AnálisisOtros

DEEMO II – Análisis Android

Piano, lluvia y flores

De vez en cuando no está mal pararse a mirar en la App Store y Google Play en busca de un juego para matar el rato una noche. Al final el afortunado fue Cytus II, un juego de ritmo bastante bueno. Lo estuve jugando estas navidades hasta que vi un anuncio: «Ya está disponible el pre-regristro de DEEMO II«. Fruto de una hermosa casualdiad, ambas sagas son de la misma empresa taiwanesa, Rayark Games, y por si fuera poco este es su décimo aniversario.

Escuché de DEEMO gracias al análisis de Pilar Asdasd sobre DEEMO Reborn, un remake del primer juego original. Por entonces me llamó mucho la atención su gameplay y la historia de misterio que envolvía a los dos protagonistas, siempre con un aire melancólico, muy tierno, pero también tenebroso.

Huelga decir que descargué esta segunda parte y merecía ser analizada. Así que, ¡última llamada, pasajeros al tren!

Todo comienza con una chica corriendo bajo la lluvia hueca en una explanada, agotada, asustada, hasta que al fin se desploma entre pétalos… Así comienza el primer arco de esta aventura musical de fantasía, elevando su telón con una cinemática lúgubre a la par que hermosa. Deja claro que el exterior es peligroso, que la estación de tren es el único resguardo y que la música de piano es mágica en estas tierras desoladas.

DEEMO II me recuerda bastante a la imaginería, diseños y atmósfera de estudio Ghibli, pero aquí la película comienza por el segundo tramo del largometraje. Sus personajes pueden parecer adorables a simple vista, pero cada uno encierra una personalidad muy marcada. Ninguno es indiferente a la Lluvia Hueca (Hollow Rain), que ha quitado tantas vidas y se nota que aguantan como mejor pueden.

Para descubrir el gran misterio de este mundo, que linda entre la vida y la muerte por unas partituras musicales, exploraremos el inicio y el desenlace. Será posible gracias a los protagonistas, Echo y Deemo, cuya relación también ahonda temas como la soledad. DEEMO II enfatiza mucho en contar su historia a través de sus canciones en puntos clave, como si de una larga obra orquestal se tratase. Las piezas que suenan en los puntos clave de la historia son siempre sentimentales, ya sea porque transmite tristeza, incertidumbre o esperanza. A veces todo al mismo tiempo.

Se puede decir que tenemos dos partes jugables. Una es tipo point and click, donde exploraremos la estación de trenes con Echo en busca de partituras, hablar con los habitantes y resolver secretos, la verdad, bastante currados. No esperaba que se viera tan resultón en móvil. Aunque sean pocas, las animaciones faciales de Echo, junto a todos los actores y actrices de doblaje (solo hay voces en japonés), dan mucha vidilla. Además, los detalles tanto del escenario como el arte en las canciones son preciosos.

Es intuitivo desde el minuto uno, sin necesidad de tutoriales

El otro grueso del gameplay está, irónicamente, en el menú. Desde aquí podremos acceder a la tienda online (no olvidemos que es un juego de móvil free to play), ver trasfondo de personajes, y recoger recompensas y ver encargos. También es el punto en el que elegir qué canción tocar. Como muchos otros títulos de ritmo, conseguir más punto cuantas más notas acertemos, pero lo curioso de DEEMO II es su disposición, que refleja con bastante acierto al de un piano.

Al poner el móvil en horizontal, las notas van descendiendo hasta una línea que marca el momento de acertarla. No tiene mucha variedad de tipo de notas, pero lo palía con muchos tipos de interconexiones. Las notas siempre siguen el ritmo del piano, o en muy pocas ocasiones la de la melodía general, pero incluso cuando la presencia del piano es solo un acompañamiento, siempre haremos de pianista. Sin duda un rasgo distintivo.

Tan solo, que es mejor jugarlo en tablet para que se sienta más un teclado. Por ejemplo, en mi móvil de aproximadamente 13 cm de alto, puedo sacar partido a cuatro dedos, índice y corazón. Sin embargo, en una pantalla mediana hay más anchura para mover dedos e incluso la mano, un requisito casi indispensable para los niveles difíciles, que piden hasta entrecruzar dedos. Pese a todo, está bastante bien optimizado para cualquier pantalla táctil. ¿Quién sabe? Igual vemos en el futuro una versión para Nintendo Switch.

