AnálisisSwitch

Farming Simulator 20 – Análisis Switch

Los jugadores habituales se sentirán como en casa, los novatos dudarán si quedarse

Giants Software ha continuado su tendencia de poner al día el Farming Simulator del año pasado para dispositivos móviles, incluida Nintendo Switch. Independientemente de si crees o no que Switch debería agruparse en la misma categoría que los teléfonos inteligentes, seguro que querrás saber que Farming Simulator en la consola de Nintendo es una apuesta que funciona a medias.

Lo primero que debes saber sobre el juego es que si eres fanático de la serie te sentirás como en casa. No ha habido cambios radicales en la fórmula o nuevas ideas descabelladas, esto todavía se basa en labranza, siembra, cultivo y cosecha, pero es tan gratificante como lo ha sido siempre. Cuidar de expandir la propiedad de diferentes campos, animales y equipos sigue siendo inmensamente satisfactorio, y de manera rutinaria me mantenían despierta más allá de mi hora de dormir por la necesidad de hacer «una cosecha más». También soy una gran admiradora de la inteligencia artificial de los trabajadores ya que con una sencilla configuración personal podrás olvidarte completamente de ellos ya que harán su trabajo de manera totalmente eficiente.

Lejos de la granja, encontrarás todas las características habituales de Farming Simulator que te ayudarán a expandir tu imperio. Las tiendas te pagarán según el tamaño de la cosecha que les traigas, y hay un catálogo disponible en cualquier momento para gastar el dinero que tanto nos costó ganar. Al principio descubrí que los cultivos predeterminados con los que comienzamos son apenas suficientes para ganar unos pocos miles de dólares, lo que significa que las primeras horas pueden llegar a ser más duras de los previsto. Sin embargo, una vez que pude comprar una o dos nuevas parcelas de tierra, un segundo tractor con un par de otros equipos y algo de ganado, siempre parecía que estaba siendo recompensada con lo que estaba haciendo y no lastrada con la sensación de perder el tiempo.

Librarme de la sensación de desperdiciar mis días fue un momento crítico para mí en este juego porque visto lo visto no hacen mucho en ayudar a los nuevos jugadores, te explico. De ninguna manera soy una experta en Farming Simulator, pero me sentí completamente perdida en las primeras horas del juego. El tutorial debe ampliarse sí o sí para futuras entregas, ya que lo que encontramos aquí es una explicación de cinco minutos que explica vagamente solo los aspectos más esenciales del juego. Todos los matices están enterrados en la sección de ayuda del menú, pero gran parte de lo que necesitaba ser presentado desde el principio no hizo acto de presencia, y esto no hace otra cosa que poner piedras en el camino a todos los novatos.

La interfaz de usuario parece que se extrajo de un juego de PC de principios de la década de 2000. Cada menú, opción y mensaje de tutorial parece antiguo y poco atractivo, y la interfaz que ves durante el juego real es sosa y menos informativa de lo que debería ser. El mapa también es innecesariamente difícil de navegar, lo que obliga al jugador a desplazarse por las pestañas para encontrar información que fácilmente podría condensarse en una sola pantalla.

Disfruté mi tiempo con Farming Simulator 20, pero me preocupa el nivel de contenido para mantenerme enganchada en el futuro. Muchas cosas deben ampliarse para tratar de acercarse más a su hermano mayor presente en las consolas y el propio PC porque de lo contrario será muy complicado que la gente se implique al 100% en el título y le llevará a convertirse en un juego de nicho. Si Giants Sotfware quiere recoger cosecha en el terreno portátil en el futuro será mejor qe empiece a sembrar mejor…

Farming Simulator 20

Puntuación Final - 6.5

6.5

Interesante

Farming Simulator se queda un poco cojo en su versión para Nintendo Switch a pesar de sus buenos detalles. Trabas como su escaso tutorial y su pobre interfaz pueden llegar a ser un verdadero problema para los jugadores novatos.

User Rating: Be the first one !

Ylenia Domínguez

Friki en potencia desde que llegó a casa una Atari. Hoy, afincada en la madurez, sigo buscando pasaje para la Normandía, o en su defecto esperando la tan ansiada carta de Hogwarts. Mientras espero me dedico a devorar videojuegos, disfrutando cada día más de las cosquillas que supone sumergirse en un mundo diferente cada vez que coges el mando.
Apoya el contenido de NaviGames con tus compras en Amazon
Botón volver arriba
X