AnálisisSwitch

Drawn to Life Two Realms – Análisis Switch

El poder del creador vuelve a la carga

Hace ya 15 años que la Nintendo DS llegó a nuestras vidas. No solo fue un éxito arrollador, si no que su innovadora pantalla táctil dio la oportunidad de probar una cantidad de títulos con mecánicas nuevas nunca vistas. Uno de esos títulos fue Drawn to Life, un juego de nicho que se infiltró en la catalogo de la consola sin aviso. Su estética y premisa de poder implementar tus dibujos en el juego captó la atención de una gran audiencia, incluyendo a un joven Regas de unos nueve años. El juego era entretenido, y detrás de su estética para todos los públicos se ocultaba una historia llena de tragedia y emoción. Tanto se quedó grabado en mi memoria, que cuando Drawn to Life: Two Realms se anunció, ya le tenía un hueco preparado para mi Nintendo Switch.

Drawn to Life fue un gran título para muchas personas, y enseñó que un juego que se dirige a un target más infantil puede seguir teniendo una historia seria, con tragedia incluida. Su secuela no fue para menos, mejorando algunos de sus aspectos, aunque la versión de Wii sufrió de una producción algo mediocre. Ahora, después de más de 10 años, Digital Continue ha sacado su última entrega en la Nintendo Switch ¿Han sido capaz de mantener su esencia?

El dibujo en Drawn to Life Two Realms
La herramienta de dibujo es increíble, pero por desgracia su utilidad es básicamente nula.

La premisa en la que nos coloca Drawn to Life Two Realms es varios años después de lo sucedido en Drawn to Life: The next chapter. Aunque en teoría la trama de esta saga quedó cerrada con la desaparición del mundo de los Raposa, este vuelve a aparecer. Mari, ahora alcalde de la ciudad, pide ayuda al creador una tercera vez para crear un héroe que pueda traer a Mike a su mundo. Para ello nos da el poder de viajar entre mundos y de entrar en la imaginación de las personas. Gracias a esto, podemos ayudarles a resolver diferentes problemas a través de niveles muy pequeños dividido en, normalmente, tres secciones.

La historia flaquea un poco respecto a sus anteriores entregas. Muchas de las conversaciones se sienten que están ahí por el simple hecho de existir. Las misiones secundarias, o incluso principales, suelen tener un objetivo que esta relacionado más a un capricho o una pequeña adversidad, quitando esa sensación de emergencia y de peligro que encontrábamos en los anteriores juegos. Incluso los personajes se sienten con menos carisma y personalidad.

En definitiva, esta historia se siente casi más un spin-off, con una trama más light que la de sus antecesores. Incluso con un gran interés por conocer más sobre Drawn to Life Two Realms me he encontrado que a veces saltaba diálogos o no prestaba atención, porque la propia trama no era capaz de captar mi atención.

La historia de Drawn to Life Two Realms
La historia introducirá a un nuevo mal de lo más misterioso, y nuestro héroe será el encargado de plantarle cara.

En este aspecto, quizás se hubiera agradecido una nueva propuesta, alejándonos de los personajes principales y buscando crear una nueva historia de cero, en vez de alargar una que ya estaba en teoría resuelta y que terminó de una forma tan chocante. Pero por desgracia, este no es el peor punto que he encontrado jugando a Drawn to Life Two Realms

El mayor problema que he vivido cuando he dado una oportunidad a este juego ha sido, sorprendentemente, su parte jugable. Como ya he dicho, los niveles se dividen en tres pequeñísimas secciones que rotan entre dos tipos: estáticos o personalizables. En los primeros el mapa ya estará todo hecho y solo tendremos que llegar al final a través de nuestras habilidades de plataformeo. En el segundo, podremos colocar elementos y/o enemigos para ayudarnos a llegar, siendo más un puzle que una sección plataformera.

La pena esta en que los controles son muy pobres. Podemos saltar, girar, realizar un salto bomba y recoger/soltar cosas. Entre que el salto se controla de forma muy robusta y sus pocas opciones, las secciones donde todo ya esta hecho y solo tenemos que avanzar son muy decepcionantes.

