AnálisisPC

Evan’s Remains – Análisis PC

¿Y si el final pudiera justificar, aunque sea por esta vez, los medios?

El juego casual tiene un gran defensor con WhiteThorn Games, publicadora centrada en títulos acogedores para todo el público, cero frustrantes y accesibles para personas sin experiencia en videojuegos y con tiempo justo para echar partidas. Es por eso que cuando se enteraron de la existencia de Evan’s Remains se pusieron directamente en contacto con su creador Matías Schimied (Maitan69), un desarrollador argentino que, casualmente, también buscaba una distribuidora que apoyase su obra. No es de sorprender que ambas partes llegaran a un acuerdo rápidamente.

Muestra de la filosofía de WhiteThorn son dos logros de Steam: uno de saltarte un puzle por primera vez y otro de quedarte más de 15 minutos para resolverlo, llamados “Don’t push yourself too hard.” y “Take your time.”, respectivamente.

Comenzamos directamente en una isla perdida en el Pacífico sin ninguna base salvo que Evan, genio detrás de la enorme corporación Up-Bring, nos ha llamado y es imperativo acudir. Mejor dicho, a quien pide venir es a Dysis, una joven que no entiende muy bien por qué ella es la elegida, pero pretende descubrirlo. ¿Tiene algo de especial aparte de querer sobrevivir a la universidad?

Evan’s Remains combina a suma perfección dos partes que se alternan mutuamente: una de puzles basados en plataformas y otra de secciones de diálogo a lo novela visual de misterio. Los rompecabezas son sencillos y de los más ingeniosos por un buen número de razones. Al llegar al primero, el más fácil de todos, no dicen nada, en ninguno hay pistas, simplemente lo tenemos delante y está nuestras manos resolverlos, aunque si vamos al menú de pausa podemos saltarlo. Por más que el juego sea en 2D, el sentido común nos grita que podemos rodearlo por fuera y, efectivamente, así es.

Los puzles están esparcidos sobre varios monolitos a lo largo de la isla, dividida en varias zonas, cada cual añadiendo alguna mecánica extra en las baldas, véanse switches, teletransporte, propulsión, reinicio, de cambio de actividad o simplemente plataformas fijas. Cada área comienza con la introducción de una nueva gimmick, luego otra parte en la que intercala lo conocido con lo nuevo y finalmente unas secciones más desafiantes. Básicamente, una consecución de teoría aplicada, práctica y examinación. Incluso tirando de una curva de dificultad suave uno se puede atascar, pero siempre se puede superar la sección, aunque sea a base de cabezonería. La única pega que saco es que el salto, al ser la mecánica central de acción, deja una sensación algo tosca de manejar una vez estás en el aire.

Dysis, o Disis, es un nombre de origen griego que significa ‘puesta de sol’. El ocaso siempre ha sido un recurso visual muy potente para simbolizar un cambio radical, el fin de un ciclo tan importante como es el día y la noche. No creo en las casualidades, y que la protagonista se llame así es por algo. Lo mejor de ella puede ser su modo de relacionarse con el resto de personajes del modo más activo posible, sea con Nikola o Clover Emor, del que descubrimos que los monolitos son más que un desafío de lógica, sino que hay un repercusión directa con el trasfondo de una civilización que antes habitaba la isla.

Cada diálogo supone una pieza con su propia forma que encajar en una historia que se dejará contar despacio y con buena letra de principio a fin. Cada vacío de la trama va encontrando su momento de ser rellenado a base de diálogos que dejan entrever la ideación del mundo de Evan’s Remains, y, sin gustarme tanto, una parte semifinal más expositiva y mucho menos dosificada que todo lo anterior, aunque aparte de aclarar, también deja espacio una relación entre dos personajes que resultan ser tremendamente importantes. Como esta, hay bastantes sorpresas y giros interesantes que nos mantendrán expectantes.

Está disponible en español de hispanoamérica, aunque solo se nota en un par de modismos

Respecto al final, tengo una duda que me persigue desde que terminé el juego. El final en sí es simplemente genial. Cómo en tan pocas horas es capaz Matian69 de construir una situación que realza el metarialismo y la moralidad por igual, dando un valor justificado a ambas y dejándonos con la duda de si el viaje merecía realmente la pena o era mejor ignorar la llamada de Evan. Puede que su obra esté localizada en un futuro muy adelantado (recordemos que hay mecanismos de teletransporte, entre otras cosillas), pero la trama es anacrónica, en el sentido de que se irá repitiendo por siempre jamás: ¿Por qué los buenos son los que se llevan la peor parte?

Dysis de espaldas

Sin embargo, después de una conclusión emotiva por varios sentidos, hay un epílogo, más bien un pie de página a parte, que es dedicado exclusivamente a los backers de Evan’s Remains. Es un detalle muy bonito, de verdad, pero al ir seguido del final anterior y estar en un tono humorístico y algo ridículo, resulta del todo anticlimático. Hubiera estado mejor que el gameplay de agradecimientos fuera accesible desde el menú de inicio una vez acabes el juego.

Una obra que grita ¡Game Boy Adavance SP! No literalmente, sería muy raro, pero ya me entiendes. Los escenarios, los reflejos, las estructuras, los modelos, las animaciones, el sonido, todo respira una gran similitud a tantos títulos que podría haber en el catálogo de la GBA SP. Todo esta hecho para ser lo más anime-kawaii-cuco posible, bañado en una ambientación de tranquilidad y un halo de misterio. Además, que acompañemos a Dysis en una playa paradisíaca y de agua tan clara como para dar reflejo a los personajes ayuda mucho.

Adoro la estética, la banda sonora rollo 32 bits, el arte de los personajes y los efectos sonoros de los diálogos, cercanos a la portátil de antaño de Nintendo. Las animaciones son suficientemente detalladas, la distribución por capítulos con diferentes escenarios y horarios fijados le sientan bien. Si acaso, echo en falta una opción de configuración del juego, que puedas ajustar el tamaño de pantalla, el brillo o, al menos, un control del volumen.

Evan’s Remains se ajusta perfectamente a la filosofía de WhiteThorn: Fácil de retomar, acciones para no causar nunca estrés, mecánicas comprensibles a golpe de vista y con una historia corta y cautivadora. Creo que no se le puede pedir más cuando la meta del desarrollador no pretende nada más y nada menos que eso, hacer una obra pequeña, y alcanza con creces esas expectativas. Ni más ni menos.

Podrás conectar más o menos con los personajes o que la duración te parezca una limitación de contenido, yo mismo lo he barajado, pero a fin de cuentas, el título de Maitan69 resulta estar lleno de un encanto fascinante. ¿Me hubiera gustado ver un poco más de desarrollo? La verdad es que me quedé con ganas de algo más, pero es innegable que me quedé prendado con la evolución de esta historia de tres horitas.

Evan's Remains

Puntuación Final - 7.5

7.5

Recomendado

Una mezcla perfectamente hilada de puzles sencillos con plataformeo y con una historia entretenida, de gran misterio, quizá corta, pero igualmente profunda y con más de un as bajo la manga.

User Rating: Be the first one !

Daniel "Fullbull" Rubio

No me pidas mucho para los textos, que solo hice el bachiller de ciencias. En esta vida me gustan tres cosas: cerebro, videojuegos y carlinos.
Apoya el contenido de NaviGames con tus compras en Amazon
Botón volver arriba
X