estos Pixel Remaster, los cuales rezo para que salgan en consolas y en formato físico.

El último de los juegos de este trío era otro gran desconocido en el resto del mundo; aunque salió en 1990, en gran medida porque hasta su remake 3D de 2006 no había salido de Japón. Todo esto debido en parte, a ser excluido tanto del Final Fantasy Origins como de Final Fantasy Anthology, juegos que en 2002 que nos permitieron a los europeos conocer los orígenes de la saga, al menos de forma legal o sin importaciones.

Además de lo antes mencionado, se dio otro suceso curioso que llevó a un mal entendido entre las numeraciones de algunos títulos originales entre Super Nintendo y NES. En Estados Unidos en su día la primera entrega salió, pero no volvieron a tener nada más de la saga numerada, hasta Final Fantasy IV, el cual de forma en parte entendible recibió el nombre de Final Fantasy II. Hay que entender que en aquella época la comunicación no era como ahora, por lo tanto era normal tomarse esta clase de licencias. Por consiguiente, el posterior título que salió en tierras yankis, que fue Final Fantasy VI, fue nombrado como Final Fantasy III, un detalle tonto pero que de forma indirecta invisibilizó al tercer título real en el resto del mundo.

El porqué de sacar unos juegos y otros no responde un poco a conceptos caprichosos y sesgados sobre qué queremos o no queremos los occidentales, aunque en parte también puede que los propios directivos de USA no quisieran por alguna razón. El resultado al final es que no pudimos disfrutar hasta el nuevo milenio de estos títulos, los cuales en su mayoría incluyen uno de los elementos que en realidad definen Final Fantasy: los trabajos.

La jugabilidad de Final Fantasy Pixel Remaster III
En Final Fantasy III hay detalles muy curiosos, como poder usar minimalia para acceder a un pueblo de Gnomos

Siendo uno de los sistemas de juego más novedosos de su época, el poder cambiar de trabajo durante el juego no parecía ser relevante para estas tierras por alguna razón. Por suerte esto se solucionó con el tiempo y llevamos disfrutando de este sistema, que en parte nació con la primera entrega y que tan bien se ideó para Final Fantasy III. Un sistema que ha sido una de las bases de Final Fantasy, no solo en los títulos que lo han implementado directamente como Final Fantasy V, Final Fantasy X-2 o el glorioso y magnifico Final Fantasy XIV, sino en cada elemento del combate de todos los juegos de saga de forma indirecta.

Los jefes de Final Fantasy
Los jefes en Final Fantasy suelen ser imponentes, aunque no siempre la solución es luchar, a veces toca huir

El sistema de trabajos que nos presenta la tercera parte de esta saga puede parecer algo básico si lo comparamos con los títulos posteriores. Esto se hace incluso más evidente si lo ubicamos en el contexto general del juego, en el que ni la trama ni los personajes están tan trabajados como en la segunda parte. Pese a esto, el juego es muy profundo y tremendamente disfrutable, en gran parte y al igual que el resto de los Pixel Remaster, debido a su excelente banda sonora.

Incluso un mega fan de Final Fantasy como yo vio estos Pixel Remaster con recelo cuando se anunciaron, y os aseguro que iba con la idea de que no serían algo más de lo que ya fueron las reversiones de PlayStation, DS, GBA, PSP y móvil. Pero me alegro de estar profundamente equivocado, ya que esta nueva imagen de estos tres títulos es fantástica. No solo tenemos los tres juegos en un más que excelente castellano, sino que, además de un apartado píxel excelente y muy bien rediseñado, tenemos una banda sonora reinterpretada de forma magnífica y maravillosa.

Los protagonistas de Final Fantasy
Los Caballeros de la Luz una vez más inician su aventura

Disfruto mucho de jugar y hoy en día tenemos la suerte de tener continuamente títulos extraordinarios, pero siempre me gusta volver a mis raíces y más con juegos que hace muchos años dejaron una gran huella en mí. En este caso con estos tres títulos ha sido como volver a tener mis 15 años, cuando después de haberme maravillado con los Final Fantasy modernos, llegó 2002 y por fin entendí de primera mano de dónde venía todo. Volviendo a emocionarme y soltando algunas lágrimas, al ver como los Caballeros de la Luz iniciaron su viaje con aquella Final Fantasy Suite, que nos lleva acompañando casualmente desde el año en que nací 1987.

Final Fantasy Pixel Remaster: I, II y III

Puntuación Final - 9

9

Imprescindible

Los tres primeros Final Fantasy con un nuevo y excelente apartado pixel y una maravillosa banda sonora magníficamente reinterpretada.

User Rating: Be the first one !

Francisco Jose Moreno

Gran Fan del Zelda, Final Fantasy, Metal Gear y largo numero de Etc. Lo mío son los juegos que me divierten simplemente o los que me llegan a la patata. No creo que nadie pueda sentar cátedra en opinar sobre videojuegos.
Apoya el contenido de NaviGames con tus compras en Amazon
Botón volver arriba
X