Los pianos y sus variantes son instrumentos »de cuerda» de lo más versátiles. Puedes encontrar los típicos pianos de cola en música clásica, teclados en pop-rock, sintetizadores en electro. Pues Rayark aprovecha esta característica para traer una enorme cantidad de canciones muy variadas. En la historia predomina el piano de cola para alzar el tono melancólico de su mundo, pero toca muchos más géneros con las colaboraciones de muchísimos artistas japoneses y coreanos. Y con esto entramos a las entrañas de DEEMO II: su sistema de micropagos y servicio.

La progresión está firmemente anclada a un sistema que recompensa la conexión diaria longeva. Hay muchos items de por medio que sirven para desbloquear contenido, otros a acceder a eventos temporales, y también los hay que aligeran el paso del tiempo. En este caso, un Radiance permite tocar una canción y el máximo son 10, y uno se recarga de forma natural a las dos horas… ¿Veis por dónde voy? No es algo nuevo en este tipo de juegos, muchos otros títulos de móvil juegan con su progresión y recompensas para enganchar más fácilmente a los usuarios. Sin embargo, la experiencia de usuario de DEEMO II no va tanto a cortar el progreso, sino a animar a comprar los packs de canciones (un clásico de Rayark por lo que he podido ver).

Un lugar ¿acogedor?

Para avanzar en la historia tenemos que avanzar porcentajes de reparación. Una vez llegado al 100% salta una nueva cinemática. O sea, es obligatorio tocar canciones, pero la trampa cae en que cada vez el porcentaje que ganemos tras una canción sea paulatinamente menor. Las canciones gratuitas serán siempre las mismas y, bueno, cansa.

Sí, se pueden buscar partituras por el mundo para tener una canción nueva, jugar los eventos, y también es cierto que el porcentaje seguirá subiendo poco a poco solo por tiempo. Pero igualmente, la vertiente puramente gratuita es una fuente de repeticiones hasta que salta una nueva cinemática… solo para encontrar que es algo de relleno y tener que volver a llenar otro 100% porque el condenado gato se ha quedado atrapado.

Aunque el último punto haya tenido un tono amargo, debo decir que la historia de DEEMO II me llama mucho, desde su trasfondo y hasta los mitos con los que juega. Si bien solo tiene textos en inglés, chino, coreano y japonés. Pero de verdad es una pena que pida demasiada paciencia a sus usuarios para seguir el viaje de Echo y Deemo.

El ajuste de velocidad de las notas y los tres niveles de dificultad hacen maravillas para que cada jugador tenga un hueco. Además, no puedes «perder» en una canción. Sacarás mayor o menor puntuación final, pero eso es todo.

Es un título de ritmo musical muy pautado, todo bajo un clarísimo molde de juego como servicio al que se le ha sobrescrito una historia de misterio interesante. Está bajo demasiadas capas de relleno que se notan que están por hacer algo de bulto, para caer en la tentación de pillarse los packs musicales. Y, sin embargo, es un poco precisamente lo que buscaba en un juego de móvil.

No lo recomendaría a quienes se centren en la historia, sino más bien para echar ratos muertos en el sofá, y como secundario descubrir un mundo de fantasía chulo, cargado de sentimientos y con una banda sonora increíble sobre la que se yergue.

DEEMO II

Puntuación Final - 6.5

6.5

Interesante

Rebosa encanto y melancolía en todos los sentidos. Se deja llevar demasiado por su propio sistema de juego, pero no hay duda que su “pianoplay” está perfectamente calculado y dispone de una gran variedad de canciones de artistas asiáticos incluso en su versión free to play.

User Rating: Be the first one !

Daniel "Fullbull" Rubio

No me pidas mucho para los textos, que solo hice el bachiller de ciencias. En esta vida me gustan tres cosas: cerebro, videojuegos y carlinos.
Apoya el contenido de NaviGames con tus compras en Amazon
Botón volver arriba
X