AnálisisSwitch

Eastward – Análisis Switch

Una original aventura que mezcla elementos de The Legend of Zelda y Matrix

Eastward es un título que llevaba años siguiendo a través de sus redes sociales. La primera vez que vi imágenes del juego no pude evitar pensar en títulos como Stardew Valley o Starbound (ambos títulos también distribuidos por Chucklefish), ya que el arte y estilo son similares, aunque cuenten con sus diferencias. Sin embargo, como videojuego, se ha alejado totalmente de los géneros de los anteriores título. Eastward, desarrollado por el equipo chino de Pixpil, ha apostado por una aventura que cuenta con acción, puzles y una estupenda narrativa.

Eastward comienza con un breve tráiler en el cual podremos ver a los diferentes personajes que nos acompañarán en nuestra aventura. Los protagonistas de dicha aventura son el callado minero John y la dicharachera Sam, una misteriosa niña que él encontró en un tanque en suspensión vital. Estos dos personajes serán como uña y carne, desarrollando una relación filial a lo largo de los ocho capítulos en los que se divide la historia, en la cual intentarán desentrañar el misterio tras el poder de Sam y sobrevivir a la letal MIASMA.

Los protagonistas de Eastward
John y Sam forman un equipo inseparable

Como ya he aclarado, ésta es una aventura que combina ciertos elementos (y los combina muy bien); sin embargo, para mí uno de sus buques insignia es el arte. El equipo de Pixpil ha conseguido dar vida con un bello estilo visual en 2D a tres diferentes regiones: Potcrock Isle, New Dam City y Ester City, las cuales están cuidadas y mimadas hasta el último píxel.

Con un ambiente futurístico que puede recordar a juegos como Fallout, los escenarios varían desde edificios decadentes y abandonados, bosques contaminados con seres vivos mutados o (y para evitar spoilers) lugares que van más allá de nuestra imaginación. La increíble banda sonora que acompaña al juego está a cargo del compositor Joel Corelitz. Además, dentro de Eastward encontraremos el minijuego de Earthborn, el cual tiene su propia banda sonora compuesta por el artista Yu Fang.

Otro de los pilares del juego son, por supuesto, las mazmorras y el combate. En este caso, el estudio ha apostado por diferentes mazmorras dentro de cada región, cada una con sus acertijos y enemigos a derrotar. El juego cuenta con una cantidad más que satisfactoria de mini-jefes y jefes finales. Cada uno de ellos posee mecánicas únicas y deberemos aprender sus patrones y elegir sabiamente nuestro arma para poder derrotarlo.

Los combates de Eastward
La sartén nunca nos dejará tirada, ya que no necesita mantenimiento ni tampoco se rompe

A pesar de las impresionantes 143.00 palabras con las que cuenta el juego, mucho tiempo lo pasaremos en el campo de batalla. Los puzles que nos encontramos son, en su mayoría, bastante asequibles, y no suponen un reto mayor. En mi caso, esto es un punto positivo, ya que considero que la narrativa es lo que brilla en este juego, y «opacarlo» con puzles demasiado complejos lo haría demasiado frustrante.

Gracias al uso combinado de la fuerza de combate de John y los poderes mágicos de Sam, podremos avanzar en la trama y enfrentarnos a las amenazas del decadente mundo de Eastward. En ciertas ocasiones tendremos que separar a los personajes y controlarlos de forma independiente, lo que hace que se tenga que ir con un extra de cuidado, ya que los corazones de vida se comparten entre ambos.

Los puzles de Eastward
Algunos puzles requieren que John y Sam tomen caminos diferentes para complementarse

A medida que el juego avanza en dificultad, lo que se volvió más desalentador fue el combate. Está claro que el juego te guía para que John sea el brazo ejecutor mientras que Sam es el personaje de apoyo, ya que no conseguirá poderes ofensivos hasta prácticamente las últimas horas de juego.

El inventario de Eastward
Según avancemos en la historia, tanto John como Sam ampliarán su arsenal ofensivo

Sin embargo, usar a los personajes por separado es un engorro, por lo que es más cómodo tener a uno seleccionado como el principal mientras que el otro te sigue. El hecho de que John y Sam compartan corazones (para mí) lo empeora, ya que es casi imposible defender al personaje secundario. Los enemigos comienzan a ser más rápidos, a venir de diferentes direcciones o a tener ataques como acelerones que son difíciles de esquivar si estás muy cerca de ellos. Sí, puedes utilizar las diferentes armas, pero cuando hay varios enemigos rodeándote, sigue siendo complicado.

La progresión en Eastward
Aunque el juego cuenta con un gran sistema de autoguardado, las neveras suponen puntos de guardado manual, además de regalarnos frases ciertamente crípticas

Esto se soluciona en cierta medida utilizando el adorable sistema de cocina (muy inspirado en Breath of the Wild), llenando así nuestro inventario de diferentes comidas que nos ayuden a recuperar corazones. Sin embargo, siento que el juego podría haber incluido algún tipo de habilidad que permitiese esquivar y eso podría haber llevado a un combate más que satisfactorio.

Eastward cuenta una historia de amor, pérdida y redención. Con una increíble narrativa y un lacrimógeno final (no voy a desvelar si son lágrimas de pena o de alegría), combina a la perfección elementos de acción y aventura que harán que disfrutemos a lo largo de unas 25-30 horas de juego. El juego tiene una más que sobresaliente banda sonora, además de una sección de «Logros» que lo hacen bastante rejugable. El título solo flaquea en su dificultad con los puzles y, en mi caso, en el combate contra varios enemigos, y a pesar de ser lo único que lo aleja de la perfección, es un indispensable para los amantes de estos géneros.

Eastward

Puntuación Final - 9.5

9.5

Imprescindible

Eastward es un juego de aventura y acción combinado con puzles, al más puro estilo 'The Legend of Zelda', ambientado en un futuro próximo donde la sociedad está empezando a colapsar.

User Rating: Be the first one !

Lucía Sáez Mariscal

Estudiante de Periodismo, apasionada de los videojuegos, la lectura y ver series o anime. Si no estoy procrastinando con alguna de estas cosas es porque estoy escribiendo o dándole mimos a mi perra.
Apoya el contenido de NaviGames con tus compras en Amazon
Botón volver arriba
X