AnálisisPS4

Dragon Quest Builders 2 – Análisis PS4

Como todas las grandes secuelas, más y mejor.

Dragon Quest Builders fue una agradable sorpresa. Con un estilo con la firma de Toriyama, un gameplay adictivo y tantas horas de diversión, Square-Enix creó, mediante una de sus franquicias estrella, una experiencia de juego que pedia a gritos una renovación.

Hace poco salió Dragon Quest Builders 2, una secuela que no ha dejado indiferente a nadie debido a sus altos niveles de calidad. Repitiendo una fórmula ganadora, esta nueva aventura cuenta la historia de un joven y novato constructor que, habiendo naufragado en un mundo asolado por la destrucción consecuente de los seguidores de Hargon, tratará de recomponer cada isla o territoro a golpe de mazo de construcción.

Y es que debemos insistir que aunque su punto fuerte no sea la historia, esta es simpática y forma una excusa perfecta para introducirnos a un mundo que necesita nuestras ansias de poner bloques sobre bloques.

El nuevo sistema de islas nos llevará a cualquier parte a recolectar materiales para nuestras construcciones propias.

En numerosos momentos se repite lo que predican los seguidores de Hargon sobre los constructores, que es, básicamente, que arrastran la desolación. Si bien es cierto que allí a donde vamos hay problemas, también se debe destacar que allí a donde vamos encontramos mil y un maneras de engancharnos tres o cuatro horas a construir todo aquellos que nos mandan los aldeanos. Y es que el juego cuenta con varias mecánicas interesantes que dividiremos en tres ámbitos: recolección, combate y construcción.

Todos sabemos que los gráficos no son nada del otro mundo, pero que ese aspecto tan pintoresco y «dragonbolero» hacen que sea casi tan resultón como Dragon Quest XI. Debido a que tenemos esto en cuenta, vamos a proceder a hablar de esos tres aspectos tan interesantes ya mencionados, que son lo que crea el círculo de interactividad del juego, un circulo que no para de repetirse y que nos encanta por lo divertido que es.

Ese círculo es, recolectar materiales, construir y finalmente combatir tras mejorar nuestro campamento para tenerlo despejado de monstruos que no se interpongan en la próxima recolección.

La recolección es tan divertida como profunda. Tendremos muchísimos materiales que encontrar y recolectar como si de Minecraft se tratase, todos ellos muy visuales y a los cuales podremos acceder mediante nuestro mazo, nuestros guantes o nuestra jarra sin fondo. Estas tres herramientas nos dejarán recolocar, recolectar o aspirar todos los materiales del juego para, posteriormente, poder usarlos en nuestras próximas construcciones.

La construcción es lo que da nombre al juego y lo que más engancha de este pues, como todos sabemos, su capacidad es infinita si tenemos algo de imaginación. Además el juego tiene implementado un sistema de reconocimiento de grupos de objetos, mediante el cual podremos crear estancias predefinidas para asi poder gestionar mejor a nuestros recolectores. Podremos construir sin límites teniendo una isla para nosotros solos, es más, yo ya estoy creando mi propio EVA-01.

El combate es posiblemente el componente más simple del juego y el menos apetecible de estos tres. Podremos luchar contra muchos monstruos pintorescos que normalmente serán una molestia fácil que solo nos harán pensar que perdemos tiempo de construir con ellos. Sin embargo, al principio de la aventura serán importantes tras subir de nivel nuestra base. Además, ofrecen nuevas construcciones interesantes que, con la ayuda de nuestro compañero Malroth, pueden dar lugar a momentos muy divertidos.

Aun siendo estos los componentes principales del juego, debemos mencionar que existe un componente más en el juego y es la comunidad de aldeanos. Las pequeñas comunidades que irán creciendo a medida que vayamos mejorando nuestra base serán las que motiven a realizar ese círculo de recolección, construcción y combate. En Dragon Quest Builders 2, a lo largo de la trama principal trabajaremos para determinados poblados que cuentan con objetivos para los cuales  necesitan un constructor, por lo que nos asignarán diversas misiones que aumentarán nuestras recetas, nuestros materiales y los límites que establece el juego.

Estos componentes son clave y nos resultarán útiles en todo momento del juego, desde que comenzamos el juego en una celda, al más puro estilo Oblivion, hasta que vamos viajando de isla en isla con un barco situado en nuestra isla particular. También es cierto, que el mundo que nos ofrece Dragon Quest Builders 2 es más limitado de lo que parece, y aunque no lastra en ningun momento ningun aspecto jugable, sí es curioso encontrar diversas paredes imposibles de romper lo cual es extraño en un juego de construcción.

construcciones en dragon quest builders 2
Podremos fotografiar cualquiera de nuestras construcciones mediante el modo foto que ofrece el juego.

Y no solo la música. Esta nueva entrega recoge en forma de homenaje muchos elementos de anteriores Dragon Quest. También es cierto que podrían haberse exprimido más el coco y no haber puesto parte de la banda sonora de Dragon Quest XI como si fuese nueva y original de este Builders. Y es que se debe mencionar que los que jugamos al maravilloso título que precede a Builders, nos daremos cuenta que poco hay nuevo en la BSO.

Esta banda sonora a la que pedimos más, acompañará a momentos clave en el juego, momentos en los que aumentemos nuestra plantilla con nuevos recolectores que siembren o rieguen nuestros cultivos, momentos en los que completamos los encargos que nos solicitan o incluso momentos en los que subiremos el nivel de nuestra base. Precisamente por estos motivos, pedimos más a esta banda sonora, porque teniendo mil y un momentos destacables que podrían tener su leitmotiv, esta se dedica a recopilar sonidos de otras entregas formando una BSO perezosa.

Lo que sí es maravilloso, y se repite de nuevo en esta entrega, es la localización, más concretamente a la versión española que es la analizada. Con chascarrillos por todos lado, de nuevo, junto con Dragon Quest XI, encontramos una de las mejores traducciones del catálogo de PS4 y Switch.

Uno de los seguidores de Hargon en la isal
La traducción es fantástica. Que en un mundo tan pintoresco y mágico haya personajes que se puedan llamar Herminio José o Ruperto, siempre nos saca una sonrisa.

Y es que, en definitiva, estamos ante uno de los grandes juegos del año. Con construcciones, combates, personalidad, recolección y un sistema por el cual deberemos nutrir de alimentos a nuestro personaje, Dragon Quest Builders 2 se convierte, de nuevo, en una aventura totalmente inspirada por Minecraft que puede incluso llegar a superar al juego de Mojang en determinados momentos. Aun así, le sigue faltando un online a la altura de un juego ilimitado como puede llegar a ser este gran Dragon Quest Builders 2, que recomiendo a todo el mundo.

Dragon Quest Builders 2

Puntuación Final - 8.5

8.5

Recomendado

Dragon Quest Builders 2 es un juego maravilloso, entretenido y ameno que en algún momento se ve lastrado por peleas aburridas, misiones poco atractivas y un online que aunque no esté mal, no está a la altura de todas las posibilidades que podría ofrecer.

User Rating: Be the first one !

Carlos González

Buscadme en Tokio-3 o junto con mi gato, que se llama Wanda y es de Wakanda.
Apoya el contenido de NaviGames con tus compras en Amazon
Botón volver arriba
X