Por desgracia las secciones que se asemejan más a puzles no mejoran. Su dificultad llega a ser ridícula, saltando desde demasiado simples a enrevesadamente complicadas, sin un punto intermedio. O colocas los enemigos en los puntos exactos para avanzar, a veces con un timing demasiado estricto, o te sobran la mitad de recursos. Muchas veces no se siente como un desafío al intelecto, sino como una situación en la que aunque sabemos qué hacer, los propios controles del juego te lo impiden.

Las plataformas de Drawn to Life Two Realms
Las secciones de plataformas llegan a ser frustante, debido a la limitación de controles y su brusquedad.

Las misiones secundarias no mejoran. Son, en resumidas cuentas, secciones de una sola zona donde colocaremos enemigos para obtener la máxima puntuación posible. El problema esta en que la única forma de hacer esto es gastar tus monedas para comprar más enemigos y llenar la pantalla de ellos para conseguir una puntuación alta. El desafío en estas secciones es nulo, y se sienten como una perdida de tiempo. Y lo peor de estas misiones secundarias es que son necesarias para avanzar en la historia.

Puede que la historia flaquee y que la jugabilidad sea mediocre, pero las mecánicas respecto a dibujar tienen que ser buenas, ¿verdad? Pues sí, pero no. Dejad que me explique en mayor profundidad.

El sistema para dibujar es el mejor hasta la fecha en la saga. Al principio me costó hacerme a ella (se hubieran agradecido más indicaciones del mapeado de los botones), pero permite una customización brutal. Desde elegir colores específicos, a pintar pixel por pixel, introducir sellos o pegatinas, etc. Con todo esto las posibilidades son casi infinitas y nos dejará volcar toda nuestra imaginación. Pero por desgracia todo este esfuerzo es… Inútil.

Los dibujos no tienen ninguna relevancia en Drawn to Life Two Realms. Los objetos que dibujas para la historia a veces ni aparecen, como el reloj que regalamos a Mike. Las secciones jugables no piden en ningún momento que dibujes: Todos los elementos, tanto enemigos como plataformas útiles, ya están creados por el juego. Para dibujar, tendremos que buscar lugares específicos donde un personaje nos pedirá que dibujemos un decorado para el mapa principal. Y ya esta, lo único que hace es decorar el mapa, sin ningún tipo de repercusión jugable. Más que sentirnos como «El Creador» del mundo de los Raposa, nos sentimos como un decorador que contratan para poner un par de carteles o poner más color en la plaza del pueblo.

Así pues, Drawn to Life Two Realms ha optimizado su herramienta más característica, pero no la han implementado en ningún lugar relevante. Desbloquear diferentes pegatinas se siente inútil, porque solo servirán para cambiar el aspecto de nuestro héroe o de aislados decorados del mapa. Un argumento puede ser que esta mecánica es de difícil adaptación en la Nintendo Switch, pero… La entrega de NIntendo Wii ya implementó estas mecánicas de una forma mucho más activa, así que cuesta aceptarlo como excusa.

Aunque una de las razones de que Drawn to Life Two Realms haya tenido este resultado haya sido su nivel de producción tan bajo, cosa que se puede observar en su módico precio de 10 euros, no es excusa para lo mediocre que llegan a ser, no uno, sino todos sus apartados.

Si eres fan de la saga puede interesarte. El apartado artístico es brutal y su pixel-art se ve de fábula en las dos formas de la Nintendo Switch. Pero por desgracia detrás de esto nos encontramos una historia y jugabilidad más flojas que sus antecesores de Nintendo DS, aparte de no aprovechar para nada su única mecánica de dibujar los elementos del propio juego. Un juego mucho más corto, pero que hubiera centrado su atención en las partes que hicieron de Drawn to Life un juego de nicho tan querido, hubiera sido una apuesta más segura, y con un mayor nivel de calidad.

Drawn to Life Two Realms

Puntuación Final - 5

5

Correcto

Lo único realmente destacable de Drawn to Life Two Realms es su apartado artístico. Por desgracia, el resto de partes del juego se sienten mediocres o que no han sido explotadas correctamente.

User Rating: Be the first one !

Regas

Educador infantil, redactor de videojuegos, estudiante de pedagogía, speedrunner amateur y Dungeon Master vocacional. Luego me pregunto por qué apenas duermo.
Apoya el contenido de NaviGames con tus compras en Amazon
Botón volver arriba
X